SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

martes, 15 de diciembre de 2015

"El abrazo de la serpiente": ¡hay hacia donde mirar!

Mientras transcurría el metraje de la exitosa película colombiana El abrazo de la serpiente (2015), pensé en otro referente en apariencia ajeno: el de la novela La vorágine, del también colombiano José Eustasio Rivera, publicada en 1924. Ahora, con sus formidables imágenes en blanco y negro, el director colombiano Ciro Guerra se adentra en esa selva amazónica que se traga a los humanos, los invade de locuras, los hace pagar sus desmanes y donde la fiebre del caucho los esclavizaba. Vorágine. En la película El abrazo de la serpiente no tenemos una selva turística ni idílica, de ahí la renuncia al color que solo se muestra durante breves e importantes minutos: el color como evasión de la realidad. Sin tener el color de la pintura indígena de Carlos Jacanamijoy, de la región selvática de Putumayo, la película sí mantiene esa evocación mágica propia de la cultura autóctona en conflicto con la crueldad practicada, en nombre de su fe, por religiosos venidos de España. El sincretismo cultural es la unidad temática de esta importante película que camina a lomo de dos historias, como dos voces que se entremezclan en una sola, ello gracias a un personaje indígena: Karamakate. Hay dos surcos y una sola siembra. Son surcos visuales bien hilvanados en el filme con logradas transiciones entre ellos. Primero vemos a un indígena que es el último de su estirpe y su encuentro con un científico enfermo; sin embargo, Karamakate es indígena visto desde su misterio interno: ser un “chullachaqui”, especie de cascarón a la deriva que busca el encuentro ancestral. 
Tiempo después, Karamakate, envejecido, recibirá a otro científico, quien busca una planta que enseña a soñar. Este encuentro se unirá de manera umbilical con el anterior de la mejor manera. Hay momento impactantes, pero también el filme languidece a ratos con fallidos tiempos muertos por repetirse a sí mismo con sus conceptos. Los planos largos pueden ser tan exquisitos y significantes, casi siempre, como tediosos en otros momentos. La dirección actoral está bien lograda, sobre todo con quienes encarnan a Karamakate en las dos historias (Antonio Bolívar y Nilbio Torres), mientras la energía fotográfica se apoya bien en música oportuna de distintos rostros. Con mejor compás desde la sala de montaje habría sido filme perfecto; pero igual, es evidencia de que en América Latina hay muy buen cine. ¡Por supuesto que hay a donde mirar para lograr buenos guiones!

23 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

EL ABRAZO DE LA SERPIENTE
Título original: El abrazo de la serpiente
Colombia, 2015
Género: Drama
Dirección: Ciro Guerra
Elenco: Antonio Bolívar y Nilbio Torres
Duración: 125 minutos
Cines: Festival Internacional de Cine CR, 2015
Calificación: CUATRO estrellas ( * * * * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Sin tener el color de la pintura indígena de Carlos Jacanamijoy, de la región selvática de Putumayo, la película sí mantiene esa evocación mágica propia de la cultura autóctona en conflicto con la crueldad practicada, en nombre de su fe, por religiosos venidos de España.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Es el universo que José Eustasio Rivera nos transmite con su novela. Igual, es parte del enorme “infierno verde” del que también habla el costarricense José Marín Cañas en su novela así titulada sobre la desesperanza.

Adriana Zúñiga Castro / Fanatiticos del Cine dijo...

¿Qué pasó con la quinta estrella?? Ilústreme por favor.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Querida Adriana,
creo que si usted lee el texto encuentra la razón. Y no escribí sobre que el guion llega a ser confuso por momentos. Sígale la huella al ojo.

Po dijo...

DW, sé del Festival de cine del 2015 del Centro de Cine y me han dicho que está muy bueno, pero en diciembre para este panda me es imposible asistir así a un festival que va tiro y pago. No sé si esta película la darán luego pero su crítica ilustra bastante y orienta.

Po dijo...

Tiene razón DW en lo que le dice a Adriana es cuestión de que la compañera ponga atención a las salvedades que hay en el comentario de DW.

Nuria Rodríguez Gonzalo dijo...

Me encantó esta crítica "cuatro estrellas"...¡muy bien fundamentada! Quien te lee comprende de dónde salieron las cuatro y por qué no son cinco. ¡así me gusta!
Lo que lamento es no haber estado ahí, en el cine.

El balcón de Tadeo y Ezequiel dijo...

Lo malo es que esta película no se dé más en el país en ningún cine, ni siquiera en el Magaly ocupado como estará por esa Star Wars, película a la que le sobran salas en el resto del país. Esto lo quiere dejar aquí Ezequiel.

