SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

domingo, 4 de enero de 2015

Éxodo: dioses y reyes: Ridley Scott y el bostezo bíblico

Ridley Scott vuelve a contarnos una historia que casi todos conocemos desde niños: la de Moisés enfrentado al poder de un faraón. Son dos visiones de mundo entre dos personas que se criaron juntas. Cada una se dice la voz de un dios. Así, Ridley Scott nos da su versión del hecho fundacional del pueblo hebreo con su película Éxodo: dioses y reyes (2014), con la opulencia que él cree debe dársele a un drama bíblico, donde los dioses son protagónicos y los humanos sus víctimas. Éxodo: dioses y reyes se delimita a ser excesivo espectáculo visual, muy de brocha gorda, con pinceladas que –en vano– intentan retratar a sus distintos personajes. Es así cómo el mejor momento visual deviene en el peor enunciado narrativo: las famosas plagas de Egipto, todo ello con eficacia visual, pero sin drama alguno en pantalla. Sin peso dramático, los actores Christian Bale (Moisés) y Joel Edgerton (Ramsés) parecen maniquíes en ventana de tienda. La fotografía de Dariusz Wolski cede ante el logro digital y la música del conocido Alberto Iglesias cansa con sus imitaciones de la de Vangelis. Ni hablar del montaje, parece hecho a manotazos. Éxodo: dioses y reyes ha generado polémicas religiosas. ¿Para qué?, si está tan claro que se trata de una pésima película. La única fe que despierta este filme es la del bostezo, ¡y por 151 minutos!
Con todo, (yo) rescato un diálogo válido para el actual conflicto palestino-israelí: el faraón, con el cuerpo de su hijo muerto en brazos, le dice a Moisés: “¿Qué clase de pueblo adora a un Dios que es capaz de matar a niños recién nacidos?”, y Moisés de manera distante responde: “ningún niño hebreo murió”.

42 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

ÉXODO: DIOSES Y REYES
Título original: Exodus: Gods and Kings
Estados Unidos, 2014
Género: Épico
Dirección: Ridley Scott
Elenco: Christian Bale, Joel Edgerton, María Valverde
Duración: 151 minutos

Calificación: UNA ESTRELLA ( * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Mejor no hablemos de la sensualidad desperdiciada por indiferente de la bella actriz María Valverde: ¿en qué estaba usted, señor Ridley Scott?

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Con el apoyo de tecnología de punta, como hace poco lo hizo Darren Aronofsky con su filme Noé (2014), Éxodo: dioses y reyes se delimita a ser un excesivo espectáculo visual

Ricardo Fuentes dijo...

...Quería verla, pero supuse que efectivamente iba a ser puro efecto. Aunque no creo que sea peor que "Noé vs. Los Transformers" de Darren Aronofsky. De lo peor que he visto en licencias creativas.

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-pelicula-Exodo-dioses-reyes_0_1461453888.html

David Delgado dijo...

...buena película, que como lo menciona el crítico Roberto Piorno (del Grupo Prisa --El País de España-- que escribe en www.guiadelocio.com), nos muestra uno de los villanos más malo malísimos del cine de los últimos tiempos: el dios Jehová o Yahvé. Aclaración: en lo personal, me agradan muchísimo las críticas de William Venegas y no suelo ver una película sin antes revisar su crítica...

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-pelicula-Exodo-dioses-reyes_0_1461453888.html

David Degado dijo...

Pues el tipo (Ridley Scott) es tanto director como productor del filme, así que puede hacer lo que le venga en gana con su dinero. Me parece que hay que ver la película en su justa dimensión, y de repente lo que quería era gastar su dinero en apabullantes secuencias fílmicas con derroche de tecnología, sin importar lo que diga la crítica. Dicho esto, me parece una muy pero muy buena película...

Carlos Morales dijo...

Esa película es bastante mala, de hecho los primeros 40 minutos fueron bastante aburridos y hago eco a las palabras del crítico, es un resumen del relato bíblico mal contado.

Mi crítica completa / DW dijo...

Mi crítica de cine completa en

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-pelicula-Exodo-dioses-reyes_0_1461453888.html

Clic en las letras azules arriba.

Gil Solano dijo...

Ni Maykol Yordan ni Moses Reloaded, con solo leer las críticas mejor no me torturo sacando tiempo y dinero para ir a ver esas pelis.

https://www.facebook.com/groups/laultimafila/917687081609626/?notif_t=group_comment_reply

José Mairena dijo...


Se lució don William.

Po dijo...

Totalmente de acuerdo con don José Mairena, uno ve esta película completa por responsabilidad pero que sí aburre.

