SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

domingo, 28 de febrero de 2010

De "Invictus" a "Zona de miedo", ¿qué?

wílliam venegas
Poema humanista. Eso es la más reciente película del maestro Clint Eastwood, con el título de Invictus (2009), por los poemas que acompañaron a Nelson Mandela a lo largo de sus más largos 27 años de cárcel, en Sudáfrica. Era la época de la separación injusta de los negros con respecto a los blancos. Para los segundos todo el poder; para los primeros lo poco que quedara de la mesa de los blancos. Nelson Mandela fue signo, canto y líder de la caída del infame Apartheid. De manera clásica, sin aspavientos formales, con gran confianza en el contenido del drama y con sabiduría para narrar, Eastwood nos da una lección de buen cine, indaga en la complejidad humana (individual y social) y ajusta la cámara al ojo del intelecto humano. Se entiende que Mandela es hombre que nunca abandonó a su pueblo, nunca buscó el exilio cómodo. ¿Cómo Invictus no está por un Óscar y sí Zona de miedo (The Hurt Locker, 2009)? Con esta última, de Kathryn Bigelow, veo una cinta de acción bien lograda como tal, con buenos momentos de suspenso repetidos inútilmente. Es filme que peca por cobarde, por no decir lo que hay que decir, con un final del todo discutible, que hace del soldado gringo una elegía y –de la presencia militar en Iraq– una necesidad. El que tenga ojos que vea y piense, que de nada vale la mirada para un cerebro ciego.

18 comentarios:

Daniel dijo...

Soy cinéfilo de corazón y soy fanático a su columna de cine, siento sin temor a equivocarme, q ud. es el critico nacional más confiable. Sin embargo, estoy "decepcionado". por decirlo de alguna forma, de su crítica hacia "The Hurt Locker"...
William: le pregunto, ¿no es acaso la imparcialidad más dura q ha tenido sobre una película que muestra los horrores de la guerra? la pelicula q estoy defendiendo plantea a cada soldado, a cada persona, a cada humano, nos refleja seres humanos detrás d los trajes, detras de las largas túnicas Iraquíes, las conductas autodestructivas del humano, no importa si es por petróleo, o por Alá..
Sentí tu critica muy superficial, muy incisiva, percibí tu descontento hacia los norteamericanos(lo comprendo, pq yo pienso y siento igual), pero en general debo admitir q es la primera vez q estoy en un 99.9% en desacuerdo con su reseña...Pues bueno mi critica es con una mirada mas descriptiva, la cual t adjunto
http://www.cinemania.co.cr/content/articles/563/1/Zona-de-Miedo-The-Hurt-Locker-2009/Page1.html es la de Daniel...

José Mairena dijo...

Yo creo que la película se centra, como dice el título en inglés, en mostar a una persona con el corazón cerrado ante el peligro de muerte y que esa adrenaliza es la única motivación para seguir viviendo. No es una pélicula de la guera de Iraq, eso es solo un elemento circunstancial que no aporta al centro emocional de la película, es solo una situación, el asunto es individual y, en ese sentido, sí creo que la película hace un efuerzo por profundizar sobre los altos y bajos de un personaje atrapado en una emoción, propia de un trabajo donde siempre está al límite de sus capacidades y de su sentido de supervivencia. No creo que la lectura ideológica tenga algún sentido en un relado que no lo propone.
Tu crítica es sabrosa, pero creo que vimos dos pelis diferentes. Eso es lo lindo del cine.

Geovanny Jiménez dijo...

Ya usted puede ver el documental completo "Santo Fraude", por partes o incluso puede bajarlo para hacer copias, siga el enlace:

http://www.culturacr.net/videos/documentalcr.html

Jürgen Ureña dijo...

