SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

lunes, 15 de noviembre de 2010

Rompiendo Códigos: la vida pasa por el escenario

ROMPIENDO
CÓDIGOS
Fabián Sales se atreve con una puesta en escena más bien reposada de un texto dialéctico, controversial y trasgresor desde su contenido. Sales no se inventa despropósitos ni ocurrencias y –con su buen trabajo como director de la obra teatral Rompiendo códigos– hace que en lo uniforme se encuentre la belleza, que en lo previsible surja la sorpresa y que en lo común tengamos el grito solidario del teatro. La obra fue escrita por el inglés Hugh Whitemore sobre la vida de Alan Turing y de sus aportes –desde su inteligencia natural– para el desarrollo de la inteligencia artificial, además de un texto sobre la intolerancia carroñera que vio a Turing como un enfermo por ser homosexual. Con logros escénicos importantes y magnífico diseño de luces, se mantiene la fuerza del contenido y los actores se pulen con sus personajes, sobre todo Marco Martín, intenso, soberbio, fino, dueño del detalle y de la gran expresión monologada. Su mejor respaldo es Rodrigo Durán Bunster y, a más distancia, lo son Amadeo Cordero y Eugenia Chaverri; a más: Lenín Vargas y Rebeca Alemán. Es teatro con vida, porque la vida corre por el escenario. No se lo pierdan(wílliam venegas)

39 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

FICHA TÉCNICA:

Rompiendo códigos
de Hugh Whitemore

Grupo: La Carne Teatro
Elenco: Marco Martín, Lenín Vargas, Amadeo Cordero, Rodrigo Durán Bunster, Rebeca Alemán, Eugenia Chaverri
Música: Carlos Escalante Macaya
Ambientación: Carlos Ureña
Luces y dirección: Fabián Sales

En el Teatro 1887, Cenac, San José

Melvin entrevista a Marco dijo...

Alan Turing atrapó a Marco Martín,
Marco Martín, a sus 47 años, asume un papel que literalmente lo hace sudar la gota gorda en el Teatro 1887: el del matemático y filósofo inglés Alan Turing, personaje protagónico del drama Rompiendo códigos, estrenada el 4 de noviembre bajo la dirección de Fabián Sales y con el grupo La Carne Teatro.

Entrevista del periodista Melvin Molina a Marco Martín. Véala completa en:
http://www.nacion.com/2010-11-14/Entretenimiento/NotasSecundarias/Entretenimiento2584629.aspx

o en las letras azules de:
Melvin entrevista a Marco

Roncahuita dijo...

Me alegran los conceptos que usted, don William, vierte sobre Marco Martín y compañeros de "Rompiendo códigos"
A Marco lo conocí hace muchos años y él como muchos otros actores y actrices egresados del TNT, hicieron sus primeras armas escénicas en el antiguo Teatro Chaplin, que yo dirigía.
No conozco el texto.Pero siempre es bueno saber que un crítico destaca el valor de una puesta en escena. Trataré de verlos. Mientras tanto, mis saludos para todos ellos y mis mejores deseos. De un elenco como ése, solo pueden salir buenas cosas.

Eduardo Zúñiga

Alimontero dijo...

Un gusto pasar por aquí y enterarme de lo que acontece por tus tierras....
Además recibes muy buenos aportes, felicidades William!!

Cariños y buena semana tengas!

Ali

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Sigo con mi MEA CULPA de no ir al teatro ahhhhhhhhhhhh.

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Aunque conozco a Marco Martin y no me gusta como actor jaja.

Saludos

Oréadas dijo...

William, de nuevo paseando por tu espacio.
Un beso

Leo Perucci dijo...

marco martin es un excelente actor, tuve la oportunidad de dirigirlo en "El concierto de san ovidio" y su composición de personaje fue una de las mejores, felicidades porque se lo merece...

Aurelia Valentina Dobles dijo...

