SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

martes, 11 de agosto de 2015

"Finn" y "Los Cuatro Fantásticos": la buena y la mala

Gran actuación del niño
 
Mels van der Hoeven,
como Finn.

En la sesión donde vi la película holandesa Finn (2013), dirigida por Frans Weisz, una vez terminada la proyección, la mayoría del público comenzó a aplaudir. La película Finn, con guion de Janneke van der Pal, nada tiene que ver con el clásico de la literatura escrito por Mark Twain, Las aventuras de Huckleberry Finn. Este filme holandés narra una historia más bien sencilla, pero esencial, con subtramas apenas sugeridas, y lo hace desde el tratamiento de la ternura, desde el cariño y desde las contradicciones paterno-filiales. El padre de Finn, joven viudo (la madre murió al nacer Finn), desea que su hijo sea futbolista. De pronto, un día, por alguna razón que la película narra con mucho afecto y convicción, Finn desea ser violinista. Así se crea una experiencia cinéfila con emotividad y, hay que decirlo, con la gran ayuda de la notable fotografía de Goert Giltay, expresiva en los detalles y esplendorosa en los grandes planos Es interesante el juego dramático de Finn, como película, con sus líneas tan cercanas al género fantástico (¡muy bien!), pero de eso no podemos hablar aquí, porque tendríamos que desmenuzar su argumento. Quede entonces la observación. 


Aquí está una película perpetrada, que no dirigida, por Josh Trank. Se trata de Los Cuatro Fantásticos (2015), otro filme sobre superhéroes, veta que, por el momento, le depara bonanza a Hollywood.  Josh Trank falla con un relato de jóvenes que adquieren poderes especiales por razones poco creíbles. Esos jóvenes serán luego los Cuatro Fantásticos, superhéroes. Este filme es menos entretenido que una culebra bailando sobre la punta de un alfiler: es de esas películas que, aunque coman santos, luego cagan diablos. En efecto, Los Cuatro Fantásticos (2015) dura una eternidad narrándonos antecedentes sobre los héroes y es hacia el final cuando nos presenta al antagonista y aquello resulta como patinar sobre hielo, pero sin patines. Así de fallido es este reinicio fílmico de dichos héroes (“reboot”), con muy deplorables actuaciones de todo el elenco (nula dirección de actores), de narración perezosa como caminado de tortuga que, al final, salta como liebre sin justificación alguna.

29 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

FINN
Título original: Finn
Holanda, 2013
Género: Drama
Dirección: Frans Weisz
Elenco: Mels van der Hoeven, Daan Schuurmans, Jean de Cleir
Duración: 90 minutos


Calificación: CUATRO ESTRELLAS ( * * * * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

LOS CUATRO FANTÁSTICOS
Título original: The Fantastic Four
Holanda, 2015
Género: Fantástico
Dirección: Josh Trank
Elenco: Kate Mara, Miles Teller, Jamie Bell, Michael B. Jordan, Toby Kebbell
Duración: 100 minutos

Calificación: UNA ESTRELLA ( * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

El director Josh Trank tiene antes un filme malogrado sobre jóvenes que adquieren poderes por alguna razón poco convincente. Lo hizo en la película "Poder sin límites" (2012), con el artificio del falso documental.
Como quien coge dos colmenas con el mismo palo, Josh Trank vuelve a fallar hoy con "Los Cuatro Fantásticos".

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

En la sesión donde me tocó ver la película holandesa "Finn" (2013), dirigida por Frans Weisz, una vez terminada la proyección, la mayoría del público comenzó a aplaudir con la misma espontaneidad con que el filme narró su historia.
Era más bien una especie de agradecimiento, hoy que el cine de Hollywood nos satura con superhéroes huecos (casi todos), acciones desenfrenadas, estulticias en comedias, dramas tontones y con cine lleno de envoltorio.

Dale Cooper - Fanatiticos del cine dijo...

Quiero verla ("Los 4 Fantásticos") sólo para ver si es tan rajadamente mala

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Dale:
Bien lo dice el refrán: nadie escarmienta en cabeza ajena.

Elbrujo Escritor / Fanatiticos del Cine dijo...

Dale Cooper, mejor done la plata de la entrada a los pobres:-D ji,ji

Gabriel Belmont dijo...

De "Los 4 Fantásticos":

El primer paso era hacer un afiche en el que no se vieran tan de plasticina todos, ya de entrada uno no hace click con los actores y con solo eso me imagino todo lo demás.

Lo que me da más miedo de ir a verla es que me decepcione y no sea tan mala como dicen.

Carmen Fernández dijo...

DW. gracias por mostrarnos la diferencia entre el cine bueno y el malo...
Lo lamentable es que como en este caso, es el cine malo quien lleva más gente a las salas de cine porque no hay formación en el país para el buen cine.

Carmen Fernández dijo...

También pienso que es buena idea que la película Finn la sigan dando y no se quede en un Festival, que se vea más.
Saludos,
Carmen Fernández

Po dijo...