Gracias a su película "The Hurt Locker" (2009) –estrenada en nuestro país bajo el terrorífico título de "Zona de miedo"– Kathryn Bigelow se ha ubicado definitivamente en la mira de la crítica y la cinefilia internacionales, y es hoy una de las figuras más destacadas de la llamada "mainstream" hollywoodense.
El filme evade las convenciones del cine antibelicista y prefiere la crónica de los quehaceres militares a la demostración de una tesis; la experiencia participativa y el tránsito por el campo de batalla al discurso o la moraleja.
"Zona de miedo" evidencia la predilección contemplativa de esta pintora del cine, así como su singular capacidad para fraguar los gestos reflexivos con la fuerza primitiva de los elementos.
VEA el artículo COMPLETO en
http://www.nacion.com/2010-02-28/Ancora/NotaPrincipal/Ancora2283087.aspx
o dé clic en el nombre de Jürgen Ureña en azul

Todd McCarthy dijo...

INVICTUS: "Una muy buena historia muy bien contada. (...) cada escena rebosa sorprendentes detalles, que se acumulan en un rico compendio de historia, impresiones culturales y emoción." (Todd McCarthy: Variety)

Alberto Luchini dijo...

ZONA DE MIEDO:
"Una explosión de suspense a fuerza de crear una atmósfera irrespirable, [Bigelow] consigue que sintamos el vértigo, la tensión y el subidón de adrenalida de la primera línea de fuego. (Alberto Luchini: Diario El Mundo)

Kirk Honeycutt dijo...

INVICTUS:
"Una templada e imparcial, quizá demasiado tímida, película sobre unos convulsos tiempos en Sudáfrica. Es un placer encontrar una película que realmente habla de algo." (Kirk Honeycutt: The Hollywood Reporter)

Antonio Weinrichter dijo...

ZONA DE MIEDO: "La directora Bigelow ha sabido dejar a un lado las razones que llevaron a los soldaditos 'americanos' a la guerra y se ha concentrado, con minuciosidad y un sentido físico admirable, en el día a día de la patrulla de artificieros protagonista." (Antonio Weinrichter: Diario ABC)

Warren Lee dijo...

Hurt Locket, técnicamente hablando está muy bien trabajada, pero... el suspenso no lo encontré -seguro estaba guadado en un locker, asustado, el pobrecito, ante tanto bombetazo- por ninguna parte. Las escenas de esta película, que causan supuestamente suspen¡so!, se ven a menudo en una pelicula y en otra. Con menor o mayor calidad pero... ya cansan, como las "benditas" persecusiones en carro dicho sea a la tica, o en auto.

En cuanto a Corazones estrujados, maltrechos, apretados y agobiados, mejor se ubiese,Bigelow, dedicado a plasmas en pantalla la vida de tanta niña y niño iraquí, como dice un escrito por ahí: tan niños como los nuestros, y es desgarrador su sufrimiento. De tanta madre, tanto civil niño mujer u hombre aterrorizado ante una ¿guerra preventiva, es como se dice?

Ahora resulta que pobrecitos los gringos, pobrecitos los soldados del norte, son ellos los que han vivido con el corazón apretado o hecho trizas por allá. Válgame Diii.. Válgame el pizuicas, más bien, William!

wílliam venegas dijo...

Warren, muy atinado su comentario, me hubiera encantado haber dicho lo que ud. dice en mi crítica publicada en La Nación. Ya es tarde para eso. Gracias.

wílliam venegas dijo...

Jürgen Ureña pone (¿o no?) a la Bigelow a la altura de Eastwood. ¡Válgame señor san Pedro, válgame santa María! Leer para creer.

Raven Grooscors dijo...

Aun no he visto Hurt Locker, Invuctus me parecio muy buena la actuacion de Morgan Freeman una de las mejores que le he visto.

No es tan fiel a lo que realmente sucedio en esa epoca , recuerdo mucho de ese mundial de rugby, ponen a Lumo (jugardor de nueva zelanda) como una bestia y auqnue si lo era en el campo fue un personaje que siempre impuso respeto, el rugby es un juego de salvajes jugado por caballeros.


Por otro lado la musica no es tan buena, siento que hizo falta mas. Matt deamon desaparecido.


en fin creo que deberia ganar mejor actor y ya.

Kattia dijo...

La propuesta de esta discusión es comparar "Zona de Miedo" con "Invictus" y no tiene sentido. Son dos películas totalmente diferentes y me quedo, sin duda, con "Invictus".

