SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

martes, 17 de mayo de 2016

"Entonces nosotros": película mucho mejor que el título

El cineasta costarricense Hernán Jiménez le entra con entusiasmo a la que significa su tercera película: Entonces nosotros (2016), título que –dicho sea de paso– no me dice nada, ni antes ni después de ver el filme por dos veces. Entonces nosotros, con guion del propio Jiménez, es relato más bien simple, aunque no sencillo: tiene complejidad emocional. Se trata de una pareja joven (Diego y Sofía) que pasa un mal rato, sin que haya mayor análisis de la crisis entre ellos. Interesante, pese a inquirir poco en el drama interno de los personajes, el filme obtiene un buen diseño de tales: son sujetos comprensibles y se nos permite estar dentro de su liviana escaramuza de pareja, para lo cual se utiliza bien la ruptura de la llamada cuarta pared: la vida de los personajes nos domina. Para arreglar sus líos, la pareja decide viajar al idílico paisaje de una playa. Cuando uno tiene más años, sabe que eso es inútil y que –a lo sumo– es efímero apagafuegos, pero Diego y Sofía no lo saben. Ellos creen que el mar, las cervezas de tal marca, la fiesta, la luna, el sexo renovado y otros detalles les van a “atornillar” la relación. Punto de giro: he aquí que aparece una joven bella y animosa, Malena, quien enreda las cosas porque sí… y no se puede contar en esta crítica. La relación de los tres mejora el buen diseño de personajes. En tanto, la cámara alterna –con arte puntual– algunas tomas panorámicas con planos de personajes (algunos de tímida sexualidad). De manera imprevista, hay diálogos chispeantes que devienen el conflicto amoroso en asunto de contrastes para el espectador. Los diálogos llevan bien el relato y mantienen dadivosa coherencia con los acontecimientos, tanto del dilema principal como los de la subtrama de una fiesta báquica moderna por ahí. Entonces nosotros no es filme cursi. Hernán Jiménez, como buen director, es oportuno y cuidadoso con el tono de su filme. Lo es también con el ritmo y hay que aplaudir el trabajo en la sala de montaje (edición), porque hay excelentes soluciones visuales de postproducción. Entre los méritos están por igual las buenas actuaciones de las actrices Marina Glezer y Noelia Castaño (es difícil imaginar esta película sin ella: talento y encanto a la vez). Ambas contraponen bien sus condiciones histriónicas. Por su parte, Hernán Jiménez corrobora lo que hemos dicho antes: es buen director de actores, menos con él mismo, porque su actuación es –como en El regreso– el eslabón débil de la cadena. ¿Por qué tan necio? Esperemos que no sea vanidad. Da gusto recomendar cine costarricense cuando vale la pena y no como otras personas, quienes alegan que todo cine es bueno solo por ser del país. El de Hernán Jiménez es un cine al que no se le debe perder huella.

24 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

ENTONCES NOSOTROS

Título original: Entonces nosotros
Costa Rica, 2016
Género: Drama
Dirección: Hernán Jiménez
Elenco: Hernán Jiménez, Noelia Castaño, Marina Glezer
Duración: 87 minutos
Calificación: CUATRO ESTRELLAS ( * * * * ) de cinco posibles

Miguel Antonio Casafont-Broutin dijo...

Hernán Jiménez: El Woody Allen tico...

Giselle Meléndez dijo...

No le he ido a ver, cuando lo he visto en teatro es magnífico actor, pero creo que el hecho de que sea el actor principal le da un éxito de taquilla asegurado, sobre todo de mujeres.

Sara Palacios dijo...

DW: a pesar de sus 4 estrellas no merece mi tiempo, deporsi el trailer ya lo cuenta todo. Me parece que Hernán es pésimo actor y en sus proyectos sólo busca mostrar su egolatría.

Melvin Molina dijo...

Yo me divertí con las situaciones me parece una forma bonita de pasar la tarde. Coincido con usted en qué tal vez sería mejor si solo dirige.

Carmen Fernández dijo...

En esta novela no pierdo tiempo. Ni por Hernán Jiménez. Este cineasta nos ofrece una novelilla de amor cursi. Seguimos muy mal en cine nacional.

Manrique Blanco dijo...

[A Hernán Jiménez]NO lo soporto. No quiero ser grosero pero NO lo soporto.

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-cine-Entonces-atornillar-amor_0_1560443944.html

Juan Pérez dijo...

Una peliculita livianita y sosa. No se merece cuatro estrellas ¿Cuándo se va a atrever Hernán Jiménez a entrarle a algún tema denso?