Po dijo...

Por dicha no llevé a mis hijos panditas, por dicha de verdad habría sido terrible para ellos.

Cristian Cárdenas dijo...

Como siempre excelente crítica de cine.

https://www.facebook.com/lahuella.delojo/posts/842095352514183?notif_t=like

Rodrigo Sancho Quirós dijo...

Scott, Cameron son reflejos de lo cansancio del cine hollywoodense. Si no cae en la estupidez y absurdo sin sentido, se va al otro extremo de tener que explicar cada cosa al mejor estilo del sobrevalorado Nolan.

Róger Rodríguez dijo...

Eso es lo malo de ese tipo de películas de hollywood, sirve para que críticos de cine y gente arenosa, salga diciendo cosas trilladas de la biblia...

https://www.facebook.com/lahuella.delojo/posts/842095352514183?notif_t=like

Isaí Hernández dijo...

Concuerdo con usted Don William, la película estuvo floja, pese a las grandes figuras que estuvieron presentes. Ahora, con respecto a la frase dicha por el Faraón, creo que pudo ser mas atinadamente respondida por Moisés de otra manera, añadiendo el adverbio temporal «Hoy»:
"Ningún niño hebreo murió HOY",
ya que miles de pequeños judíos habían muerto en manos del líder egipcio anterior, y no de una manera sutil, sin dolor, sino más bien cruenta y despiadada. Es la diferencia entre la divinidad y los seres humanos. El fragmento de dialogo por ende no creo que sea una apropiada referencia al conflicto moderno palestino-israelí. Hay mucha tela que cortar y mucho que investigar antes de ponerse en uno u otro bando. Imitando su grandioso estilo para utilizar las alegorías, «no es lo mismo estar en la gradería muerto de risa que estar en el redondel con el toro bajandole los pantalones»...Saludos mi crítico favorito.

Melvin Campos Ocampo dijo...

EXODUS: GODS AND KINGS (Ridley Scott, EEUU, 2014)
¿Por dónde empezar con esta cinta...? Diay, por el principio. Lo primero que molesta es la imprecisión histórica: pirámides en Menfis. Ya ahí la cosa arranca mal. Luego aparece un Moisés que va a la vanguardia entre la moda egipcia: mientras todos se rasuran, el bati-hipster* decide andar barbudo... Desde ese arranque la cinta trastabilla cada diez minutos.
Por un lado, está contada con la mayor singraciada imaginable: no existe relación emocional entre Moisés, Ramsés y Seti, ni entre Moisés y Séfora (hay mayor emotividad en cualquier mesa de tragos a la 1 am); las plagas no sobrecogen; la apertura del Mar Rojo es lo más deslucido de la película. Sólo un par de momentos de duda de Bati-Moiso creo que le salen bien.
Por otra parte, mayoritariamente parece que quiere contar una versión "realista" del mito judaico: Moisés bien podría tener un hematoma cerebral que le provoca alucinaciones; las plagas son explicadas casi científicamente. No me extrañaría que a Scott se le hubiera ocurrido la cinta después de ver el "Éxodo decodificado" de History Channel. Ya eso, para mí, supone un abordaje erróneo: si se va a contar una historia mítica, ¿para qué quitarle el componente mítico? (Por eso odio TROYA.) Y es todavía peor, si quería ser "realista", que cometa esos errores históricos espantosos.
Pero lo peor con Moiso 2.0 es que no se decide claramente por esa posición, pues a veces como que sí hay cosas medio sobrenaturales. Ni chicha ni limonada ni leche de camella ni tequila ni nada. En fin, maluca, maluca. Ni los efectos impresionan. Mejor esperen a que la den en Semana Santa.

Niña Pochita dijo...

Diay DW después de tu comentario y el del galán de los ojos lindos Melvin Campos ya no dan ganas de ver esta película

a menos que me lleve mi tormento Hattori Hanzo.

Dino Starcevic / La última fila dijo...


Una estrellita para don Ridley...

Niña Pochita dijo...


O sea don Dino que esta película sobre Moisés es tan mala como aquella otra sobre Maikol Jordan.

Alexánder Loaiza S. dijo...

Interesante el párrafo con el que termina don Wílliam, seguramente una de las razones sin razón alguna por la que en esas latitudes prohibieron la película.

Paulo Castillo - Fanatiticos del Cine dijo...

Realmente interesante esa frase... que crudeza de palabras.

Karina Picado Vargas dijo...


Eso ya me lo imaginaba, lo veía venir con sólo ver el diseño de arte!

