SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

domingo, 21 de febrero de 2016

"Los 8 más odiados": el Tarantino más autorreferencial

Dicen los numerólogos que el ocho es número de poder y, en algunos casos, de pérdida de escrúpulos. Parece que los personajes del más reciente filme de Quentin Tarantino se comportan por ahí: la película se titula Los 8 más odiados (1915): es la película más autorreferencial que, hasta el momento, nos ha dado dicho director. De las películas de este director nacido en Knoxville, Tennessee, en 1963, Los 8 más odiados es la que más fácilmente me lleva al filme que, creo, es el mejor de Tarantino, el primero: Perros de reserva (1992). El problema de Los 8 más odiados es el tránsito que Tarantino le da a su propio guion: dura un tanto más de la cuenta para decir lo que se podía decir en menos tiempo. Eso sí, la semejanza entre el paisaje de una naturaleza aplastante y la brutalidad de los personajes metidos en una casa de montaña resulta formidable alegoría o metáfora, aunque haya abuso de sangre con las imágenes. Para reproducir esa metáfora, el equipo actoral es bueno, pero no tanto la dirección de actores: todos ahí metidos en una cabaña, hace fácil ver los desniveles histriónicos. Aplaudo este filme del profeta Quentin; sin embargo, no logra ser el gran cine “western” firmado por John Ford, Sam Peckinpah o Clint Eastwood.

20 comentarios:

Max Villalobos dijo...

Excesiva en el diálogo, como fan de Tarantino debo decir que sentí floja esta película, con excesos para simplemente extender el metraje lo cual repercutió en la audiencia... Una lástima porque las actuaciones están muy buenas, y a partir del cuarto acto es donde la película ya comienza, el primero y segundo acto se pudieron resumir en uno... Los últimos dos actos son los que levantan la película. Creo que Tarantino ya se siente cómodo....

Óscar Laguna / Fanatiticos del Cine dijo...

Un texto fascinado por la violencia en una sociedad que continúa fascinada por la violencia (la de los Estados Unidos digo). Y me gusta que resalte, Wílliam, la actuación de Jennifer Jason Leigh.

Óscar Laguna / Fanatiticos del Cine dijo...

Un texto fascinado por la violencia en una sociedad que continúa fascinada por la violencia (la de los Estados Unidos digo). Y me gusta que resalte, Wílliam, la actuación de Jennifer Jason Leigh.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

LOS 8 MÁS ODIADOS
Título original: How to Train your Dragon 2
Estados Unidos, 2015
Género: Vaquero
Dirección: Quentin Tarantino
Elenco: Samuel L. Jackson, Jennifer Jason Leigh
Duración: 167 minutos

Calificación: CUATRO ESTRELLAS ( * * * * ) de cinco posibles

Diego F. Mena dijo...

Una ambientación excelente y un guión que combina algunos de los mejores elementos de Pulp Fiction y Reservoir Dogs (pero a la vez siendo su propia cosa), son los dos principales factores que, en mi opinión, hacen que las 3 horas de The Hateful Eight sean más un ejercicio de tensión y narración que de tedio. Y aunque no lo crean, sí, me parece que el contexto social le añade mucho a sus personajes.

Michael dijo...

Concuerdo, el guión de Hateful Eight es mejor que Django. Y en general técnicamente la película es excelente. He igual había mencionado, el contexto resalta y da forma a los personajes, como siempre, personajes bien desarrollados, y el argumento en general es un disfrute, no es espectacular, pero sabe conducir de forma coherente a los personajes hacia un final lógico esperado.

Daniel Granados Castillo / Fanatiticos dijo...

Veo Reservoir Dogs y encuentro un excelente dominio narrativo y de edición. En Pulp Fiction perfecciona su fórmula y logra una utilización del arte pop genial. Con Kill Bill gana respeto haciendo lo que le plazca, con sentido y coherencia, mezclando géneros como loco. Bastardos sin gloria excelente a nivel técnico y otra vez muy bien en lo narrativo. Con Django cae en excesos, pero termina siendo entretenida y con un excelente cast... pero qué diablos es The Hateful Eight???
Hora y resto iniciales desperdiciadas en diálogos que nunca tuvieron sentido (las anteriores películas sí tenían sentido), huecos argumentales en el guion, nunca supo lo que es edición, y por supuesto, irregular dirección.
Solo salvo la foto, vestuario, producción, y digamos que las actuaciones. La música de Morricone es buena, pero no tiene peso en la película.
En serio la pasé mal viendo esto...

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

El problema de Los 8 más odiados es el tránsito que Tarantino le da a su propio guion: dura un tanto más de la cuenta para decir lo que se podía decir en menos tiempo. Si esta película vaqueril fuese de John Ford, este gran director la habría resuelto en menos tiempo y con idéntica tensión dramática.

Gabriel Rodríguez dijo...

Me gustó porque es un recopilatorio de lo que se vuelve predecible en el universo de Tarantino es un más de lo mismo, pero de mi parte agradable de que sea así; yo le pondría un 6/10.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

También es el filme número ocho de Tarantino, quien anunció su retiro a la cuenta de diez películas, mientras se esfuerza por redondear su carrera dentro de la condición de autor, lo que ya tiene conseguido.
Se le llama “cine de autor” a aquel cine de constantes que, al paso del tiempo, definen e identifican a un cineasta; a veces, este propone un estilo que algunos siguen por certeza y otros imitan a falta de imaginación.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

No hay duda que Tarantino sabe escribir buenos guiones. No hay duda que los sabe resolver: lo visual. Es narrador atrevido y es lo mejor de él, aunque peque de excesivo en muchas secuencias de violencia: un hito en su estilo.