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-cine-Entonces-atornillar-amor_0_1560443944.html

Orlando Gutiérrez dijo...

Y vos Juan Pérez, realmente sabes de qué estás hablando? Se me hace que no tenés ni idea, más bien sos muy denso y lo denso no necesariamente es bueno.

http://www.nacion.com/ocio/cine/Critica-cine-Entonces-atornillar-amor_0_1560443944.html

Esteban Cuvardic dijo...

Dan ganas de ir a ver la película gracias a la crítica positiva de DW. En cuanto al título (Entonces nosotros) es más soso y aburrido que un concierto de ovejas trasquiladas. Señores, el título de una película es como el título de una nota periodística. Tiene que jalar, ser llamativo, atractivo.

Chismiticos 2 dijo...

De acuerdo estoy
con nuestra amiga Carmen,
de La Huella del Ojo seguidora,
que si Hernán Jiménez sigue así
cerca está de cometer cinecidio.

Robert Chaves dijo...

El cine costarricense sigue avanzando en la parte técnica y un poco en guión. La película "Presos", nos dio una muestra de eso el año pasado, y ahora llega el tercer filme del director Hernán Jiménez para confirmar ese avance.

"Entonces nosotros", es una película comedia/drama, que narra la relación de una joven pareja que después de algunos años juntos sienten que están en un punto muerto de su relación. Ya no está la chispa del inicio, es por eso que tratarán solucionarlo por medio de un viaje a la playa. Pero la aparición de una tercer persona complicará aún más la deteriorada relación.

Lo anterior, ya lo hemos visto muchas veces en las comedias románticas de Hollywood. La diferencia es que la película de Hernán trata de ser un poco diferente, digamos que incluso más apegada a una posible realidad. También es innegable que para los costarricenses, escuchar y sentir de cierta forma nuestra manera de comportarnos y de hablar plasmada en la gran pantalla es un plus. Pero ojo, que no es simple nacionalismo. Como lo mencione antes, la película cumple de gran forma en la parte técnica y su guión contiene algunos diálogos de excelente factura en el terreno que pisa.

Ahora bien, así como el guión tiene varios diálogos y situaciones muy buenas. También tiene caídas de ritmo, la historia pierde agilidad en algunos momentos y se vuelve menos punzante de lo que puedo ser. De eso también es culpable Hernán Jiménez, y no, no es por su dirección la cual está muy bien. El también es el guionista, pero sobretodo su principal problema es su propia actuación. Si bien logra salir adelante en varias escenas, en su mayoría se nota un nivel muy por debajo de sus dos co-protagonistas, las argentinas Noelia Castaño y Mariana Glezer. Ambas, punto alto del filme.

Es una película agradable y que se disfruta. Esperemos que el cine costarricense siga avanzando película a película, creo que los espectadores valorarán ese esfuerzo.

Daniel Granados Castillo dijo...

Eso que Robert menciona como "menos punzante" sentí que pudo explotarse más en el desarrollo entre las amigas. Tal vez, lo que más le resentí.

wílliam venegas segura dijo...

Daniel:
pienso que los directores costarricenses se cuidan un poco con/por la Censura, y eso incide en no mostrar aspectos como los que usted señala. Si les ponen la película para mayores de 18 años, la funden.

Robert Chaves dijo...

Daniel:
Al igual que en los Estados Unidos -excepto con Dead Pool- , la clasificación para mayores de 18 años significa una baja bastante considerable en espectadores. Y siendo cine nacional, sin ningún apoyo de alguna institución cultural del gobierno. Se comprende que el riesgo económico era bien alto. Es una inversión privada y tiene que generar como mínimo lo que se invirtió en realizarla.

Daniel Granados Castillo dijo...

DW, Robert:
Ah no, pero no me refiero a algo sexualmente explícito, más bien a la conclusión en la playa entre ellas... ahí se pude hacer un diálogo mucho mejor desarrollado que un "quiero que te vayas".

Po dijo...

DW es que vieras que mi esposita panda y yo la disfrutamos bastante pero la sentimos que no es mejor qe otras películas de don Hernán Jiménez ni de don Esteban Ramírez.

Carlos Echinope Arce / EDITOR / Letras Espacio Latino/ dijo...

NUEVAS CRÍTICAS DE DW EN REVISTA LETRAS

Ixcanul (Guatemala, 2015)
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/ixcanul.htm

Toque de lo alto (Costa Rica, 2016)
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/toque_de_lo_alto.htm

Entonces nosotros (Costa Rica, 2016)
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/venegas_william/entonces_nosotros.htm

Saludos: Carlos

Francisco Antonio dijo...

