SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

miércoles, 21 de abril de 2010

No neguemos sonrisas a nadie: La dulce vida

El título puede ser engañoso, si se piensa que el filme inglés La dulce vida (2008) tiene que ver con el clásico del italiano Federico Fellini: La dolce vita (1960). La dulce vida viene de la mano del gran cineasta británico: Mike Leigh.
La dulce vida ofrece la la historia de Pauline Cross, a quien llaman Poppy, encarnada de manera contagiosa por Sally Hawkins. Ella es una joven maestra de primaria, con afable sensibilidad para con los niños, mujer para quien la vida es ejercicio de la alegría solidaria. Poppy es divertida y generosa. Ella está vacunada contra la amargura, en una sociedad donde dominan el egoísmo, los traumas, los enojos y las discriminaciones. Poppy viste como vive y vive como viste, y el filme se deleita al mostrarlo: es cine de espíritu libre que funciona como fábula sobre el derecho a  la alegría. Mike Leigh sabe contar historias con acabada puntuación y pulido manejo del lenguaje cinematográfico. Él desarrolla su intriga sin fisuras, sin acciones gratuitas y sin diálogos vacíos. Al principio sentimos que la alegría del personaje se nos viene como tromba; mas pronto el filme se nos hace creíble gracias a la espléndida Sally Hawkins. Este filme enseña a convertir la sonrisa en el pan nuestro de cada día y a compartir con los demás. Cine excelente.  No se lo pierdan.  wílliam venegas

34 comentarios:

La dulce vida dijo...

TÍTULO ORIGINAL Happy-Go-Lucky
AÑO 2008
DURACIÓN 118 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR Y GUION: Mike Leigh
MÚSICA: Gary Yershon
FOTOGRAFÍA Dick Pope
REPARTO: Sally Hawkins, Alexis Zegerman, Eddie Marsan, Andrea Riseborough, Sinéad Matthews, Sarah Niles, Eddie Marsan, Joseph Kloska, Sylvestra Le Touzel

WEB OFICIAL http://www.happy-go-lucky-movie.co.uk/

José Barriga dijo...

Mike Leigh es un gran director,su talento se propaga y esta no es la excepción. "La dulce vida" es el grito a la felicidad, el canto a la alegría y la vida, no estamos ante la mejor película de este director pero si ante una alternativa diferente de su cine y créanme es grandioso. Me confieso, adoro las películas que nos hacen felices pero también adoro que la felicidad que nos expone el film este respaldado con un verídico guión.

Liorah dijo...

La valentía de ser feliz.
La dulce vida.
Una película sencilla, poco ambiciosa pero...que te hace feliz, te muestra como la felicidad es una actitud y no hay que tener miedo a tomarla.

Lorena dijo...

En fín, "La dulce vida" podría haber sido mucho mejor, pero se agradece que salgan filmess sobre la felicidad, sean como sean, como "La dulce vida".

Senda dijo...

El personaje de "La dulce vida" (Poppy) es un personaje entrañable y gratificante, no solo por sus dosis de alegría, sino por ser un ejemplo de personaje optimista, íntegro y paciente, valores absolutamente necesarios para una realidad tan hostil como la que tenemos (hoy).

Malena dijo...

Mi querido William: Creo que me debes de confundir con otra persona pues creo recordar que no he entrado a comentar nunca en un blog de cine. No por nada en especial sino porque no he tenido la oportunidad pero ha sido un placer recibirte y venir a leerte.

Mil besos y mil rosas.

gerardo omaña dijo...

Apreciado Willian, solo agradecerte el seguimiento en el TORNEO CABALLEROS DE LA DAMA DE CRISTAL.
Los comentarios sin duda alimentan el ánimo de nosotros los blogueros.

Recibe un gran abrazo en tu alma.
CABALLERO DEL CREPÚSCULO

roxana dijo...

CIERTAMENTE LA SONRISA Y LA RISA DEBERIA SER EL PAN NUESTRO MAS SEGUIDO. TRATARE DE ENCONTRARAL EN VIDEOS.
ABRAZO

Alimontero dijo...

....la felicidad reside dentro de uno mismo, y películas como estas lo confirman.
Como dice José Barriga, "es el grito a la felicidad, el canto a la alegría y la vida"....ese encanto que siento, tenemos que ponerle nosotros a la vida!

Gracias, y que tengas un excelente día! ;-)

Ali

Luissiana Naranjo dijo...

Al fin algo que he visto!!disfruté verla porque la felicidad siempre tiene una leve conexión con la ingenuidad y Poppy se mira así para hacernos creer que aún vale recrear alegrías en un sistema donde todo parece mentira y falso. Su lucha por seguir caminando -a pesar de todo- y con optimismo es buena vereda para seguir...
saludos

Asterión dijo...

