SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

domingo, 31 de enero de 2016

"Carol": amor se escribe con " m " de mirada

He aquí una historia contada con mucha sensibilidad, con emotivo tono poético, con libertad erótica y con gran habilidad para diseñar personajes y sus ambientes. Es cine donde la amable sencillez del relato hace una hermosa película vitalista. Se trata del filme titulado Carol (2015), logrado con inteligencia, ternura y pasión desde la mirada de su director Todd Haynes, graduado en semiótica, lo que nos explica cómo dicho director pudo expresar tan bien no solo los acontecimientos, sino, sobre todo, los sentimientos desde un referente unívoco. Con la aguda visión de Todd Haynes, el filme es profunda historia de amor vivida desde el contacto visual de sus personajes: dos mujeres que se aman desde el primer momento en que no pudieron eludir el mirarse una a la otra. El tránsito de esa relación amorosa con sus contradicciones, giros y perspectivas, esto es, la huella de esa mirada, se reproduce o extiende en una, otra y muchas más miradas que le dan cuerpo a una historia de ritmo pausado, pero sostenido, de fina progresión dramática, con elegantes formas y cálida pasión. Con Carol, no es herejía alguna recordar el tratamiento que del melodrama hicieron directores como Douglas Sirk, estadounidense de origen alemán, y John M. Stahl, estadounidense de origen soviético. Son fuentes. En fin, Roland Barthes dijo que uno escribe con su cuerpo; pues entonces esta película se narra a sí misma con la mirada de sus personajes (desde el comienzo de la historia hasta su cierre). Para eso, es imprescindible contar con buenas actuaciones, porque si no la película se va a pique. La salvada está en el buen trabajo de las actrices Cate Blanchet y Rooney Mara: sus ópticas de sus propios personajes estructuran con firmeza lo narrativo (épico) y lo sentimental (lírico) de la película. Hay que rescatar el arte del encuadre en Carol, ejemplar, y también la dirección de arte. Arte más arte; aunque hubiese preferido una más esclarecida muestra de la sociedad represiva de los años 50 en Estados Unidos, implacable contra las minorías, que parece resurgir con algunos precandidatos presidenciales de ese país, ¡hoy mismo!

31 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

CAROL
Título original: Carol
Reino Unido, 2015
Género: Melodrama
Dirección: Todd Haynes
Elenco: Cate Blanchet, Rooney Mara
Duración: 118 minutos

Calificación: CINCO ESTRELLAS ( * * * * * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Sin duda que en Carol, la película, se potencian las soluciones visuales: incluso, son lenguaje erótico, como asunto glíglico, según el decir de Julio Cortázar en su novela Rayuela. De lo mencionado, podemos ubicar a este filme como melodrama: fórmula evocadora de sentimientos sin llegar a la tragedia interior.

Noilyn Ivannia Ramirez Orozco dijo...

DE TODO HAY EN LA VIÑA DEL SEÑOR: recibí este correo de "Noilyn Ivannia Ramirez Orozco . Lo transcribo tal cual:

"Ya cansan con estar promocionando las diablurad de satanas. Estas peliculas son escritas en el fondo de los infiernos y hechas por demonios que habitan en seres humanos sin ningun pudor, ni temor de Dios. Totalmente desagradable. Paren ya de contaminar las mentes de los jovenes. Use su pluma para edificar con valores cristianos."

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Roland Barthes dijo que uno escribe con su cuerpo; pues entonces esta película se narra a sí misma con la mirada de sus personajes (desde el comienzo de la historia hasta su cierre).

Julio Montoya // Fanatiticos del cine dijo...

"hubiese preferido una más esclarecida muestra de la sociedad represiva de los años 50 en Estados Unidos, implacable contra las minorías" (escribe DW).

Creo que en la sutilidad en el manejo del tema, el comportamiento de las protagonistas, que expresan con sus miradas lo que no pueden decir por pura precaución, y las consecuencias que sufren por su "atrevimiento" (sobre todo Carol) queda bien representada esa sociedad represiva. Me parece que hasta en eso el filme demuestra un balance completo. No se excede en mostrar lo que ya se percibe.