‎"Rompiendo códigos", un montaje soberbio: refinada obra sobre el periplo de un ser excepcional humillado por la sociedad, con actuaciones de nivel mundial (Marco Martín i-m-p-r-e-s-i-o-n-a-n-t-e, Eugenia Chaverri da una lección de verdad escénica que te deja carne de gallina), todos los demás magníficos, bajo la dirección decantadísima de Fabián Sales: le da redondez de obra de arte al conjunto.
(tomado de Facebook, enlace con letras azules en nombre de Aurelia)

Wílliam Venegas dijo...

La actriz Andrea Oriza escribió un comentario en su FB donde defiende la puesta [contra-pirandeliana]en la cual ella trabaja. Puse su comentario en este blog en los comentarios a "Seis personajes en busca de autor".
Indiqué que me parece poco inteligente de parte de ella (y de cualquier artista) andar defendiendo su trabajo. Eso produjo una reacción del director Juan Fernando Cerdas en el mismo FB que traigo acá para enriquecer la pluralidad de textos en este blog. Queda a continuación.

Juan Fernando Cerdas Albertazzi dijo...

William, te pasaste de pedante con eso de decir que Andrea dejó de ser inteligente porque no coincide con tu criterio. Ese aire de Juez Supremo que tiene que adoptar el tipo de crítico que has decidido ser, un juez normativo que juzga desde las leyes de su gusto personal, no le sirve a nadie más que a su propio ego. ¡Si hasta las categorías de análisis que usa la crítica local son de diletante: "...intenso, soberbio, fino, dueño del detalle", "actúa de manera afinada"! Frases vacías y altisonantes como una maraca. Nada aportan al medio teatral, sino sólo la alabanza o descalificación de los trabajos de otro. Nunca pueden descubrir algo potencialmente novedoso, aunque aún no concretado, que no caiga en su acostumbrado menú de preferencias. ¿Y es que alguien cree que algún profesional del teatro alguna vez corre a leer las críticas para ver cómo podría mejorar su trabajo? ¡Las críticas ni siquiera inciden en el flujo de público! Exigentes somos todos, y no "cuando hay que serlo", sino siempre, y si algo deja indefectiblemente insatisfecho a todo el mundo, es la crítica teatral en este país, ya sean alabanzas o vituperios, que nada más que blanco y negro ven. Bajate del trono de juez y preguntale a cualquiera.

Wílliam Venegas dijo...

Como ven, Juan Fernando precisamente utiliza –para cuestionar o desautorizar mis críticas- expresiones dichas aquí sobre el trabajo de Marco Martín.

Wílliam Venegas dijo...

Dice Juan Fernando:
¿Y es que alguien cree que algún profesional del teatro alguna vez corre a leer las críticas para ver cómo podría mejorar su trabajo? ¡Las críticas ni siquiera inciden en el flujo de público!
Si eso piensa Juanfer, diay, no veo razón para su malestar.

Les cuento algo: cuando se monta una obra, sus encargados casi siempre quieren que los visite un crítico (aunque sea wílliam venegas); luego, si la crítica les es adversa, vienen las reacciones en contra del crítico. Por ejemplo, sobre Andrés Sáenz, en alguna ocasión, recogieron firmas de gente de teatro para pedir que lo despidieran de La Nación. Dicha solicitud no les fue aceptada.

Mercedes Ridocci dijo...

No he visto esta obra de teatro y por tanto no tengo criterio, sin embargo me ha llamado la atención algunas de las palabras de Juan Fernando.
Pienso que en general los críticos sois muy extremistas, o ensalzáis o machacáis.
Mi pregunta es ¿por que?

Un abrazo

Roncahuita dijo...

GENERACIÓN REBELDE

Ottón Solís
ISLA CALERO: "LAS FRONTERAS DE LA RAZÓN"

Opinión: publicamos una carta de don Ottón Solís enviada a nuestro buzón de correo electrónico.

http://generacionrebelde-roncahuita.blogspot.com/

Roncahuita dijo...