Leigh es un director de gran calidad. Dentro del cine anglosajón, británico en este caso, logra historias contenidas, donde el melodrama no se vuelve necesariamente cursi y la alegría brota con calidez.

Este aún tengo que verla.

Saludos

Hattori Hanzo dijo...

William, usted debería aprender un poco a ser feliz y a no querer sacarle canas verdes a la gente, siga el ejemplo de la poppy esa.

Casandra, hija de Príamo dijo...

Will, gracias por el piropo que has dejado en mi blog y por ayudarme a calentar el tema de la minería abierta. Entiendo que tú debas hablar de cine aquí y de asuntos semejantes, pero en mi blog te puedes dar gusto con la política.

Will, Yo sé que sos persona muy feliz por años de conocerte y quien se pierde es Hatori Hanzo a quien no tengo el gusto e invito a mi blog.

Casandra, hija de Príamo dijo...

Will, ya puse el tema de tu amigo de izquierdas en la juventud, ¿te acuerdas en la ucr?, el Tinoco Federico que fue sancionado por acosar mujeres en la Asamblea. Te invito a opinar.

Poetiza dijo...

Paso a dejar saludos sonrientes y un beso. Cuidate.

Mariola dijo...

William, ésta me la apunto, debe ser diferente, parece que me gustará por lo que habéis escrito. No sé cuántas llevo ya apuntadas!! jeje

Besito

Gizela dijo...

Intentaré encontrarla y verla.
Es bien alentador,ver películas que nos demuestren, en imágenes y mensaje, lo importante de la alegría, lo sanador del compartir.
Besossss y lindo día

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que difícil no la he visto, como cuesta que los caminos cinéfilos de don William sean tan diametralmente opuestos a los míos, y nunca hay un punto de inflexión donde encontrarnos.

Jajaj solo falta que me contagiara de la isla de nuestro estimado y por eso me siento algo solitario por estos lares, y no concordamos con las películas.

Pero la buscare y la encontrare a ver qué pasa.

Sabes la Dolce Vida me encanta jajaj,.
Saludos.

©hannibal dijo...

Roy, yo no contagio a nadie de eso estoy seguro. La gente es "feliz" a su manera y les gusta defenderlo no importa con qué argumentos, aunque no sepan de que hablan.

Yo tengo una amiga como la poppy y de cariño le llamo "bombeta" ella si que no se preocupa por nada. Pero cuando le vienen "las depres" hay que agarrarse duro. Disfruto mucho estando con ella, me hace reir bastante.

Otra cosa, ando con la frente quemada. Para lo normal de las marchas de este país, la de hoy estuvo aceptable, que gracias a los muchachos de la UCR algo de gente llegó.
A luissiana no la vi, pero le digo, no me quedé con las ganas de gritar. jajaja.

Saludos
hannibal

Amie dijo...

Te prometo que lo buscaré en video ;). Pero si de algo estoy segura , es de que la vida es maravillosa , no hace falta ver una pelicula para percibirlo a cada minuto de mi vida.

PD. gracias por la recomendacion ;)

besos entre peliculas y sonrisas

Muñeca dijo...

Pierda cuidado que no voy a dejar de escribir, pero no lo hago muy seguido por tema de tiempos.
Gracias ! :)

Carla dijo...

Gracias por la recomendación. Parece una muy buena pelicula.

Xiomara Beatriz dijo...

Un placer recibir tu vista …me tomare el tiempo que mereces en venir a leerte con atención …quería darte las gracias y tienes razón no sé si es poesía …supongo que no la académica …lo cierto es que es simplemente lo que declama mi corazón…besos

wílliam venegas dijo...

¡Me agarro Petra con calentura! Voy contestando a mis amigos y amigas:

José: su comentario es de barriga llena.
Liorah, Lorena y Senda: sus comentarios recogen el sentir de la película; los tema de Filmaffinity, por eso.
Malena: usted me produce una sensación de vivir lo vivido.
Gerardo: con mucho gusto, pero creo que ese torneo ya no tiene razón de ser.
Roxana: ojalá encuentres la peli, inglesa, del 2008, debe estar.
Ali: gracias por venir.
Luissiana: sos mi amiga imprescindible en el blog, aunque estemos con deudas.
Asterión: qué bueno saber de usted de nuevo.
Hatori: como la Poppy es difícil; trataré.
Casandra: gracias por defenderme: dejé mensaje importante en su blog.
Poetiza: gracias por sus saludos sonrientes o sonrisas saluderas.
Mariola: ¡la extrañaba!
Gizela: ojalá la encuentres.
Roy: siga, pues, con su dulce vida.
Hannibal: ¿cómo que no viste a Luissiana? Ella es imperdible.
Amie: pero la película lo hace pasar a uno un buen rato.
Muñeca: ¡gracias!
Carla: ¡qué bueno volver a saber de usted!
Xiomara: ¿qué es lo académico en este caso? Sigue...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

©hannibal:
Yo no le veo nada malo a sentirse solo, yo lo experimento a menudo y eso no me hace infeliz, al contrario veces el silencio y la soledad son excelentes consejeras.