Qué le iré DW, me quedé sin ver Finn y espero la repongan y no iré a ver a esos CUATRO de nada, así que por esta paso.

Po dijo...

Dicen que Finn se puede bajar lo voy a intentar. Saludos DW.

David González Madrigal dijo...

Más bien Wílliam Venegas La Huella Del Ojo fue light (con respecto a "Los 4 Fantásticos). He visto críticas más fuertes.
Dale Cooper:
por favor no bote el dinero. Mejor espere a que llegue de a rojo en la avenida central o en netflix.

Esteban Cuvardic dijo...

"Este filme es menos entretenido que una culebra bailando sobre la punta de un alfiler". Je,je. Don William, me encanta cuando usa ese tipo de expresiones. Siga así. Muy bueno.

Marco Colombari dijo...

Esta pelicula es una total basura empezando por el actor principal que es el que desbarata con un bate el gnomo lleno de extasis de proyecto x después de hacer eso como lo ponen de nerd en otra pelicula manda huevo no boten la plata en esa porquería.

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-cine-Fantasticos_0_1505249500.html

David Cruz dijo...

Este mae William Venegas es la primera vez que hace una critica acertada en la vida y eso fue porque esto es casi un copy paste de lo que dice la critica mundial. [Sobre "Los 4 Fantásticos"].

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-cine-Fantasticos_0_1505249500.html

Edwin Corea dijo...

Muchas gracias, hay que verla (la película holandesa Finn) y regalarse la oportunidad del buen cine.

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-cine-Finn_0_1504849577.html

Mark de Zabaleta dijo...

Otro estilo de cine....

Saludos

Carlos Echinope Arce / EDITOR / Letras Uruguay / dijo...

AMBAS CRÍTICAS EN REVISTA LATINOAMERICANA LETRAS

Los Cuatro Fantásticos (2015)
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/los_cuatro_fantasticos_2015.htm

Finn (2013)
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/fin_2013.htm

Saludo grande: Carlos
--
Carlos Echinope Arce
Editor de Letras

Rosita Brizuela dijo...

Sobre el pasado Festival de Cine Europeo:

Gracias a DW, Wílliam Venegas La Huella Del Ojo, por las críticas que ha hecho para varias de estas cintas y por su colaboración al Festival durante estos días. Finalmente quisiera destacar, no es fácil ver tres películas seguidas, pero el esfuerzo vale la pena cuando se trata de apreciar el verdadero séptimo arte y además cuando conoces a tantas personas que comparten la misma pasión que uno. Este festival me permitió conocer a varias personas y hacer buenas amistades cinéfilas, por lo cual agradezco mucho que se hagan este tipo de eventos cinematográficos.

Sergio dijo...

Así aparece la reseña que escribí en la página que me publica:



Fantastic Four es una de las peores películas del año

Es oficial: no necesitamos más películas de superhéroes.
Que las tendremos, y por montones, sí; pero queda cancelada cualquier expectativa que se tenga hacia este género que aturde las carteleras de cine y se intensifica como plaga (curiosamente, el Marvel de Disney ha sabido manejarlas mejor con casos como Captain America: The Winter Soldier y Ant-Man).

Esto es a propósito de la última película de estas del año (basadas en cómics), Los Cuatro Fantásticos (Fantastic Four), de la cual no hay absolutamente nada bueno qué decir.
Entonces, como para no terminar aquí y tratar de no ser tan desordenado como la película misma, vamos a dividir la reseña en tres partes.

Lo feo

De estos personajes que obtienen poderes sobrenaturales, ya dos entregas se habían estrenado (2005 y 2007). Fueron películas sin complicaciones, regulares, pero ligeras y con un espíritu que reflejaba el lado divertido de una adaptación de historietas. Nada del otro mundo.
Entonces, al tomar las riendas de una nueva versión (2015), el director, Josh Trank, intentó, muy evidentemente, darle un estilo más serio y, si se quiere, sombrío, a lo que sería dinero fácil para el estudio que la produce, contratando un director novato (o sea, barato) que tuvo muy buenas críticas con su primera y única película hasta el momento, Chronicle (2012).
Aquí, Trank trabaja con elementos narrativos típicos y posibles en historias de origen de superhéroes los cuales todos —óigase bien: todos— son olvidados para dar paso a nuevos que, otra vez, serán olvidados. Algo así como empezar una película cada diez minutos y luego dejar que corra hasta el final sin saber ni dónde está parado el camarógrafo. Esto da paso a imágenes sin gusto, fotografía sucia y un desentonamiento total de las partes que supuestamente pretendían hacer un conjunto. La música es mera bulla; los efectos especiales, chabacanos.

Lo malo

Luego, Josh Trank (ese, el supuesto director), no sabe dirigir actores. Desde el comienzo, no hay mucho entusiasmo en la manera de construir los personajes que no llegan ni al cliché o estereotipo de los sosos que son. Entran las caras tiesas de Miles Teller (hace lo que puede), Michael B. Jordan (plano), Jamie Bell (una lástima desperdiciar su talento) y Toby Kebbell (pena ajena, pésimo villano), y no se sabe si reír, llorar o tirarle la gaseosa a la pantalla del cine. Tienen más gracia los gatos en un video de animales graciosos.