Windom Earle / Fanatiticos del Cine dijo...

A veces nos critican por asumir que X película será un completo bostezo, por utilizar un calificativo de don Wílliam, antes de su estreno. Pero como indica Karina, existen ciertas pistas que, de entrada, a uno lo ponen en estado de emergencia a la hora de sacar sus propias conclusiones. En mi caso, llego en forma de relato bíblico sumado a Ridley Scott. Había que ser demasiado optimista para imaginarse un resultado diferente. Scott debe admitir, sin ambages, que la cuerda no le da para más. Terminará ahorcado, cuando menos lo piense, llevándose al descalabro una producción de 200 millones.

Rodrigo Oviedo dijo...

La fui a ver, como dicen no me parecía atractiva, pero me invitaron y me fui a verla. En la primera parte literalmente me dormí unos minutos. Concuerdo bastante con la apreciación de don Wílliam, las actuaciones eran como el relleno para las otras situaciones de acción, que tampoco fueron la gran cosa.
Si la idea era superar a los 10 Mandamientos no la lograron: un Moisés acartonado y sin profundidad, no se ve una verdadera relación con su pueblo ni su familia, se queda más como el extranjero que los guía a su destino sin involucrarse mucho. Se disfruta a rato pero no pasa de ser para mi gusto regular.

Deborah Singer dijo...

Estimado William,

siempre he leído con interés las críticas de cine que usted publica en La nación. Sin embargo, hoy me he quedado paralizada ante el comentario con el que cierra el artículo, puesto que (sin manifestarlo de manera directa) establece una relación directa entre "hebreos-israelíes-asesinos de niños no judíos". ¿Cuál fue el objetivo de sus palabras?, ¿exacerbar la judeofobia que de por sí ya existe en el país cada día y crece con fuerza?, ¿por qué citar precisamente ese desafortunado diálogo como lo único rescatable de una película que usted mismo califica como pésima?

Atentamente,

Deborah Singer

Arq. Jose Brenes dijo...

Con todo respeto me parece que en cada párrafo de su artículo y "calificación", usted se encuentra totalmente errado señor Venegas.

Exodo al fin "mata" al dios de Hollywood y muestra al Dios del silencio que no resuelve la vida mágicamente.

Qué pena que cineasticamente el libro del Pentateuco no sea la mejor historia para criticar una película, pero esta versión es por mucho la mejor contada de ese libro religioso.

Saludos,

Arq. Jose Brenes
BMS ARQUITECTOS & ASOCIADOS S.A.
www.bmsarquitectos.com

Peregrino CP dijo...


Como le dio mala calificación debe ser buena ... siempre ayudándome a elegir don William.

wílliam venegas La huella del ojo dijo...


¡Con mucho gusto, mi estimado Peregrino CP!

Mark de Zabaleta dijo...

Interesante valoración...


Feliz 2015

isai dijo...

Yo no me enoje Don Will, pero me justificaré con otra frase de la película: "no le digas a nadie lo que quiere escuchar" jajaja, esa es su regla definitiva DW, saludos

isai dijo...

Exacto Po, estábamos obligados a verla, el elenco justificaba la entrada...lástima

isai dijo...

"Noé Witwicky y los Autobots,
el origen de la chispa suprema"

Po dijo...

Gracias Isaí por su referencia a lo que dije...

Juan Chaves dijo...


La mejor interpretación del Exodo siempre será Los 10 mandamientos y el príncipe de Egipto. Todo lo que venga después va a ser un intento fallido y forzado de una historia que nadie sabrá interpretar como se puede, con una idea tan grande como la de remontarse a Egipto en la época de Seti y Ramses de forma historia/mitologica.

https://www.facebook.com/groups/laultimafila/917687081609626/?notif_t=group_comment_reply

Dino Starcevic / La última fila dijo...

Totalmente de acuerdo. Adicionalmente, lo leí por allí, es la misma fórmula de Gladiador, pero sin emoción. Par de figuras líderes políticos hermanados al inicio pero separados luego terminan por odio-amarse y uno trata de acabar con el otro, con varias secuencias de peleas y matazones entre principio y fin. Solo que lo que funcionó en Gladiador, acá está ausente (incluyendo la secuencia de batalla inicial, que es un ejemplo clarísimo de la pérdida de pulso del director: la impactante batalla inicial de romanos contra germánicos acá es un petardo reducido a una carga de carros de combate egipcios sobre de un montón de nubios -asumo- puestos para que les pasen por encima).

Orlando Aguirre dijo...