Óscar Laguna / Fanatiticos del Cine dijo...

La sociedad de los años 50 no era "implacable" contra las minorías por orientación sexual. Era un tema muy subterráneo, manejando con mucha discreción tanto por el individuo parte de esa minoría como por el resto de la sociedad. "Carol" representa aquello con perfección. El movimiento "gay" en Estados Unidso como algo más organizado que da también lugar a una represión más implacable (léase violenta) surge en los años 60.

Allan Scorsese dijo...

Una oda al cine clásico, visualmente perfecta,con una dirección impecable por parte de Todd Haynes el cual repite de forma exitosa la fórmula de Far From Heaven y Mildred Pierce logrando hacer brillar una época un lugar, convirtiéndolos en protagonistas, sin dejar de lado la elegancia y perfección al dirigir sus actrices.

Will Stark Rojs dijo...

Yo en Carol no veo una película sobre lesbianismo. Yo veo un filme sobre amor, y un amor complicado. Ese es su mayor logro. Dejar las etiquetas y el sensacionalismo y lograr una película con una estética audio-visual impecable, con actuaciones impresionantes (Mara como ganadora del premio Cannes 2015 a Mejor Actriz) y una dirección perfecta. Todo eso bajo la primicia de representar una historia humana y realista sin tener que apelar a la controversia. Es un filme sobrio, elegante y relevante.

Hawk Earle - Fanatiticos del cine dijo...

Un 10. Demasiado estrujado mi ser para escribir un comentario objetivo. Blanchett y Mara pletóricas. Haynes fue acariciado por los bardos. Este filme es un clasico instántaneo, fuera hoy o hace seis décadas en plena época dorada del drama estadounidense. El arte del gesto, de existir, vería su culmen reflejado a lo largo del metraje de "Carol".

Lilmarie Apéstegui Fábrega dijo...

Ayer la vi. Es perfecta. El trabajo de cámara, las actuaciones a punta de miradas transmiten tanto la frustración como la intimidad. Y qué me dicen de los guiños a las películas de los 50 o 60? Hay una escena de Therese, debajo de una farol, que podría ser de El Tercer Hombre!

Lilmarie Apéstegui Fábrega
https://www.facebook.com/groups/laultimafila/?fref=ts

Marjorie Ávila Salas dijo...

Me gustó mucho la crítica del señor Venegas e incluso comparto con él ese deseo de que se podía haber analizado más en relación con el contexto, de esos años que fueron muy duros , pues había en USA, persecuciones de todo tipo para las minorías.

https://www.facebook.com/groups/laultimafila/?fref=ts

Óscar Laguna / Fanatiticos del Cine dijo...

Estaba esperando el link para su blog, Wílliam. Aquí mi breve comentario sobre Carol. Es un filme sobrio y elegante ambientado en una sociedad convencional regida por las apariencias y donde los seres humanos deben ocultar (o reprimir) sus sentimientos, sus emociones y sus atracciones. El filme está hecho con maestría y tiene la actuación de dos actrices maravillosas. Es interesante el contraste entre el grupo social donde vive Carol (Blanchet), clase alta de los años 50, conservadora pero prudente y muy cuidadosa de las apariencias y la clase de Therese que es una clase media que lentamente empieza a ser más inclusiva y más dispuesta a aceptar la diversidad (por lo menos de identidad sexual).

Daniel Granados Castillo dijo...

Es de buen ver una película que estudia y entiende la fuente de la historia y la interpreta en cada uno de los apartados que se muestran en pantalla. Sería injusto denominar a “Carol” como un romance lésbico, cuando hay mucho más por hablar de ella. El amor involucra personas con sentimientos, conflictos y un entorno que responde a lo que sucede. Por eso, se obtiene de esta película un estudio de dos personajes muy bien desarrollado frente al sentimiento mutuo que nace entre ellos.

La película abre con el flirteo entre dos mujeres: Carol Aird (Cate Blanchett) y Therese Belivet (Rooney Mara), dando pistas de todo un historial entre ellas, sea propio o unidas. Sus primeros minutos muestran la clase alta a la que pertenece Carol y la clase media de Therese. La primera, al borde del divorcio por un aparente suceso fuera de lo moral, conoce a la joven, que se enfrenta al sueño de querer surgir en Nueva York de los años 50’s. Con este panorama es que surge el enamoramiento, sin dejar de lado un pasado angustiante, un presente riesgoso y un futuro inseguro… como la mayoría de las relaciones.

