SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

lunes, 4 de mayo de 2015

"Ida": cine es poesía y metáfora, metáfora y poesía

Hay un cine que es poesía antes que narración. También puede conjugar ambas cosas de manera admirable, como lo hace el filme polaco Ida (2013), dirigido con vitalismo por el director también polaco Pawel Pawlikowski, nacido en 1957. Se trata de un poema del dolor, más bien, un poema con la sensación del pesar humano, con aquella idea planteada por el gran poeta romántico Lord Byron: el recuerdo del gozo deja de ser gozo, pero el recuerdo del dolor siempre es dolor. Pawlikowski logra que la caracterización extraordinaria de sus personajes sea resumen de la filosofía de la película, cuyo título, Ida, se refiere a una joven novicia, quien a punto de ser consagrada monja debe salir en búsqueda de la única familiar que le queda: una tía. El encuentro entre ambas se convierte en una suma de conceptos más allá del contraste de dos visiones de mundo: ella, joven católica; la tía, jueza del gobierno socialista del período anterior de la actual Polonia. La joven católica, a quien llaman Anna, en realidad es de origen judío y se llama Ida. Ella invita a su tía, llamada Wanda a buscar a sus padres, desaparecidos durante la invasión hitleriana a Polonia. Sin embargo, para la tía, esa búsqueda implica algo que no solo le revierte dolor, sino que también la lleva a la idea de la paz de la muerte. En Wanda se concentra una Polonia que se va o se ha ido, mientras en la joven Ida está la Polonia por venir y que debe vivir un período que le ha sido negado de manera histórica, tanto como a Ida le ha sido negado el placer de la sensualidad en la claustrofóbica religiosidad del convento. Esta trama-poesía no nos calaría tanto, si no fuera por las buenas actuaciones en pantalla: la de Agata Trzebuchowska como Ida y, sobre todo, la de Agata Kulesza como Wanda. El tono lírico se fundamenta en la excepcional fotografía que hace, del blanco y negro, un elemento narrativo, tanto en su función estética como en su función dramática, eso más la música. Ida es película de carretera, de un viaje en automóvil hacia alguna parte (que aquí debemos ocultar). No se equivocan quienes notan la influencia del cine del sueco Ingmar Bergman y, sobre todo, la del francés jansenista, el gran Robert Bresson. Esta película no es derroche de tecnología, aquí juegan otros valores: inteligencia, sensibilidad, dignidad artística, humanismo, elegantes formas y mejores resultados.

32 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

IDA
Título original: Ida
Polonia, 2013
Género: Drama
Dirección: Pawel Pawlikowski
Elenco: Agata Kulesza, Agata Trzebuchowska
Duración: 80 minutos
Cines: Sala Garbo
Calificación: CINCO estrellas ( * * * * * ) de cinco posibles

Windom Earle / Fanatiticos del Cine dijo...

DW:
De acuerdo con cada palabra de su crítica. Excepto la gratuita mención a "Los Vengadores". Innecesaria.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Windom:
No sea tan rígido, déjeme divertirme cuando escribo. Saludos.

Alexánder Loaiza S. dijo...

DW:
Wílliam Venegas la sacaste del estadio con esa cita a Los Vengadores. Y eso que usted dice que no hay que comparar filmes ja,ja

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Alexánder:
Solo menciono tecnologías, no comparo calidad de películas.

Elbrujo Escritor / Fanatiticos del Cine dijo...

Al director lo conocí hace mucho tiempo por su filme, "My summer of love", un coming of age en colores pero con un estilo muy similar a Ida, aunque a la velocidad de dos adolescentes lejanas a la vida de claustro.

Dale Cooper - Fanatiticos del cine dijo...

Elbrujo:
esa que usted dice la tengo anotada ahí, me llama la atención porque sale Emily Blunt.

Elbrujo Escritor / Fanatiticos del Cine dijo...

Dale:
Sí es un film que tiene lo suyo, no lo quisiera contar, hay emociones, desilusiones es de algún modo fascinante, como decir viví el mejor verano de mi vida, ahora que término me siento como ... Conocer el amor y sufrir luego de que se va. Es buena y disfrutable, no de 10 pero un buen filme ya tienes a Emily como motivación para decidirte.

Dale Cooper - Fanatiticos del cine dijo...

Brujo:
No sabía que eran del mismo director, ya me dio miedo, pero mientras Emily Blunt esté en pantalla todo estará bien.

El sentir de Ana dijo...

Esta crítica suya me gustó particularmente aunque creo que yo no le daría todas las estrellas, dejaría una para eso que no me cuadró del todo en la historia. Anna- Ida sin mayor conflicto, no es que piense que su historia no era interesante, claro que si, pero la dirección de ella fue demasiado lineal, sin giros, plana. ¿Puede ser alguien así durante los acontecimientos que vivió en esos pocos días junto a su tía?

Oscar Laguna dijo...

