SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

domingo, 11 de septiembre de 2016

Star Trek: Sin límites... sin límites con su mediocridad

Ahora estamos en el lapso en que los viajes de la nave Enterprise los vemos desde lo que, en cine, se llama precuela. La película que llega hoy es la tercera de las precuelas: Star Trek: Sin límites (2016), dirigida por Justin Lin, quien nació en Taipéi, pero creció en Estados Unidos. Esta vez, el libreto del filme es harto superficial, apenas para un director pirotécnico, sin afanes de corrección formal ni de narrar bien una historia. Tal es el señor Justin Lin. Justin Lin pierde la esencia de la serie espacial, se suma a la debilidad del libreto y filma como si fuera una de sus otras malas películas, las de Rápidos y furiosos. Ni siquiera se detiene con los personajes: la película no pasa de ser un publicitado espectáculo masivo para hacer dinero (“blockbuster”). Hasta ahí el ‘lenguaje’ del filme. En Star Trek: Sin límites vemos cómo la tripulación del Enterprise cae en una trampa muy tonta (¡zonzos!) con el timo de una misión de rescate, lo que los obliga a quedarse varados en el planeta Altamid en lucha contra el “malo” del caso: Krall. Resuelta con todos los efectismos del caso, esta película es holgura de medios técnicos, que no de talento. Solo espero que sus “fans” sean más inteligentes que la película, porque esta saga no merece quedarse en volteretas de cámaras, en juegos por ordenador o en explosiones repetidas como en feria de pueblo. Película seca como el más seco de lo desiertos, me eximo de recomendarla.

19 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

STAR TREK: SIN LÍMITES

Título original: Star Trek: Beyond
Estados Unidos, 2016
Género: Fántástico
Dirección: Justin Lin
Elenco: Chris Pine, Simon Pegg, Karl Urban, Zoe Saldana, Zachary Quinto, John Cho
Duración: 120 minutos
Calificación: DOS ESTRELLAS ( * * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Dentro del vaivén acelerado de imágenes, para sentirnos peor que en montaña rusa, la música suena toda la película con su respectiva bullaranga. Para uno, sentado ahí al frente de la pantalla, es posible la llegada de un dolor de cabeza. Por eso mismo, cuesta evaluar actuaciones, fotografía, dirección de arte y otras sutilezas.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Star Trek: Sin límites * *
Más para los “trekkies”
El elenco se ha coligado con sus viajes galácticos de ficción, pero el director Lin echó a perder la esencia.

Alonso Ruiz dijo...

Para criticar esta película hay q ser trekkie don William. Desde Batman v Superman han decaído bastante sus críticas. Excelente película, super recomendada.

Daniel Granados Castillo dijo...

Alonso:
Según tengo entendido (y por la publicidad que veo) esta película es para todo público, no solo para "trekkies". Igual que BvS...

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Alonso Ruiz:
más bien los "trekkies" pecan de subjetivismo, debiera ser al contrario de lo que usted dice. ¿Cierto, Daniel Granados Castillo?

Daniel Granados Castillo dijo...

Cierto, DW. Que una película se parezca o imite su fuente, no la hace película por completo... Hay más aspectos por analizar.

Alonso Ruiz dijo...

M´ss bien es criticar con propiedad... Sabiendo del tema q se está criticando. Me extraña de sobremanera de usted, DW... Pero bueno, no lo culpo. Mera critica constructiva. Saludos.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Alonso:
Alonso, con respeto, no sé si usted había nacido cuando ya era yo un seguidor de la "Enterprise" y de "Viaje a las estrellas". No creo que usted haya leído mis artículos de entonces. La mejor manera de ser seguidor de algo es no ser fanático de estilo futbolero, igual le agradezco su intervención en este muro.

Andrés Zamora Gámez dijo...

Es verdad, daba pena ajena leer a los fans cinéfilos defendiendo a Batman v Súperman.

Andrés Madrigal dijo...

Ya porque uno sea Trekkie y fiebre de las películas de superhéroes no quiere decir que uno no deba criticar estas películas. Es más, como fan uno debe exigir que tengan buenas actuaciones, guiones, etc. Star Trek Into Darkness fue muy criticada por los fans y los productores oyeron las críticas. Igual con Batman vs Supermán. Ya DC esta corrigiendo el tono y guiones de las próximas películas de ese universo. Sin Límites la disfruté montones y la recomiendo a Trekkies y los que quieran disfrutar de una película de acción y SF. Perfecta no es, tiene unos huecos en el guión donde puede pasar el Enterprise. Esos negativos son superados por los positivos (la camaradería de los personajes, por ejemplo). Larga vida y prosperidad.

Daniel Granados Castillo dijo...

Se mantiene la línea de las anteriores, con buen diseño creativo y los actores siguen metidos en sus personajes, pero no muestra algo nuevo para la saga como las anteriores. Se queda como entretenimiento sencillo. A nivel técnico el maquillaje y los efectos visuales a veces no ayudan y varias escenas de acción no son bien filmadas o tienen algunos errores de continuidad.