Yo Tadeo digo que urge que el Centro de Cine abra el cine Variedades.

Así somos y por eso nos ponemos más cascarrabias, viejos y vejetes pero con buenas razones que amores son buenas razones, jjjijijiijijijj

El balcón de Tadeo y Ezequiel dijo...

Que abran el Variedades y nos den un balcón para hacer escaramuzas de arte y no como las pajas de tía Zelmira.

Carmen Fernández dijo...

DW: muchas gracias por la orientación cinematográfica que nos ofrece en su blog.

El Festival de cine del 2015 del Centro de Cine, le permite al espectador disfrutar de una variedad de películas, muchas de ellas muy buenas, otras no tanto.

Es lamentable que el cine comercial se promocione tanto y a los que no podemos asistir al Festival por tiempo y horario, se nos prive de buenos filmes. Creo que muchas de estas películas del Festival no se exhibirán en otros cines.

Saludos, Carmen

Carmen Fernández dijo...

Una película como “El abrazo de la serpiente” es de un alto nivel cinematográfico. Pude ver el tráiler; considero que tanto su historia como su lenguaje visual son excelentes. Me gustaría que alguna sala la presentara.

Un saludo para Tadeo y Ezequiel. No se hagan ilusiones con el Variedades. No creo que salga nada bueno. ¿No han pasado por el frente?. Da vergüenza el abandono en que está.

Saludos, Carmen Fernández


Alberto Zamorano dijo...

Yo le doy igual 4 estrellas, aunque mi justificación va más por el ritmo del filme, violentado innecesariamente con la presencia en imágenes de un mesías de la muerte, cuando ya a lo largo de toda la película el director había dejado en claro el daño enorme que el hombre blanco, su avaricia y la imposición de sus costumbres incluida la evangelización causó por aquellos lugares, expresado mejor en imágenes en la misión con los niños y en palabras del indígena en varios momentos.

Alberto Zamorano dijo...

La película sobresale por su belleza estética, por el empeño puesto por el director en la realización,la calidad de su trabajo y de sus actores y su compromiso de contarnos una versión de la historia del lado aborígen, respetando según sus palabras los últimos secretos y las leyes vigentes de aquella cultura ancestral.
El Abrazo de la Serpiente es al final una película, que representa mucho mejor el Apocalypto de una civilización,no importa cuanto caldo de Yakruna se hubiese tomado Mel, y una realización que busca y obtiene la bendición de la madre selva en lugar de La Ira de un Dios.

Adriana Zúñiga Castro / Fanatiticos del Cine dijo...

Le hice una simple pregunta a ud DW. La opinión de los demás es eso: la opiniòn de los demás. Lo leí y no sé dónde está la estrella que se perdió...seguro soy muy bruta, por eso hago preguntas simples esperando respuestas simples. A mí la película me pareciò genial. Yo le hubiera dado un 25 de 10. Pero bueno, ya sabemos que yo veo cine por el disfrute.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Adriana:
Se trata de generar diálogos.

Michael Vargas dijo...

A me me pareció una película muy bien hecha, y un ejercicio monumental que nos muestra lo profundo del Amazonas y hasta donde ha llegado la mano destructiva del hombre blanco, sin embargo mi "pero" es el mismo, como que se queda atascada por momentos, la lentitud de las escenas siempre con los mismos personajes en ese lienzo blanco y negro provoca cansancio.

Mark de Zabaleta dijo...

Bien comentada...

Saludos

Gabriel González-Vega dijo...

Una gran película de un gran director. En el 37 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana acaba de recibir dos Corales (edición y música, si bien recuerdo), en competencia con una impresionante selección de estupendos filmes.

Jorge Ampuero dijo...

La verdad que no he visto la película pero por lo que reseñas sobre ella, anoto y busco el video.

Saludos.

Álvaro Barrantes Redondo dijo...

Extraordinaria película... reflexiva y alucinante. Haciendo eco de las palabras del chamán: "para que el blanco valore y respete nuestra cultura".

Mario Saavedra Araya dijo...

Buen film.

Rembrandt dijo...

"...Tiempo después, Karamakate, envejecido, recibirá a otro científico, quien busca una planta que enseña a soñar...."

Sólo leyendo este párrafo me han dado ganas de salir a buscar el video y ver esta peli,como siempre excelente su crítica William. Hoy leía, además, que la Academia de Hollywood coincide con su mirada ya que este film quedó entre los nueve extranjeros candidatos al Oscar.

Abrazos desde el Sur y buen finde querido amigo.
REM