SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

viernes, 16 de abril de 2010

Madre nuestra que estás en la Tierra e Istarú

Admiro la poesía de Ana Istarú. Y su prosa. Me encanta leerla en Proa (La Nación), la exquisitez con que conjuga su escritura, rica en contenido e imágenes con su capacidad de convicción. Ana Istarú es semidiosa con lo que escribe (mínimo). Sin embargo, no hay manera que yo le tome el pulso a su teatro. Me acaba de pasar con Madre nuestra que estás en la Tierra, dirigida con alguna certeza por María Bonilla, hasta donde ella pudo, para tratar de volver atractivo el texto de Istarú a los ojos y a la inteligencia del espectador. Fui a ver la obra el fin de semana. El texto, más bien intimista, fue tragado por el espacio tan abierto del escenario de la nueva sala del Teatro Universitario (UCR) y por su mala acústica. Las actuaciones se quedaron en la piel de los personajes, sin adentrarse en ellos: eran actuaciones postizas. Es obra de juventud de Ana Istarú, si no la reescribe, es mejor guardarla. wílliam venegas

14 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sigo sintiéndome mal, no voy al teatro, es muy lento, tengo una deuda conmigo mismo de no esforzarme por ir a disfrutar a las salas de teatro en San José.

Istarú es muy buena, habrá que ver que tal es puesta en escena, al final hay muchos que hacen teatros de sus propias vidas jaja y de fijo los conocemos.
Saludos y primero es increíble.

Luissiana Opina dijo...

Ya entré a este blog, pinta bien, apenas comienza, el link es

www.luissianaopina.blogspot.com

Es espacio para joder o decir disparates

Dé clic en el nombre en azul de "Luissiana opina" aquí

Alexánder Obando dijo...

De Ana Istarú no he visto una sola puesta en escena, pero sí he disfrutado mucho de sus comedias "Hombres en escabeche" y "Baby Boom en el paraíso" ambras publicadas por la ECR. Como lector de teatro (más que asistente a salas) siempre he disfrutado de un texto bien escrito y debo admitir que estas dos obras de Ana me gustaron mucho. Ligeras, sin ser supérfluas; cómicas sin caer en el humor per se; y sobre todo un bello mosaico de la vida de las mujeres como novias y como madres. No tienen la altura de una tragedia de Anouilh, pero tampoco pretenden serlo.

Quizás lo que sucede con esta pieza en mención es precisamente eso, que es una pieza de juventud, y puede que no dé para más.

roncahuita dijo...

Durante mucho tiempo asistí a puestas en escena de María Bonilla. Pero un día dejé de hacerlo,porque,siempre me encontraba con el hecho de que a la directora se le hacía tarea difícil trasladar las ideas a acciones dramáticas concretas en el escenario.
Entonces, me encontraba con un programa de mano que me explicaba lo que ella quiso llevar a escena, pero no lo encontraba por ninguna parte en la escenificación.
Admiro sin embargo,el conocimiento y la información que Bonilla posee.Me convence como teórica. Nada más.
Me permito un comentario algo irónico: siempre ha sido mejor lo que escribe en el programa de mano que lo que lleva a escena.
Por Ana Istarú siento un gran respeto como persona, escritora y actriz.

wílliam venegas dijo...

Roy: en el teatro El Triciclo hay dos puestas interesantes.
Luissiana: ahí puse el link.
Alexánder: creo que su justificación es la acertada.
Roncahuita: si usted, a como ronca huita, genial.

Juan Carlos, Gato dijo...

Simplemente haciendo un CLIC en :
http://gatoentexas.blogspot.com/2010/04/poema-instantes.html

o clic en nombre "Juan Carlos", aquí en azul.

Abrazos: Juan Carlos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Idiay jaja a mi me invitaron y nada se pierde con escribir lo que uno siente, donde habré dejado mi lirica, o sería que jamás la tuve jaja. Que duro eres, yo sabía que me ibas a despedazar con tu critica fina, y duele mucho, ahora andaré por ahí como alma en pena, entre islas y castillos, tratando de digerir esa critica que ha roto mi poesía como jarrón en mil pedazos.

Deberíamos escribir una obra de teatro intentando ver quién es Hannibal jaja, quitarle la máscara, mandarlo a la IslaPresidencial (mi nuevo post) al rato aprende algo de política y del poder, y porque no decirlo, se le olvide andar ahí con la armadura a cuestas soñando con su dama escondida, en la de menos se encuentra al peor demonio por ahí escondido jajaj.

Aún siento tu critica y yo me anime a ser despedazado, ahora te toca a ti ja.

¿Por cierto será esta la isla de la que Hannibal hablaba?

Saludos

Gizela dijo...

Yo la llamaría diosa, por lo que escribe y transmite...
Un abrazo
Gizz

MAR dijo...

Podrías compatir su poesia
?
Cariños para ti y un bello día.
mar

Juan Carlos dijo...

Hola William !

Es un gusto tenerte como amigo. Ya me hize también seguidor de tu blog. Felicitaciones por tus posts !

Un abrazote desde Texas: "Gato"

Casandra, hija de Príamo dijo...

La verdad es que yo prefiero la vieja sala del Teatro de Bellas Artes en cuanto se me ofrece más acogedora y con mejor acústica, que Will señala como deficiente en la nueva sala en su comentario. Es más lindo ir al teatro en Bella Artes que ahí en la sala nueva, pegada a la calle de San Pedro de Motes de Oca. ¿Nadie me hace caso?

roncahuita dijo...

Don William: lamentablemente solo ronco. Claro, me gustaría huitar. Pero únicamente soy un asiduo espectador de teatro y de cine. En el teatro en particular, me gusta poner en duda ciertas "verdades" que se suelen aceptar como incuestionables.Y ya que "La huella del ojo " me da la oportunidad,pues la aprovecho.

wílliam venegas dijo...

Roy: de una isla a un castillo, cuál es la diferencia.
Gizela: tiene usted razón en lo de diosa, es adorable, ¿verdad?
Mar: mi poesía, ¿mi poesía, dices? Si ni a mí me gusta.
Juan Carlos: ¡qué bueno!
Casandra: la verdad, creo que tiene usted razón, es más acogedora la sala dentro del campus.
Roncahuita: entonces... si usted a como huita, ronca... es ronquido volcánico.

Tìa Antonia dijo...

A comienzos de junio estrenaremos "Madre nuestra que estás en la tierra", en Buenos Aires. El director ya ha dirigido hace unos años "Baby Boom en el paraíso" y ha adaptado el texto a nuestro castellano local, sin bastardearlo.
Todas las actrices somos de Buenos Aires. Esperamos que la experiencia sea positiva para el público.