LA PLAGA

"Recurso contra el Himno Nacional: en el límite del ultrafeminismo"

http://laplaga-roncahuita.blogspot.com/

Melvin Molina dijo...

William

Es una lástima que esta entrada de Rompiendo códigos sea usada para seguir el debate por los 6 personajes en busca de autor.

De esta puesta hay muchos aportes positivos que ofrecer, usted señaló varios.

Es de esas obras que uno ve y quiere volver a ver.

PD: no sea tan buscapleitos

MaLena Ezcurra dijo...

Es un placer para los sentidos enterarme de lo que sucede en el arte a través de tu mirada.


Van abrazos.


M.

Pericles está Loco dijo...

¡Qué maneras, Gui, Guí! Esta crítica es una prueba más de que S O S un criticón de primera con doble sentido: de primero en la fila de los criticones y de primera calidad -¿De cuándo aca, yo, tan soplamocos?-. Porque ACE un tiempo le voláste lima parejo y tieso a FABIAN -porque se lo mereCIA-, por aquella obra: ufff; y ahora lo alabás, lo halagás: ufff de nuevo. Clarinete, oorque no estás en contra de una persona sino de un mal trabajo y aquel fue gacho y este, está suuu-per bueee-no, macho! ¿Qués la ara, Gui, Guilliam, que mestá dando por salvarte la tanda?

María dijo...

Ha sido un placer encontrar un comentario suyo en mi pequeño rincón.
Repaso sus comentarios y críticas y me extasio al encontrar el conocimiento que me rodea en este lugar.
Es un placer leerle, en todos los sentidos.

Roncahuita dijo...

CINEARTE
Nuevo enlace.
Un clásico latinoamericano:

"LA PASIÓN SEGÚN BERENICE"

http://cinearte-roncahuita.blogspot.com/

Centro Cultural España/Costa Rica dijo...

Ciclo de cine documental da paso a Cuba,
El ciclo de cine documental “En clave AfroCaribe” continúa este lunes 22 de noviembre en el Farolito, con la representación de Cuba. Los documentales invitados serán: Huellas (23 minutos) y El Changüí (26 minutos), ambos realizados por el director Roberto Román González.
ENTRADA GRATUITA. 7 p. m.

Bondage / SIN TELÓN dijo...

El miércoles 24 de noviembre, a las 7:00 p.m. el Centro Cultural de España presentará el último montaje ganador para el año 2010 del programa “Sin telón-Produciendo montajes”; el cual beca propuestas artísticas jóvenes y novedosas en el área de las artes escénicas. Se trata de “Bondage”, escrito y dirigido por Andrea del Valle, con el apoyo del artista plástico Alberto Rodriguez “Betusto” y la actuación de Andrea Gómez. “Bondage” es una producción del Centro Cultural de España y de Teatro Alrevez, que cuenta con dramaturgia costarricense y un tema de gran interés social, como es la reflexión sobre la violencia contra las mujeres.
ENTRADA GRATUITA.

CulturaCR dijo...

Rompiendo códigos: la vida pasa por el escenario

Ya está en CulturaCR la crítica completa........ clic en letras azules

"Es teatro con vida, porque la vida corre por el escenario. Este es el logro del grupo La Carne Teatro con esta ferviente labor teatral."

William Venegas, crítico de teatro, para CulturaCR

SOLEY BERNAL dijo...

Estimados amigos, los invito a disfrutar hoy y todos los miércoles a las 8:30 pm, por canal 13, del nuevo programa MAS CINE, un proyecto que me da muchísma satisfacción y espero que ustedes también lo disfruten y por supuesto me hagan llegar su comentarios.
Un abrazo
Soley B
TODOS LOS MIÉRCOLES A LAS 6:30 P.M.
POR CANAL 13

Artecine Lindora - DeleFoco dijo...