Lo peor

Entonces, queda por contar alguna historia, evidenciar algún concepto interesante, siquiera relevante. Nada. La primera hora transcurre sin un solo diálogo que valga la pena, sin profundización de personajes o algún planteamiento de por qué se dan los acontecimientos e interacciones. Y uno se pregunta qué hace perdiendo el tiempo en la sala. Pasa a la segunda mitad del filme y cualquier esperanza de salvar la cosa se pierde. La inestabilidad del principio se convierte en desorden y terrible ritmo hasta llegar al clímax risible del tercer acto. La película pasa de nada a nada, entre colores y formas, más entretenido ver una de esas lámparas de lava. Y ahí está, por más que se quiera culpar al estudio mismo y sus intervenciones, la mano de Trank, trabajando, también, como coguionista. Fatal.

Para terminar, y sin mucho más que decir, como son cuatro nada fantásticos, le daremos una —la cuarta— mención especial a Kate Mara. ¡Qué muchacha para actuar mal! Seca, tiesa y sin expresión alguna, ni cara de compungida puede poner.
Y hablando de cine de entretenimiento, Fantastic Four no puede, jamás, catalogarse como tal. Me parecería imposible que alguien se entretenga con un bodrio así. No pierdan su tiempo.
Hasta gracioso parece que ya esté definida la fecha de una segunda parte. Gracias, pero no, gracias.

Señor Cara de Papa dijo...

Me dan ganas de amarrar a Josh Trank a una silla y obligarlo a ver la filmografía entera de Visconti.

Ileana Salas Morales dijo...

"Finn" es muy preciosa y mágica peli! ¡Hay que verla! Gracias Wílliam Venegas La Huella Del Ojo (DW) por recomendarla!

Rembrandt dijo...

Como decimos en mi país; me vendiste Finn, espero verla pronto porque realmente me encantó, son esos momentos del cine que se disfrutan plenamente. Grxs por la data.
Respecto a los " ... Fantásticos", sólo el nombre; pareciera que si (Trank) se lo hubiera propuesto no le habría salido peor. De todas maneras no es el tipo de pelis que me gustan pero me da pena por la gente a la que sí.

Besos desde el Sur querido amigo.
REM

FRANK RUFFINO dijo...

Finn, 'comienzzo':

...digo, amigo: comienzo atender mi blog después de años en que la ausencia se encrespaba como oscuro pavorreal.

Ya dejé un nuevo texto escrito hace dos o tres días.

Ahora Jessi en su mundo, yo en mi mundo, mas atentos ambos a Brunito, fruto del Amor efímero. Ella es mucha muchacha, y mucha poeta para mí, tosco hombre de la hermosa Vida.

¡Feliz domingo camarada William!

FRANK RUFFINO dijo...

¡Saludos a mi musa por el Sur! (Sobre mi cogote está ella, de rojo tan encendido como su rostro rotundo).

Niña Pochita dijo...

DW:
Como véis, amigos y amigas de blogs que suman como 73 ahí a la par pero no son tantos, estoy de maestra malcriada y llamaron a mi mamá (ved la caricatura que puse), por lo que creo que me castigarán un rato con mi blog y voy a descansar. No solo estoy cansadilla sino que vosotros venís ya muy poco a mi blog y mejor voy a tomarme un rato. Esto nada tiene que ver con el famoso y amado sartenista aquel. Si queréis pasar por mi blog, podéis dejarme un hasta luego. Gracias por tu amistad.

Ana Patto Manfredini dijo...

Las subjetividades fallidas del capitalismo contemporáneo. Hacia una psicología económica
En línea
24 de agosto – 18 de octubre, 2015
Imparte Ana Patto Manfredini

En este curso trataremos de presentar algunas teorías actuales que señalan la importante relación entre producción económica/política y producción subjetiva. Retomando las ideas de Félix Guattari, Michel Foucault, y Gabriel Tarde, autores como Maurizio Lazzarato y Franco Berardi subrayan en sus últimas obras (2014) la importancia de un análisis de la producción subjetiva para entender las crisis del capitalismo. Para estos autores viviríamos una crisis de la producción de subjetividades, es decir, las subjetividades que el capitalismo proporciona como modelo de vida ya no sirven, o mejor, están fallidas. La imagen del empresario exitoso o del trabajador cognitivo da lugar a la imagen del hombre endeudado o del farmacodependiente. Frente a esos modelos que nos presenta la economía capitalista, ¿qué nuevos modelos podemos inventar?

info@17edu.org

Obat Paru Paru kering dijo...

No es la falta de capacidad que debilita la vida, sino la voluntad suficiente para utilizar las capacidades existentes.
continuar con el espíritu de alcanzar un sueño.