Julio Montoya // Fanatiticos del cine dijo...

No sé si será justo decir que Tarantino, en su octavo filme, se ha quedado sin ideas o sin sorpresas. Sería sentenciarlo por lo que podría ser solamente un proyecto menos atractivo que de costumbre, como muchos lo sentenciaron por DEATH PROOF, solo para venir luego con la excelente BASTERDS y la buena DJANGO. Pero debo decirlo: efectivamente, THE HATEFUL EIGHT se me hizo tediosa, cansina. El principal pecado es ser demasiado larga, en una historia que no daba para tanto. Pareciera que Tarantino se enamoró tanto del proyecto de 70mm que quiso imitar la duración de los clásicos de antaño, solo que los clásicos de antaño no llegaron a ser tales solo con puro relleno. Pero aún si hubiera encontrado un buen balance en el metraje, no sentí nada nuevo o profundo en la historia y su representación. La matazón y sangre que como humor negro sirvió en películas anteriores, ya es cuestión muy repetitiva y hasta predecible, como para que siga siendo "gracioso”. Y como no da risa, se queda en cierta perversidad que no resulta muy agradable.
En fin, me quedaré esperando “el noveno filme de Quentin Tarantino” para ver si se reinventa o al menos presenta ideas más profundas para justificar sus matazones.
6 / 10

Alberto Zamorano dijo...

A mí lo que no me gustó fué la violencia tan grafica, por lo demás es lo que se espera de Tarantino, aunque creo que argumentalmente y en la construcción del filme a punta de diálogos, no siento el filme a la altura de los mejores, la película tiene algunos recursos que no parecen propios de Tarantino, o a lo mejor solo a tratado de innovar y no lo asimilamos de la mejor manera.
El filme no me ha gustado mucho pero no lo siento malo voy a repetirlo sin la presión de las altas expectativas.

José Morales dijo...

Concuerdo en muchas cosas, sobre todo en que el filme es demasiado largo, hacia la última hora se da lo que todos quieren ver, pero yo percibía esto con los antiguos filmes de Quentin, son pretenciosos y válvulas hacia un final que todos lo adivinan pero lo anhelan. No hay sorpresa.

Señor Cara de Papa dijo...

Lo que Tarantino necesita es una ida al psicólogo.

Mark de Zabaleta dijo...

Ocho motivos para ver sus películas con más atención...


Saludos

Pako González dijo...

Que te paso Tarantino? deberia ser el titulo. Porque ruedas en 70mm(ultrapanavision) y el 94% de la peli es una posada en interior. 3horas para una trama simple con dialogos de rellenos. Mucho diran los dialogos de Tarantino son memorables. pero estos NO. " deja tus armas lentamente en el suelo, lenoto que es lo contrario de rapido por que si no las dejas lento, que es lo contrario de rapido.....etc.. Ami me dejo la sensación de un juego de "CLUE" de tres horas. despoués de ver Kill Bill volumne 1, 2, 3 y 4 ( 3 bastardos sin gloria donde el dialogo de Tarantino se hace pretenciosos, 4 Django) no la vi con muchas esperanzas me daba miedo toparme con otra película de venganza. Por suerte no fue el caso.

Esteban Cuvardic dijo...

Mi humildísima opinión: Tarantino está solo. Es un genio. Porque sólo un genio puede hacer casi tres horas de cine puro, con gran música, enormes actuaciones, suspenso inigualable, violencia fuerte pero filmada con maestría, primeros planos sensacionales, diálogos maravillosos. ¿Qué más quieren? Los 8 más odiosos es una obra de arte. Casi tres horas que fueron una gozada, porque es una obra maestra. Muy bien señor Tarantino. Y a la pareja que se dedicó a hablar dentro del cine (éramos 10 personas en total), qué dicha que se fueron a mitad de película. Aunque, por dicha, me cambié mucho antes de lugar para no oírlos y concentrarme en la pantalla. Porque fue una película donde perderse una línea de diálogo o una escena era un crimen.
http://www.nacion.com/ocio/cine/Perros-reserva_0_1544045650.html

Jeffer Lopez Aroca dijo...

Disiento por primera vez con ud don William el cine no es para comparar el cine de jhon Ford Clint Eastwood y otros grandes de los westerns no puede ser comparado con el de tarantino porque fueron épocas diferentes y este western nos muestra lo salvaje que es el oeste y lo duro de ver que la sociedad desde esas épocas ya tenía vicio de todo tipo esta película es simplemente un cine de autor como los antes mencionados comparalos seria compara un da vinci con un Picasso mis respetos a ud don william y por cierto las actuaciones están bien me hubiera gustado ver de nuevo a cristoph Waltz

Saúl dijo...

Yo le recortaría por lo menos una hora de metraje. Aún así la película termina siendo un autoplagio de Perros de Reserva... De los más flojo de Tarantino.