Creo que esta película la colocaría junto a "1492: Conquista del Paraíso" como las grandes pifias de Ridley Scott.

https://www.facebook.com/groups/laultimafila/917687081609626/?notif_t=group_comment_reply

Chismiticos 2 dijo...

Pues yo prefiero
que bien lo prefiero
el Decamerón
a los Diez Mandamientos,
espero me entiendan
y que bien lo hagan.

Will Stark Rojs / Fanatiticos del cine. dijo...

Primera que fui a ver al cine este año. Que se puede decir de este filme? Esa nueva tendencia hollywoodense de hacer superheroes a los personajes bibilicos, es insoportable. Ahorita sacan una de Abraham y junto con Noe nos van a zampar " Los Vengadores del Antiguo Testamento". Lo peor de esta cinta es que es insufriblemente larga, bulliciosa, visualmente exagerada y con la profundidad dramática del demo de un videojuego mediocre para PS3. En general no soy fan del cristianismo, o las religiones de origen juedocristiano, pero la verdad este tipo de adaptaciones hasta una falta de respeto me parece. El mismo Jesús los hubiera echado del templo a latigazos. La obra se soporta tanto en esas secuencias efectistas, que una plaga de ranas, un ataque de megacocodrilos y un mar de caballos y sangre (todo en CGI), se tragan la esencia de la historia. Joel Edgerton (Ramses) hace un papel terrible. No se lo toma en serio ni por un segundo y, lo que es mas reprochable, a Ridley Scott parece no importarle. Seguro sus ojos siempre estuvieron puestos en los detalles efectistas. Le reconozco (yo) la caracterización de dios: un mocoso malcriado, caprichoso y violento. Comparto su opinión que la linea “Ningún niño hebreo murió anoche” es lo mejor de esa película (y de las pocas rescatables porque en general el guion es pésimo) Sus implicaciones son bastante relevantes actualmente. También tiene sus momentos visuales, pero esto se logra mas por experiencia del director que por su habilidad para dirigir la película....para serle sincero, todo lo bueno pareciera por accidente.

Will Stark Rojs / Fanatiticos del cine. dijo...

Yo creo que el judaísmo es un movimiento racista-xenofobico-nacionalista, el cristianismo es la transformación de judaísmo en un ideal mas popular, manipulable y amplia (mezclando varias culturas) y así el imperio romano sigue manteniendo su poder. Caanan era Palestina. Esas tierras son geológica, política y económicamente estratégicas en esa área, siempre lo ha sido y han estado en constante lucha por poseerla desde hace ya mucho (incluso antes de Abraham). Creo que las élites políticas utilizan símbolos e ideas religiosas para manipular al pueblo y tener recursos, manos de obra y ejercito. Por supuesto que estas formulas van a reinventarse, copiarse entre si o mejorarse.

Kattia PJ dijo...

A propósito del acto terrorista en París contra #CharlieHebdo en Twitter circula esta caricatura y lo que se me vino a la mente fue la escena de la película "Exodo", cuando Ramsés se presenta ante Moisés con su hijo muerto y le recrimina el acto de su "dios" (precisamente en la crítica de cine de Wílliam Venegas La Huella Del Ojo también la retoma para reflexionar sobre el peso de la escena) ... En nombre de "dios" se comenten muchas barbaridades e injusticias, definitivamente, así no es mi Dios...

Carlos Chacon dijo...

Contrario a la crítica general de la película por no ajustarse a ningún standard ni bíblico, ni histórico, ni de la moda, ni de la actuación, a mi me gustó por otras razones.

Ridley Scott tiene ideas muy extrañas de la divinidad. Se nota el obvio pleito que tiene con la religión y tal vez con Dios, y esto no está limitado a esta película.

Me gusta el elemento de hacer de Dios un niño para representar un carácter caprichoso y hasta voluble. Y también me gusta como en la película no se adoptó la premisa que Moisés era el conducto de los milagros/plagas. Dios le dice sencillamente que se aparte y lo vea trabajar.

Por otra parte la riqueza visual de la película era de esperarse y no sorprende, pero no disgusta ciertamente.

El carácter atormentado y a ratos inseguro de Bati-Moshe es muy particular y me causó interés también. En cierta forma se me pareció al Moisés bíblico por instantes. Eso sí, no se le ve nada inseguro cuando le estaba dando demostraciones de artes marciales y combate a alguno que otro egipcio :D

Por su valor de entretenimiento, no diría que es una mala película. Sencillamente hay que verla sin expectativas y sacarle el provecho que se pueda. Estoy seguro que todos hemos visto, hasta con alegría, cintas mucho peores.

Saludos!
C.