Bellísimo filme. Tiene una fotografía excepcional que nos transmite perfectamente el sentimiento interno de Ida. Para verla una y otra vez.

El sentir de Ana dijo...

Mucho mejor el conflicto en la tía. Ida es lo etéreo, y su tía lo humano. Ella posee todos los "vicios", fuma, toma, tiene sexo con quien desea; Ida la parquedad. ni siquiera cuando decide dejar los hábitos ( que va a tomar en unos días) y parte a su encuentro con la vida, muestra ninguna emoción. Va fuma, toma, tiene sexo y como si nada regresa al convento. Plana, plana. entierra a sus padres y sigue sin mostrar ninguna emoción, se entera de su origen y lo mismo. Su tía, más humana, expresa su conflicto, lo exterioriza, toma su vida y hace con ella lo que tiene que hacer.

El sentir de Ana dijo...

Ahhh¡¡¡ las imágenes son soberbias, el blanco y negro sigue siendo mi preferido y tiene unas tomas bellísimas para un lente fotográfico. Un abrazo DW

Adriana Zúñiga Castro dijo...

Entiendo el valor que tiene esta película, admiré la fotografía, algunos planos me encantaron (no sé cómo explicarlo, el hecho de que algunas veces no estuviera la persona en el mero centro de la imagen). Sin embargo, con esta película me cuestioné a mí misma: ¿hay "personalidades" para ciertas películas? O ¿habrá "momentos" para ver ciertas películas?. Yo soy muy inquieta, y cuando vi Ida casi llego al colapso de desesperación! Y sí he visto otras películas lentas que no me han causado esa sensación. Por otro lado, de la historia que nos muestran: me gustó la relación extrama tía-Ida, cómo personas tan distintas se adaptan a las circunstancias por un lapso determinado. El final de la tía aún me tiene pensando.

Po dijo...

Esta película hay que verla con calma interna y tratar de entender que hasta la vida del propio director se refleja en ella como también la de Polonia.
Yo la vi hace sus días, la veré de nuevo pero creo que no iré a la Sala Garbo porque me da no sé qué ver el abandono en que está esa sala.

Po dijo...

Me parece que la señora Adriana perdió el contexto de la película pero tampoco está obligada a conocerlo
La tía es la vieja Polonia de los comunistas que fueron valiosos en la lucha nacional contra Hitler, que murieron o vieron morir a sus hijos.
La monja es la nueva Polonia católica la del Papa y Walesa que de pronto necesita vivir algo nuevo aunque luego vuelva a lo mismo. Lo nuevo es curioso porque lo vive y se lo dice a la monja la propia tía comunista.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Po:
Apunta usted muy bien.
Sobre el director Pawel Pawlikowski:
hasta cierta descubrió sus orígenes judíos y que su abuela había muerto, por ello, en un campo de concentración.
Salió con su madre hacia Inglaterra en tiempos de la Polonia socialista.
Regresó a Polonia luego del cambio político, se dice católico, pero dice que no le gusta la práctica de dicha fe en Polonia, que prefiere la práctica inglesa.
Actualmente vive en la casa de su infancia.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Po:
escribí mal:
la frase correcta es:
"hasta cierta edad descubrió sus orígenes judíos".

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Ana:
En la comparación que usted hace de las dos personajes, Ida y la tía, ¿será como usted dice por ser la primera católica en un convento y la segunda una revolucionaria que ve caer el régimen social de su país?

Elbrujo Escritor / Fanatiticos del Cine dijo...

Una fotografía exquisita, actuaciones brillantes y un director que maneja el ritmo adecuado para entender y reaccionar a los acontecimientos, según la propia protagonista. Es un filme hermoso, de alguna manera un intento del director de comprender la naturaleza femenina, en un personaje con una identidad propia, distinta a la mujer promedio, yo me identificó bastante con la protagonista, alrededor de ella hay soledad, pero también tranquilidad, no lo escogió así le tocó, por ello cuando sale de su mundo y se enfrenta al mundo de los demás, tiene la serenidad para mantenerse fiel a sus ideales, de repente no escapa a las tentaciones, pero sigue fiel a sí misma, decidiendo por convencimiento y no por presión la dirección de su andar, aprendiendo mediante la vida de los demás y viviendo lo que cree importante o lo que creé necesario para reforzar su fe... En sí misma. Gran filme.

Dale Cooper - Fanatiticos del cine dijo...

No está sola, Adriana, IDA es una película que requiere mucha paciencia, es MUY lenta y hay muchos silencios extensos (demasiados diría yo), no discuto su contenido intelectual ni ejecución, pero por los factores anteriores no me enganchó. Simplemente no es mi estilo. Veamos como me va con "My summer of love" del mismo director.

Adriana Zúñiga Castro dijo...

Diste en el blanco Dale, "no es mi estilo"...creo que el mío tampoco... después te cuento lo que pensé cuando la vi. Me da vergüenza acá!