Se deben enumerar varios logros que posee el filme. En primer lugar, el trabajo de cámaras para ubicarnos en medio de la conexión entre las involucradas, con acercamientos a miradas, tacto, juegos de palabras; el lenguaje corporal y lo audible hacen un excelente juego de romance, que no va soltando su último elemento hasta pasada la primera mitad de la cinta. Esta labor se aprecia muy bien por la época en la que sucede, con una difícil aceptación de lo que es la homosexualidad como preferencia sexual, y en donde la poca visibilidad era fundamental.

Las actrices Blanchett y Mara presentan un increíble nivel de histrionismo para evocar la química que plantea el guion, además de mantener sus papeles cuando están separadas. Basta con leer lo que exponen sus ojos para darse cuenta de la tensión dramática que inundan sus personajes. También especial atención al resto del reparto con muy buenas actuaciones.

Ante tal guion que vemos en pantalla, era primordial elevarlo al nivel de belleza adecuado, por eso, la estética del filme es vibrante. Iniciando con una ambientación a exactitud de medio siglo XX; pasando por una fotografía con tonalidades fuertes estilizada según la época; y la música dotando de momentos apasionantes y otros más de tensión.

Un filme de gran sutileza, hecho a la medida de lo que representa. Gran trabajo de Haynes como director, donde es mínimo el detalle que se le pueda reprochar. Queda una de las mejores del 2015.

Calificación: 9

Mark de Zabaleta dijo...

Muy bien analizado...


Saludos

Robert Chaves, Fanatiticos del cine dijo...

Carol, dirigida por Todd Haynes. En su mayoría los comentarios son positivos, algunos incluso la colocan como un clásico instantáneo. En mi humilde opinión, Carol es una buena película, pero no la más completa de su director. La historia de la película "Lejos del cielo", se desarrolla en una época cercana a la de "Carol". De hecho también trata el tema de la homosexualidad, sólo que no es el centro de la historia. Pero esa maravillosa película del año 2002, me parece más lograda en su diseño de producción y sobretodo, en su guion que lo visto en "Carol", respetando opiniones me parece que lo último de Todd Haynes navega con cierta calma por un mar que se agita un poco de vez en cuando sin que ello altere de buena manera una historia que en ocasiones se siente pasiva. Sé que a mi comentario vendrá por parte algunos el argumento de la elegancia, la sobriedad. Pero eso no lo pongo en duda, lo que me parece es que a esos ingredientes les faltó un poco más de picante en el buen sentido de la palabra trasladada al cine.

Steve Monge dijo...

Voy a enfocarme en el contenido, ya que el aspecto técnico considero que es lo más relevante y cumple eficazmente. Si bien es cierto la película nos adentra en una época prejuiciosa, en donde por medio del código de moral, tales conductas eran tachadas fuertemente. Sin embargo me parece que el acercamiento en el desarrollo de la relación se torna extensa e incluso fabulesca, debido a la forma que enlazan la relación. Veo creíble la posición de la joven (R. Mara) la cual se encuentra explorando un campo no vívido y tachado negativamente ante el entorno social. Sin embargo la posición de Carol es contraria, hablamos de una mujer madura, con experiencia, que en una posición lógica tendría mayores mecanismos o artimañas para acortar el acercamiento con mayor naturaleza, sin tanta timidez y alargamiento. La historia en sí nos delata que Carol ya ha tenido relaciones lésbicas anteriormente, por lo que se me hace poco natural, esa forma de comportamiento, como si se tratase de dos adolescentes que sólo por medio de miradas exteriorizan su amor, ésto estaría bien en la fase inicial o de conocimiento, pero por el contrario se extiende y se torna repetitivo a lo largo de la película. Prefiero una película como "El Secreto de la Montaña" me parece más acertada y creíble su historia. No digo que Carol, no sea una gran película, pero con respecto a su historia no me resultó natural.