Pero hombre si me contagias con algo es porque me llego profundo tu poema, al grado que al final de uno de mis post use una frase genial del ese poema.

Como te quedo la cara con forma de máscara jaja son bromas, pues yo no te vi en la marcha que fallo en verdad.
Saludos

©hannibal dijo...

Según el diagrama de Gauss de algunos especialistas la poppy no es normal, pero me digo yo ¿A quién le importa el diagrama de Gauss?... Que viva la poppy!!!...

Ufff.. me siento culpable al no encontrarla. La busqué, pero su bella sonrisa se me perdió entre tanta gente.

Tengo casi que un mes de no saber nada de la dama de cristal, si sabes algo me avisas.

Saludos
hannibal

wílliam venegas dijo...

Roy
Aníbal
Creo que debemos superar la etapa de la isla y la del castillo, a ver qué encontramos para la "joda". Aníbal, ya está bueno lo de la dama de cristal, que de cristal tiene poco, no seamos tontos. Si sé algo no te lo voy a decir, pero espero no saber nada. En serio.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

©hannibal:
De Gauss solo conozco la campa de Gauss con una aérea de 1 bajo su diagrama jaja y es una de las integrales más difíciles de hacer.

Mira hace rato que William le pego una pedrada a tu dama de cristal y la rompió en mil pedazos, o porque crees que no la encuentras jaja.

Es más William ya esta buscándola sustituir a esa dama de cristal por Giz y llevarla a tu isla, así que ponete vivo.
Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

wílliam Venegas:
No me enredes jaja yo no tengo traumas con isla ni con damas de cristal jaja, así que ahora Rudolf (Hannibal) anda con la nariz quemada con cremita rosa y todo jaja.
Saludos

©hannibal dijo...

Algo pasó y no me he dado cuenta. Estoy detrás del palo.

Luego, no tengo paradigma aún. así que ando en tierras movedizas que tarde o temprano si no me cuido me van hacer hundir.

Y veré lo de Sala Garbo, quiero saber que es lo que pasa.

Saludos
hannibal

©hannibal dijo...

Otra cosa, la que no encontré (a la bella sonrisa) me refería a Luissiana.

Luego, Roy... de eso se trata la poesía, pero espero que tenga claro que yo no escribo sobre mi vida particular. Soy una persona normal según el diagrama de Gauss. Y soy lo suficientemente capaz como para manejar a un personaje como hannibal. Pero pensé que eso ya lo tenían claro.

Y no vi a Roy tampoco en la manifestación. Yo iba en la punta de la manifestación quizá a unos 20 metros del frente. Y nadie me vio, será por que nadie sabe quien es hannibal. Muchachos, los veo bastante mal.

Creo que los blogs los han vuelto locos a ambos. ¿Qué les pasa?

wílliam venegas dijo...

Bueno, gente amiga,
Roy
Aníbal
Pasemos a la nueva entrada o post. Ya Roy entró.

mlmc2038 dijo...

William, la acabo de ver. Me costó un poco encontrarla, pero la conseguí. Acá un poco a la carrera resumo que el personaje de Poppy (Sally Hawkins) es tan divertido y excéntrico como el Roberto Benigni de "La Vida es Bella" y el que se ve en las películas de Jim Jarmusch.

Su sola presencia me bastaba para destornillarme de la risa. Su relación con los otros personajes (tan opuestos y diferentes) dan un contraste, que pese al drama existente resulta bastante cómico. En ciertas partes me vi algo reflejado con algunos de esos personajes con los que se rodea Poppy, por lo que esta película resulta una gran terapia. La vería de nuevo con todo gusto.

Mil gracias por la recomendación.

Ronald Díaz V. dijo...

Un poco tarde, pero no quiero perderme la oportunidad de coincidir con Wílliam de que esta película hay que verla. Una, dos, no sé, cuando la felicidad se nos aleje. La Poppy maravillosa, el personaje y la actriz. Su alegría contagiosa. Tan feliz es que recibe la reprimenda de su instructor de manejo: "¡Compórtate como un adulto!". Sí, los "grown-ups" de El Principito. Decididamente extraños, con sus complejos y odios. Con la represión a cuestas. Niños al fin en busca de amor y comprensión. Sin buenos ni malos, La dulce vida es un canto a la libertad perdida entre los barrotes impuestos de nuestra sociedad.