Robert Chaves dijo...

DW: ¿Y cuando sale la critica de No Respires?

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...


Robert:
Mañana o pasado mañana está aquí.

Club Magaly - Cineclub dijo...

Ya pusimos la programación de setiembre con las referencias del caso.Pueden pasar.

Club Magaly - Cineclub dijo...

El ciclo se titula "Luces y sombras del policial". Termina el 1 de Octubre.

Sergio dijo...


No hay de otra. Hay que aceptarlo y caer, con todo, en la fórmula nebulosa, entretenida y superficial de la mano productora (Bad Robot) que trae estas entregas supuestamente frescas y renovadas de la saga espacial más interesante. La saga que, pienso, más cariño se le puede tener y expresar, en especial por la premisa inicial que posee. Star Trek, en su esencia, no debería ser más que una visita a un futuro lejano y las características, paradojas y contradicciones que este tendrá. Ahora, con el nuevo “episodio” de la saga, la fórmula que había tenido éxito se repite, con unas cuantas mejorías y aspectos que se pueden rescatar.

Star Trek Beyond es de naturaleza episódica. Una aventura diferente para los personajes conocidos, pero sin una continuidad o desarrollo de las anteriores a esta o hacia la cuarta secuela ya planeada. Entre tanta acción (bien hecha, pero no tan bien filmada y demasiado prolongada) los momentos de silencio y de profundidad en los interesantes temas que plantea el guion son de menor tiempo que el que se utiliza para avanzar la trama. El filme comienza con un genial monólogo del Capitán Kirk sobre su cuestionamiento interno y existencial al estar en la misión de cinco años en la que embarcó la Enterprise. ¡Es ahí donde están los destellos y momentos de excelencia! ¿Por qué no dejarlos correr unos pocos minutos más? ¿Por qué no permitir que los diálogos vayan más allá de la simple narrativa de punto A al punto B? ¿Dónde quedó el subtexto existencial de la ciencia-ficción?

Sergio dijo...

Claro que no todo está perdido. Por una parte, el cambio de visión en la dirección es evidente en las largas y contemplativas tomas de Justin Lin que se fluyen como en círculos sin detenerse, pero que admiran las inmensas ciudades y paisajes espaciales. Mientras Lin no se repite a sí mismo en sus técnicas de filmar acción, sus imágenes evocan bien las emociones internas del filme. Por otro lado, el guion de Simon Pegg y Doug Jung hace que la historia suceda de manera que la tripulación, luego de ser atacada, se separe. Así, la narración permite, durante el segundo acto, el intercambio de dinámicas y diálogos interesantes entre los personajes que volvemos a ver luego de un tiempo, pero durante el cual ellos han convivido juntos. Ahí está, también, el aprovechamiento de los detalles más pequeños que el libreto crea: cuando ningún elemento introducido a lo largo del filme se desperdicia y se utiliza, más bien, de manera ingeniosa.

Luego, la atención importante que se le da a los personajes secundarios es parte de una mayor intención de mostrar la historia como un grupo de exploradores y no solo con el capitán de protagonista. La nave y su tripulación son los protagonistas. Por eso se agradece (además de los rostros conocidos de Chris Pine, Zachary Quinto, Karl Urban y Zoe Saldana) la nueva y genial presencia femenina de Jaylah (Sofia Boutella), el tiempo extra con Sulu (John Cho) y el siempre tan carismático y bien diseñado Pavel Chekov (Anton Yelchin, quien murió antes de haber estrenado el filme, haciéndola una de sus últimas apariciones en cine). Resultan agregados a un todo que representará la intención de darle más validez a un equipo que busca estar unido de nuevo, no solo por la separación física que la historia crea, sino de la distancia emocional, también.

Con Star Trek Beyond (y con la próxima que estrene) no pensaba exigir mucho.
Entonces, hay que admitirlo: es un rato súper agradable de entretenimiento que, por más que sea solo eso, hay que saber disfrutar por sus mejores partes y no esperar mucho más que la diversión pasajera que hablamos en las dos reseñas anteriores. Incluso siendo Idris Elba el villano más débil (y, paradójicamente, el más interesante) de las tres películas, los méritos de esta tercera parte la hacen destacar ante sus predecesoras, aunque todas caigan en demasiada secuencia innecesaria de acción. Por eso, si aman Star Trek y el universo que ha construido a través de los años, pueden amar, fácilmente, esta poco publicitada película; si apenas comienzan el viaje con los personajes actuales, déjense llevar por la aventura que ahora ofrece Beyond, pero traten de apreciar bien los momentos de verdadero contenido que busca un poco más de profundidad e introspección, antes del ruido y los disparos.

Mark de Zabaleta dijo...

Ciertamente es así...

Saludos