Óscar Laguna / Fanatiticos del Cine dijo...

A Steve Monge:
Hay una diferencia grande Steve entre "Carol" y "Brokeback Mountain" y es la clase social en la que se desenvuelven las historias. Ambos personajes en "Brokeback Mountain" son hombres de clase obrera, mientras que Carol es una mujer de la clase alta. El acercamiento de Carol hacia Therese es muy característico de su clase. Todo con mucha discreción. Ella como esposa y madre seguía ciertos códigos sociales y salir de esos esquemas es algo muy complejo. El individuo de clase alta vive atrapado dentro de su propia clase social (léase clase y no posición económica, lo cual es un concepto diferente).

Georgina Grey dijo...

La película es hermosa definitivamente y las actuaciones son hipnotizantes. Además de todo eso, me parece que aporta algo refrescante al tema de LGBTI, más allá del tema social, retrata el la razón por la cual se sigue luchando y por qué es que vale la pena. Hay una escena donde Carol está con los abogados, que es básicamente una enseñanza de vida (no voy a spoilear), una cachetada de realidad para los que viven algo similar.

La historia no me pareció empalagosa, pero sí intensa, componente presente como el 97% de las relaciones entre chicas jaja. Entonces por más novela y por más "otra historia de amor" para la pantalla, es muy realista, posiblemente opinión parcializada, pero es de esas pocas películas en donde me he logrado identificar tanto con un personaje... "Therese Belivet...", que bruta Cate Blanchett, solo con esa línea le compro 3 para llevar y una para ir comiendo.

https://www.facebook.com/groups/laultimafila/?fref=ts

Alberto Zamorano dijo...

Carol
de Todd Haynes
2015 Usa

Cuando Carol Aird (Cate Blanchett) atractiva dama de sociedad, de mediana edad y en proceso de divorcio y Therese Belivet (Rooney Mara) jóven ventiañera, inocente que trabaja en una tienda por departamentos y que aspira a ser fotógrafa, se conocen surge entre ellas una conexión que las llevará a entablar una amistad y un lazo afectivo romántico que tendrá repercusiones en sus vidas y desafiará las conveniencias sociales de la época.

En los años 30 ante la proliferación de peliculas con contenido morboso, fue implementado en la industria cinematográfica, el código Hayes, el cual controlaba el contenido de las peliculas de Hollywood, velando por que nada desapegado, a las normas de la moral y las buenas costumbres, fuera llevado a las salas de cine. La medida logró controlar el empuje de muchos de los cineastas y escritores, que anteriormente se las ingeniaban, para burlar las buenas costumbres con historias de infelidad, prostitución y otros temas escabrosos con guiones basados en diálogos sugerentes y tramas desafiantes, que lograban burlar cualquier intento de censura, con un final moralmente conveniente.

Con Carol tengo un pequeño problema, estamos en el 2016 y la película parece regirse por los códigos de moralidad de los años 30. Básicamente no hay un diálogo franco, sobre los sentimientos de ambas mujeres, como tampoco lo hay sobre el pasado de Carol y sus relaciones (esposo y amiga) también hay mucha sutileza en el conflicto que la trama, presenta y sus consecuencias.

Aún así Carol no es una mala propuesta, es un filme elegante y muy formal en el que destacan varios elementos, su partitura musical, ambientación de época, vestuario y sus dos actrices, que logran cumplir con las exigencias del guión de forma satisfactoria, siendo de mi particular agrado, la interpretación de Blanchett.

El trabajo tras la cámara de Haynes es satisfactorio, Carol está bastante bien dirigida. El guión es el que particularmente no termina siendo de mi agrado, se siente frío, tibio en sentimientos y carente de emociones. Si hay que tener claro, que la película está contextualizada en una época determinada, donde las conveniencias morales dictaban la cautela en el actuar de los individuos y aunque ello podría justificar el tono narrativo del filme, no me parece suficiente motivo, para que la película esté tan desprovista de emociones. Por ejemplo en 1961 Children's hour o La Calumnia, fué una producción que con temática parecida y en el mismo contexto social, si logró generar intensas emociones, a base de buenos diálogos, sin necesidad de que un par de besos o una escena íntima vengan a compensar la falta de claridad narrativa.