Soy cinéfila aficionada y no quisiera llegar al punto de hacer una exposición técnica de algo que no domino (para eso están los críticos expertos en la materia), pero el sentimiento que deja una y otra es lo que al final el espectador común mastica en su casa o en una conversación entre amigos.

¿Y qué se lleva a la casa ese espectador común, a parte de las palomitas en su estómago?: "Zona de Miedo", en su intento por acercarnos a algunos momentos angustiantes durante la guerra, nos deja la valoración gringa de lo que para ellos significa “patriotismo”… Sí, claro, podrá ser una película acertada en elementos técnicos, pero el mensaje intrínseco es una evidente justificación de actos no muy humanos.

En cambio, “Invictus”, es todo lo contrario. Emotiva, alentadora, llena de coraje y mensajes deliciosos. Me quedo con la imagen de ese gobernador admirable, estratégico, que no olvida sus raíces. Un hombre luchador, que sabe manipular muy bien la política a favor de la humanidad –una cualidad rara en estos tiempos-, logrando al final motivar a un pueblo oprimido por la pobreza y sus desdichas, para hacerlo salir del letargo en que estuvo inmerso por años… BRAVO!!!... Estas son las películas por las cuales amo el cine!!...

Warren Lee dijo...

En cuanto a Invictus... una historia bien narrada, bien hilvanada para variar, tratándose de Eastwood.

Bastante bien, técnicamente, con actuaciones apropiadas ¡y con un mensaje queee... un mensaje que sí engrandece, que alecciona, que hace que de gusto estar en el cine y hace que debajo del asiento hasta las palomitas uno olvide, macho -como diría Pericles-; y hace que uno diga como decía -o como hubiese dicho, si en español hubiese hablado- James Stewart: ¡Qué bello es vivir!; si me preguntan. A pesar de los pesares, qué bello es vivir, cuando aparecen personas como Mandela y... como Estwood en acción, con un corazón que en lugar de vivir "enjaulao", vive y late abierto, ensanchado; aportanto....

wílliam venegas dijo...

Me encanta el comentario de Kattia y su tesis de lo que ella llama "mensaje intrínseco".

Jurgen Ureña dijo...

Parece que a nuestro estimado señor Venegas, cuando se le escapa el lado religioso, reparte rezos, penitencias y culpas, según su propia medida.

Comparto el buen criterio de Kattia, quien, a pesar de llamarse a sí misma cinéfila aficionada, parece más acertada que los llamados críticos y expertos: comparar a Kathryn Bigelow con Clint Eastwood (cosa que hace William para luego cargarle el santo a otros) es como confundir el café con el chocolate.

No creo que el cine se mida en términos de altura (o de bajura, que no es esto tampoco café de Coto Brus), sino en los términos que propone cada película. Zona de miedo no pretende ser un filme antibelicista como Pelotón, ni un clásico filmado en nuestros días, como Invictus. Solo se atiene a sus propias reglas, que claro, evidentemente se han escapado ante los ojos de nuestro religioso y cinéfilo amigo.

En el cine nos sobran las fórmulas preconcebidas y nos falta muy a menudo una cierta capacidad para disfrutar, para relacionar y para ver. Ver para creer.

fran dijo...

Considero que existen otras películas que tratan sobre temas de racismo y equipos deportivos ,que van de más a menos, mejores logradas emotivamente que Invictus... siento decirlo siendo un fan del ex - hombre del Oeste., Coach Carter con Samuel L. Jackson y Remember the Titans con Denzel Washington son mis ejemplos...
Por supuesto está la imagen del señor Mandela en la película, pero si pienso en Eastwood y Morgan juntos me quedo con la imborrable memoria de The Unforgiven.

Evelyn Ugalde, Club de Libros, dijo...

Evelyn Ugalde Clubdelibros: ¿Cómo se puede perdonar a los que te maltrataron y quitaron tu libetad por casi 30 años? ¿cómo lograr que un país dividido por años de racismo e injusticias trabaje junto como un equipo? ¿cómo un partido de rugby puede darnos esperanza? todas estas preguntas las responde Mandela en la pelicula "Invictus". ¡Cinta que ha...y que ver! y que hay que reclamar el porqué no está entre las nominadas al Oscar.