SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

sábado, 9 de abril de 2016

"Un hombre irracional" Woody Allen según él mismo

Las películas de Woody Allen entre más se parezcan al cine de Woody Allen, más se disfrutan. Bueno, más las disfruto yo. Hoy se trata de un drama plagado de humor ácido y con distintas referencias a la filosofía occidental. Su título es Un hombre irracional (2015) y se exhibe casi de manera vergonzosa en muy pocas salas del país. Su guion parte de ideas que Woody Allen estructura muy bien y que sabe mostrar en pantalla: con astucia, las imágenes hilvanan trama con conceptos y, así, el filme no se dispersa en ningún momento. El señor Allen logra impecable diseño de personajes: nada falta ni sobra para entenderlos de manera plena en sus contradicciones. Con ellos, los sucesos se muestran, giran, rebotan, mutan, lo que sea, de manera inteligente. Un hombre irracional narra la historia de una pareja que se enamora en la universidad. Solo que ella (Jill) es la alumna bonita, inteligente y joven. Él (Abe) es el angustiado profesor de Filosofía, cuya vida la ha dedicada a las mejores causas, sin encontrarle aún el sentido de la existencia. Es cuando la película comienza a interpelar sobre conceptos como el azar, la causa y el efecto, la dialéctica como doctrina, el criticismo kantiano, el existencialismo de Kierkegaard o Sartre, el papel de la conciencia y temas similares, todo con el desarrollo del amor entre el profesor y su alumna. De ahí salta el motor del filme: ¿por qué, de un momento a otro, cambia la conducta de alguien? ¿Cuál es ese elemento hacedor de una nueva realidad, primero en una persona y de rebote en las demás? ¿Es causal o accidental? ¿Somos ejecutores o víctimas de las decisiones? La moraleja de la película especula sobre el hecho de que la vida no tiene sentido: ¿cine pesimista? Lo que sí tiene sentido es ir al cine a ver este buen filme y, por qué no, deleitarse con oír The “In” Crowd, del Ramsey Lewis Trío: motivo central y recurrente (“leitmotiv”).

12 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Un hombre irracional * * *

Woody Allen en su salsa

He aquí un filme semejante a un astuto reptil que sabe serpentear desde su propia trama

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Un hombre irracional

Título original: Irrational Man
Estados Unidos, 2015
Género: Drama
Dirección: Woody Allen
Elenco: Joaquin Phoenix, Emma Stone
Duración: 96 minutos
Calificación: TRES ESTRELLAS ( * * * ) de cinco posibles

Bértolt Salas Murillo dijo...

Es interesante, leyendo la crítica: yo vi otra película. Cuando no son clichés lo que vemos, es a Woody Allen reciclando temas y situaciones que ya trató, y mejor, en filmes como "Crimes y Misdemeanors" y "Match Point". Pero ese fue el filme que vi.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Bértolt:
De alguna manera usted tiene razón. Los autores de cine se pasan haciendo una película y otra en búsqueda de la definitiva. De ahí semejanzas.

Michael dijo...

Ya la vi. Y concuerdo con la excelente caracterización de personajes que hace Allen, en eso, él es un maestro. Si se deja de ver como un drama y nos relajamos apreciando una comedia retorcida, las desventuras del deprimido profesor de filosofía tienen más sentido.

Laura León Orozco dijo...

La disfruté de principio a fin

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Así es, Laura, para disfrutar es este cine.

Francisco Llobet Soto dijo...

Woody Allen, probablemente el mejor guionista de la historia. Gran película, que mal que esté en tan pocas salas. Tuve que esperarme casi un año para verla.

Mark de Zabaleta dijo...

Muy bien valorada...

Saludos

Po dijo...

Genial.Genial.Genial.Genial.Genial.Genial.

Po dijo...

Genial.Genial.Genial.
Genial.Genial.Genial.Genial.
Genial.Genial.Genial.Genial.Genial.

Rembrandt dijo...

Otra película de WA digna de verse, es que el neoyorquino me puede, amo sus filmes.
Un placer leerlo DW , lo abrazo
REM