En todo caso Carol es una puesta en escena elegante y tan deliberadamente sutil que no dudo termine siendo del agrado (con excepciones) aún de quienes esperaban mas de ella. 7/10 ...(7+)

https://www.facebook.com/groups/162129497181851/

Will Stark Rojs dijo...

Para Alberto Zamorano
Es que no entiendo. Estamos en un momento de la historia donde el tema gay está en boga. Hay hartos filmes que hablan sobre ello desde hace ya bastante rato. En los años treinta, una película de este tipo ni siquiera hubiera salido de la mente del guionista, mucho menos llegar a la censura donde de a seguro hubiera sido vetada. Carol no me parece que sea un film de derechos/historia gay y más de una historia de amor complicado. La ambientación es muy refinada y las estetica muy elegante. No trata el tema de relaciones homosexuales desde una perspectiva atrevida o subersiva, sino desde un punto de vista más realista y humano...de descubrimiento y de verdad no entiendo eso de que no se explora el pasado de Carol o de Teresa porque a mi me resultó más que claro a través del desarrollo del guion.

Sergio dijo...

Es desde puntos de vista imaginativos, audaces y fieles a los conceptos que se quieren tratar que las historias pueden considerarse triunfos o fracasos. Donde cada aspecto complementa al otro y donde los detalles técnicos, que muchos tendemos a notar un poco más, ayudan a que un filme se considere bien construido y contado. Pero es cuando una historia logra sobrepasar las formalidades y se convierte en sentimiento puro, que cada fibra del cuerpo del espectador se estremezca con las imágenes que ve en pantalla y despierte algo universal que nos afirma de la universalidad de las emociones humanas. Carol (2015) consigue eso.

Seguimos la historia de dos mujeres, misteriosas entre ellas y para el público que las ve, sus emociones no pueden ser expuestas de la manera más abierta posible por la época en la que viven (1952, New York). Una es joven y con ganas de conocer el mundo, de experimentar; la otra, con sus prioridades claras y personalidad definida. Resulta una combinación es explosiva de la manera más sutil posible; las emociones de Carol y Therese vibran en sus ojos, en sus movimientos y palabras, acompañadas de una composición casi poética de las imágenes: el filme mismo suspira por el repentino romance y quiere que todo salga bien, a pesar de los evidentes obstáculos.

Carol atrapa y es agradable de ver en su aspecto granuloso (por estar filmada en cámara de 16 milímetros) y encuadres dignos de fotografías que se podrían ver en una exposición, estas, al mismo tiempo, se asemejan al fugaz sueño de Therese de ser fotógrafa. Lo curioso es que ella se descubre mientras comparte su tiempo con su fugaz amor, aprende a sentir como nunca antes. Mientras tanto, la misma Carol busca otra cosa: el escape. Ella es capaz de atreverse y hablar más, pero lo hace solo para no pensar en la dolorosa separación con su esposo y las implicaciones de las discusiones que recaen en su hija, prioridad número uno para ella. Así, el filme es un viaje de decisiones y consecuencias que detallan los obstáculos de dos mujeres que no pueden estar juntas sin señalamientos de la sociedad. ¿Suena conocido?

Esas decisiones son llevadas con un cuidado genuino de parte de la guionista, delineando a los personajes (principales y secundarios) con cuidado en cada uno de los diálogos que tienen, construyendo la historia sin caer en excesos de melodrama. Cada sentimiento es vivido al punto adecuado, cosa que no sería lo mismo sin las sublimes actuaciones que transmiten impresionantemente las emociones altas y baja. Kyle Chandler es excelente como el esposo controlador, herido y confundido; Rooney Mara demuestra rigidez y emociones contenidas a la perfección; pero Cate Blanchett triunfa, una vez más, como la elegante y sutil Carol Aird. Blanchett vive su personaje y brinda todas las capas necesarias para dejar a cualquiera con la boca abierta. Brillante.