El Último Comandante se exhibirá en Arte Cine Lindora
El filme costarricense, El Último Comandante, se comenzará a exhibir en Arte Cine Lindora a partir del próximo sábado 20 de noviembre.

El largometraje se pasará, de martes a domingo en los siguientes horarios:
-Martes 3.30 - 600 y 8.30 pm
-Miercoles 3.30
-Jueves a domingo 3.30 -600 y 8.30

Andrés Sáenz (crítica en LN) dijo...

CRÍTICA de ANDRÉS SÁENZ
Frente a una cartelera teatral plagada de sainetes inconsecuentes o escenificaciones pretenciosas y estrambóticas, "Rompiendo códigos", del inglés Hugh Whitemore, pieza inspirada en hechos históricos, montada en el Teatro 1887 y dirigida por Fabián Sales con un elenco competente, ofrece al espectador 90 minutos de entretenimiento substancial.

TEXTO COMPLETO EN:
http://www.nacion.com/2010-11-18/Entretenimiento/NotasSecundarias/Entretenimiento2593483.aspx

O en el nombre de Andrés Sáenz con letras en azul... enlace directo.

Casandra, hija de Príamo dijo...

Ya van dos en que andrés y will coinciden...
pero lo mejor es que en esta crítica don andrés se pulió y ahora sí habla más de la puesta en escena...
espero que sea porque lee lo que escribo aquí con el permiso de will y de mis dioses y diosas...
gracias will
gracias andrés

Casandra, hija de Príamo dijo...

Me imagino que...
cuando andrés habla de...
escenificaciones pretenciosas y estrambóticas...
se refiere a...
"Seis personajes en busca de autor"
hahahahahahajá

Leo Perucci dijo...

¿Hasta cuándo los compañeros actores van a salir en defensa de sus trabajos cuando la pluma del crítico desaprueba su accionar? Desde el momento que nuestro trabajo se expone a la opinión publica tenemos que estar preparados para que esta reaccione a como le dé la real gana. Estas pedestres defensas solo revelan pedantería e inmadurez. Por ahí leo el comentario de una actriz descalificando las opiniones de "la gente entrada en años"…, como si ella no llevara una vieja adentro igual que todos... Curiosamente estos ataques a los críticos provienen de espectáculos que con costo alcanzaron un nivel mediocre por la inoperancia de sus directores. Bien harían estos en perfeccionar su oficio, ser un poco más humildes y respetar un poco más a los destinatarios de nuestro oficio: el público..., eso señores hace mucho tiempo Ernesto Guevara definió como "calidad".

Wílliam Venegas dijo...

Creo que lo grave de la descalificación que hace la actriz Andrea Oriza de los adultos mayores es desconocer que la inteligencia es conocimiento acumulado, que la capacidad de análisis se enriquece con el tiempo, solo los genios no necesitan del tiempo y de los años para mejorar en criterios y percepciones, en inteligencia, pues.
Andrea, sigo pensando, es buena actriz, ojalá no se le estén yendo los humos a la cabeza en su proceso de crecimiento como actriz o le estén llenando la cabeza de prejuicios sin razón.

Warren Lee dijo...

Yl opino igual que el señor Leonardo Perucci, William. Y agrego que no me sorprende, dado nuestro patético Individualismo Tico, que en los asuntos serios, que afectan a los actores, malos, regulares y buenos, como la carencias de Seguros, de Pólizas y otras garantías laborales, ahí si no se apoyan. Està el caso actual de una excelente actríz que está inmersa en un lío, por una demanda laboral que interpuso muy justamente, por la que le han dado la espalda los que organizas las tablas por un lado, y, por otro, ni las actrices ni los actores la han apoyado como Dios manda -creáse o no en él-. Pero, ante trabajos lamentables, que no tienen excusa, ahí si abundan los apoyos tapandose los ojos, porque solamente así se puede apoyar lo que apoyar quieren... O aplican un "amiguismo" mal aplicado porque un buen amigo orienta, no tapa y engaña y por lo tanto ante esos casos se aplica el que, con amigos asiii... O traen a la palestra el pobrecitico. Y, pobrecitico el que engañado vive...o subsiste, más bien. Bueno, saludos, William. Lo anterior es simple crítica constructiva. Amén...