Julio Montoya // Fanatiticos del cine dijo...

Puesto que la gente que dice que no le gusto la película por lenta, agrega que en otras ocasiones ha visto otras películas lentas que si les han gustado, sospecho que su falta de gusto por IDA no se da en el ritmo, sino en los personajes, la falta de identificación con ellos. Tal vez los ven muy distantes o fríos, como yo en un principio vi al personaje de la tía.
Lo digo porque sinceramente, he visto películas muchísimo más lentas (y de más duración) por las que no he visto tanta protesta.

Milo Baggins dijo...

Haciendo uso de un drama visual, se nos presenta cómo esta obra sigue la inquietante búsqueda del ser humano sobre sus orígenes, además de subrayar los límites que forjan la moral del individuo. Esa aparente libertad que la sociedad dicta, pero que al mismo tiempo, una persona puede anhelar. Temas que están ligados al alma de cada persona y que son diferentes para todos.
Ida es una joven novicia, que antes de tomar sus votos para convertirse en monja, salta a la búsqueda de sus antepasados de los cuáles no tiene noción, ya que vivió siendo huérfana en el monasterio. Así conoce a su tía, la cual es una mujer liberal en todo sentido. Poco a poco salen las distinciones de las dos mujeres y el contraste en sus formas de pensar, a la vez que descubren el pasado tormentoso de los padres de la joven, por la invasión Nazi.
Lo que resalta sobre todas las cosas es la estupenda composición fotográfica, gracias a una cámara estática que semeja retratos y pinturas en escala de grises, y que muestra diferentes ángulos y aprovecha cada elemento para unirlos en las escenas. Esto ayuda a alimentar el argumento, ya que en momentos no hay diálogos largos y se necesita obtener información de lo que vemos en pantalla, lo que puede llegar a afectar un poco el ritmo, pero en general logra mantenerse gracias a su sólido guión que parece no tener debilidades.
Las dos actrices sostienen actuaciones atinadas, más que todo lo asertiva que resulta Kulesza como la tía, dando un personaje maltratado y que busca llenar vacíos. Siguiendo con la no menos importante, Trzebuchowska, quien para ser su primer papel, transmite esa inquietud interior de la protagonista. Se refleja estos trabajos debido al argumento que enseña personajes sin cambios en su personalidad, sino que se mantienen y terminan en el punto donde partieron.
'Ida' es un producto para ver con paciencia y detenerse a presenciar la forma en la que se nos cuenta la historia. Falta ese tacto o esa seguridad que debe tener un filme a la hora de interpretar este tipo de situaciones para lograr ser consistente, aunque tal vez sea dependiendo de quien la observe. De todos modos, es una película que cabe destacar.
Calificación: 8

Antonio Fernández dijo...

DW:
Ida es ya una obra de arte que da gusto repasar, volver a ver, navegar en el arte puro y sin mayores pretensiones que la de contar una historia con inteligencia. ¡¡¡¡¡Vaya película!!!!!

Gustavo Arguedas Solís dijo...

Yo la había disfrutado como historia, y ahora leyendo la muy interesante perspectiva de don Wílliam (poesía-metáfora) ¡me motivó a verla nuevamente!

Carmen Fernández dijo...

Tiene razón el señor Gustavo porque la idea que plantea DW desde el título es una manera interesante de acercarse a ver esta película.
Yo la recomiendo y no la siento lenta como dicen algunos aquí.

Saludos.......... Carmen

Carmen Fernández dijo...

También está muy bueno el ciclo del Club Magaly y felicito a Adriana por el cineforo que hizo.

Saludos.

Carlos Morales Morales dijo...

Aquí en GUÁPILES HACE UN MES LA ENCONTRE "QUEMADITA"LA VI Y LA DISFRUTÉ AL MÁXIMO, EN LA NOCHE DEL SILENCIO BANANERO SENTÍ LA LUZ INSINUANTE QUE DEJARÓN EN MI ALMA AMBAS MUJERES , CON SUS HISTORIAS Y SUS DISTINTAS PASIONES. IMPULSADAS POR UN DELICIOSO PAISAJE E INOCENTES, PERO ARDIENTES, SENSUALIDADES , CONCLUÍ: CADA HUMANO TENEMOS UNA HISTORIA MUY OCULTA,MUY OCULTA, QUE NO QUEREMOS DECIR, PERO NECESITAMOS...POR DIOS...QUE necesitamos... CONTAR A LOS DEMÁS. es la manera más radical de saldar con nosotros mismos.

Mark de Zabaleta dijo...

Muy bien tratado...


Saludos

J. Jacob Ká dijo...

Don Will, gracias por su crítica. Antes no me llamaba la atención ver esta pelicula, pero luego de su fluido comentario, he quedado enganchado.
Saludos mi amigo, espero estés muy bien.
JK

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Pasamos a otro tema. Gracias.