Yo no tengo problema con el título, "Entonces Nosotros" me sugiere un pasado donde no éramos vos y yo sino nosotros, no necesariamente tiene que ser una frase en la película, si esto falla le concedo el beneficio de la licencia poética al autor. Habiendo dicho eso me causa curiosidad que la película traspase esa linea del entonces y al final haga una reflexión de aquel entonces, la película debió terminar en aquello de la sopa que era la cereza en el pastel, luego de eso me sobra película, entra en una reflexion que debería quedarle al espectador.

De la película me gustó el carácter más universal de la película, no por ser película tica tiene que estar llena de costarriqueñismos, no hay delito en eso, solo lo hay cuando se mal-retrata la idiosincrasia, pero de seguro se puede hacer un cine más universal, está comprobado.

Mientras veía la película sentí una influencia del director Alexander Payne, creo que la música al estilo "Sideways" me lo confirmó más que el estilo de la película, pero por supuesto que el estilo de la película coincide con Payne ya que el autor parece haber incorporado algunos elementos fundamentales del stand-up comedy como lo son la sátira y la hipérbole de la vida misma, inclusive le alcanza para dejar algunas imágenes sub-reales que se justifican muy bien en el filme.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Francisco Antonio:
Lo de Alexander Payne ni se me había ocurrido. Buen apunte.

Mark de Zabaleta dijo...

Muy bien valorada...

Saludos

Francisco Llobet Soto dijo...

Calificación: 8/10
Se nota una fuerte influencia de Woody Allen en Hernán Jimenez, pues se nota que a visto "Annie Hall". El cine costarricense tiende a ser muy sobrevalorado por los ticos, cuesta creer que hay gente que llama a "Maikol Yordan: De Viaje Perdido" una obra maestra. Si la mayoría de los ticos suelen decir estas cosas, no es necesariamente porque no sepan de cine, sino porque tico. Hernán Jimenez es definitivamente el mejor director costarricense que hay. Tiene un guión bien argumentado, y lleno de buenos dialogos. El filme, en general, carece de personajes, pues solo llegamos a conocer a tres: Diego (Jimenez), un comediante que quiere mejorar su relación amorosa (como Ben Affleck, sabe dirigir a todos, menos a él mismo). Sofía (Noelia Castaño), la novia de Diego (la única buena actuación de la película), y Malena (Marina Glezer) la manipuladora amiga (y algo más), de Sofía (la actuación es pesimamente mala, terriblemente sobreactuada). En resumen, "Entonces Nosotros" no es una obra maestra, pero probablemente sí pase a la historia del cine nacional. Y la próxima vez que salga de una sala de cine, después de ver una película de Jimenez, espero salir tan feliz, como me pasó con esta.

José Mairena dijo...

Para mí, la película es la historia del perdedor que pierde y no aprende nada. Sin embargo, al quedar vacío de emociones, sentimientos y palabras está listo para comenzar otra vez. Un círculo vicioso de intentos fallidos pero siempre está el deseoso de conectar.
La canción de créditos finales “Lo que construimos”, de la gran artista mexicana Natalia Lafourcade, explica la trama emocional y la cierra; sin embargo, creo que la gente sale de la sala antes de darse cuenta de ello.
Es curioso que esa canción sea cantada por un mujer cuando la película está contada, desde
el punto de vista del hombre. Aunque es un juego más de los espejos que hay allí. En la trama, los roles tradicionales están invertidos: la mujer representa el espíritu de la libertad y de la experimentación mientras que el hombre representa el espíritu de seguridad y de cierto control.
La película bien pudiera ser una comedia romántica. Aunque hay un problema: no hay ni comedia ni romance. Bueno, hay momento de chiste y de amor, pero eso es solo una de las muchas circunstancias que suceden sin que haya una conexión basada en la estructura de un conflicto que implique un viaje de descubrimiento.
Ya sé que los cineastas ticos jóvenes exploran ese lado de romper las estructuras tradicionales y hacer películas sobre experiencias sin estructura emocional, es decir, sin pasar de una emoción a otra, donde el espectador tenga un viaje que los lleve del sufrimiento de un conflicto a la felicidad de una resolución esperanzadora.
Es algo extraño porque parece que los jóvenes tienen en una misma dimensión sus dudas y sus certezas y eso lo lanzan a sus productos hablándonos de relaciones basadas en lo fugaz de la felicidad.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

José:
Nos enriquece usted con su comentario.