Wílliam Venegas dijo...

En anterior ocasión, Andrea me acusó de xenófobo, solo porque dije que el director chileno Albornoz no pega una en Costa Rica y que aquí hay mejores directores que él. Fue con la puesta en escena anterior de Albornoz, antes de esta.

Oryza dijo...

Tengo que defenderme. William Venegas ha puesto mis comentarios en su blog sin mi permiso y manipulando las cosas. Yo nunca salí cuestionando su crítica, simplemente reaccioné ente la impertinencia de haberse metido a mi perfil para decirle a mis amigos, que aún no han visto la obra, que no valía a pena ir porque estaba muy mala. Yo respeto todas las críticas, pero el teatro sin público no existe, por eso defenderé siempre que la gente vaya a ver mi trabajo y tenga su propia opinión. Desde el inicio de mi carrera he buscado la manera de aprender del conocimiento la gente mayor, que es un tesoro cuando la comparten con los jóvenes. Pero por eso mismo he compobado que no siempre tienen la verdad, nadie la tiene. Y me parece aburridísimo cuando utilizan sus años para decir "Noli me tangere" Yo nunca discriminé a los viejos en mi comentario, sólo expresé un dato real: Por alguna razón he comprobado que la obra en que estoy le ha gustado a más cantidad de jóvenes que a los mayores. Eso no es defender su calidad artística!! ¿Dónde William?
Y, sí don Leo, la vieja que llevo dentro espero tener la oportunidad de verla sonreír en el espejo de un camerino, si la vida me lo permite. Mis respetos a su trayectoria y a su trabajo teatral.
Andrea Oryza

Wílliam Venegas dijo...

A ver, Andrea, joven Oriza, solo esta vez le voy a contestar:
1- Lo que está en las redes sociales no es privado, eso deben entenderlo todos los que tengan FB (como usted) o un blog (como yo). No hay necesidad de permisos.
2- Cité la fuente, eso sí. Siempre indiqué que los comentarios venían de su FB (lo hice aquí y en su FB).
3- De manipular, nada. Lo escrito, escrito fue. De impertinencia tampoco. Mi estilo es directo, si quiere duro, nada más.
4- Ningún artista, ninguno, debe defender su trabajo, tal vez algún día lo entiendas. El artista expone y listo: lo que venga.
5- No es cierto que la verdad es subjetiva, por eso es importante el debate, como aproximación a la verdad. A mayor conocimiento, análisis y cultura es más fácil discernir sobre el arte. Que cada quien crea tener "una verdad" no quiere decir que alguien no tenga la verdad. Su pragmatismo, Andrea, es contrario al conocimiento exacto.
6- Nada de inocencias fingidas, dice que usted expresó un dato real (¿cómo lo comprobó?) sobre los adultos mayores y su nula comprensión de la puesta en escena. Si los críticos de teatro en Costa Rica somos adultos mayores, ¿es tan ingenuo su comentario como lo plantea ahora? (Conste: yo aún no tengo Carné de Oro, pero si se siente bien, póngame ahí, no es problema).


Andrea, le reafirmo mi cariño y amistad, como siempre, sincera; pero distinta cuando se trata del plano profesional. Sigo creyendo en usted como actriz. Dejo mi amistad en sus manos y cierro el tema

Warren Lee dijo...

William, diay, ni me sumaron, ni me restaron pero por dicha no me dividieron ni me multiplicaron porque quiero vivir y vivir... Nunca vengo y ya no vuelvo -¡uno muy chineado!-

Wílliam Venegas dijo...