Gracias al director, Todd Haynes, todos estos aspectos quedan unidos en excelencia cinematográfica. Él sabe usar el guion de palabras y transformarlo en imágenes que se complementan con el resto de la película, ningún elemento es malo aquí: música, diseño, fotografía, montaje. Incluso, el no contar todos los detalles de la relación le da un aire de misterio, como si las dos protagonistas no quisieran contar toda su historia, como si el filme fuera celoso de mostrarnos todo. Se perdería la magia de los misterios y secretos que llegar a pertenecer solo a dos personas en el mundo.

...sigue...

Sergio dijo...

Carol es sobre ese curioso, emocionante y, a la vez, frustrante sentimiento universal que tenemos los seres humanos. Lo demuestra de diferentes maneras: con los amigos, hijos, amantes y hasta con las ideas que surgen en la mente pero no son más que eso: simples enamoramientos e idealizaciones. Al final, con una de las mejores secuencias finales para una película, el filme —y uno como espectador— aprendió a que cada decisión tiene su costo, que a veces alcanzar algo que se quiere depende solo de esa pequeña valentía, y que podríamos tenerlo en frente, pero parece imposible e inalcanzable. Que mientras más nos acerquemos, más se aleja, que cada paso es atemorizante, y sin embargo, decidido.
Siempre con una pizca de duda, ese pequeño levantamiento de labios puede ser el momento de seguridad y alivio de haber tomado la decisión correcta y de que se puede, por fin, sonreír.

Calificación: 10

Señor Cara de Papa dijo...

Gran filme. Magnificas las actuaciones de Blanchett y Mara.

Po dijo...

Muchas gratitudes de mi familia panda para DW quien siempre orienta con sus críticas de manera familiar y también para don Sergio muy brillante con sus análisis.

Don Sergio usted debiera abrirse una página de cine como la que tiene don Mario Giacomelli para que podamos leerlo y releerlo cuando querramos los pandas y los humanos o las pandas y las humanas.

El sentir de Ana dijo...

Siempre me ha gustado Cate Blanchett, una excelente actriz con un físico maravilloso. Pero más me gusta ella cuando logra quebrar su propia languidez, su línea finísima, su piel translúcida, sus facciones de ángel en actuaciones donde su fuerza le brota por todos sus poros. Y no es que no lo haya logrado en “Carol”, esto quedó más que confirmado en la crítica de DW así como en los comentarios de sus lectores, con los cuales concuerdo así que no vale la pena que llueva más sobre mojado. Es simplemente que su actuación se me unificó, en la primera mitad del film, con el movimiento de ondas marinas y logró, en esa primera parte, provocarme cierto grado de cansancio el cual, por dicha, fue desapareciendo conforme la trama avanzaba. Si, porque se aceleró bastante, para mi fortuna, a partir del “medio tiempo”. Es en verdad una película extraordinaria, como esa poesía de amor que siempre leemos en nuestros momentos introspectivos, pero en esto de leer poesía, cada quien se ve afectado dependiendo de sus más íntimas y profundas experiencias. Me gustó pero no la vería dos veces ni tampoco le daría 5 de 5 estrellas. Un abrazo DW

Rembrandt dijo...

Siento debilidad por ciertos interpretes, como Cate Blanchet por ejemplo. En este caso particular la película colma mis expectativas, maravillosas ella y Rooney Mara, un gran film que no deberíamos dejar de disfrutar.
Excelente su crítica DW y demás estar decir que coincido plenamente.

Un fuerte abrazo desde mi Sur.
REM

Aurelio dijo...

Muy acertado análisis, amigo William. Creo que tengo que ir más al cine.
Un abrazo.

Carlos Echinope Arce / EDITOR / Letras Uruguay / dijo...

DOS CRÍTICAS DE DW EN LETRAS, REVISTA DE ARTE

La verdad oculta (EE.UU, 2015) - Título original: Concussion
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/la_verdad_oculta.htm

Carol (Reino Unido, 2015)
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/carol_2015.htm

Saludos: Carlos

elblogdelautorperiodico dijo...

Amigo Wílliam, se te echa de menos. Espero que pronto vuelvas a publicar.
Un abrazo

Aurelio dijo...

Por cierto, una visita a www.elblogdelautorperiodico.wordpress.com
sería muy bien recibida.
Gracias.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Aurelio:
Allá voy.