Warren, lo que usted apunta antes de su reclamo es absolutamente cierto. No se trata solo de falta de solidaridad. Es peor que eso. ¡Hay que oír las cosas que algunos histriones dicen de otros a sus espaldas!

Alb Trindade dijo...

Leo teatro, mas lo veo poquisimo,
porque no me gusta. Aun no entiendo por que.

Quiza porque es caro y porque no presenta alternativa horaria. Eso de reservar tampoco me hace gracia.

Mi locura es el cine, aunque ahora las carteleras dan grima.

Aun asi no me pierdo las criticas de teatro. Me divierten las de Andres, aprendo mucho de ellas.

Si noto que es duro con el teatro nacional y laxo con las puestas foraneas.

Quiza como un malinchismo del que ni el mismo es consciente ("sombrio", como diria Jung).

De William siempre he creido que es epigono de Andres. Lo copia no solo en el estilo critico.

Tambien se ha robado terminos "andresianos" como ese de "programa de mano", que, por cierto, es una especie de "albarda sobre aparejo".

(O: es que hay "programas de PIE, de CODO o de FEMUR" etc?).

En este ring enorme, consuetudinario, que es la vida, nos pasamos tirando ganchos y defendiendonos.

Es posible entender, entonces, que si la actriz Andrea quiere defenderse, que no se le lleve a la hoguera por eso.

Mucho de lo dicho por Juan Fernando es cierto, no veo por que haya que descalificarle su decir.

Todo en la vida es portador de ensenanza (aun la des ensenanza).

Luisa dijo...

Rompiendo códigos.
El actor principal (Marco Martín) actuó de manera excelente. Logra representar muy bien el personaje: a una persona nerviosa, que vive una situación difícil, que está sola. Con la postura del cuerpo, la expresión de la cara y el tono de la voz lo hace muy bien. El actor hasta tartamudea y tiembla.
La obra se centra en este actor pero es un gusto verlo, escucharlo.
La forma en que se aborda el tema de la homosexualidad me gusta mucho. Se representa con naturalidad una relación entre dos hombres. La expresión de alegría de Turing porque el amigo sí llegó a su casa, que le hizo una cena. Sobretodo me gustó que se besaran, me pareció tierno por parte de Turing.
Me parece acertada esta manera de representar la homosexualidad, que no recurrió a lo que por lo general se tiende a hacer, como es, destacar lo femenino de un hombre; sobretodo enfatizándolo a través del chiste.
La escena de Turing con la mamá cuando le cuenta que es homosexual y que se lo contó a la policía, es muy tierna; me sacó lágrimas. El se siente tan solo y utilizado por esa persona con la que estuvo porque le robó pero sobretodo que la sociedad, que en su país castigue con cárcel la homosexualidad. El actor hace creíble la historia.
La mamá es un papel muy bien representado. Claro las mamás.... como siempre buscando, cargándose de culpa, asumiendo que la homosexualidad del hijo es porque no le dedicó suficiente tiempo a su hijo cuando era niño.
El policía es el actor que menos me gustó pero es que él no me gusta. Lo he visto en otras obras de teatro y me paso lo mismo. Su voz no me agrada y lo siento que sus diálogos no le salen del corazón, sino que es superficial.
El tema me gusta: cómo una persona tan inteligente, que inventa una máquina la discriminan por su homosexualidad y sobretodo el castigo que le imponen que lo destruye como ser humano. Asumen que está enfermo. El medicamento le provoca cambios drásticos en su cuerpo que su decisión es suicidarse.
Es de admirar la posición que asume con su sexualidad. No la esconde. Es auténtico y cuestiona el sistema legal de su país.
Esta obra lo mantiene desde el inicio hasta el final totalmente alerta.
Me gusta el uso de los datos históricos que se proyectan en las pantallas. Lo ubican a uno pero nos permite conocer la historia en los distintos momentos, lo cual es agradable notar los cambios.
Durante toda la obra se disfruta con el personaje principal.