SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

miércoles, 9 de junio de 2010

¿Será el 5 de diciembre un domingo sin color?

Los promotores de un referendo han entregado las firmas para evitar que se apruebe el proyecto de ley de sociedades de convivencia, donde el Estado reconoce y protege las sociedades de convivencia, que son las uniones de parejas del mismo sexo distintas del matrimonio, para que posean los derechos y deberes conforme al ordenamiento jurídico costarricense. El Tribunal Supremo de Elecciones ha fijado la fecha del 5 de diciembre para ese referendo. En el blog de Casandra leemos:
El referendo "lo que deja en claro es el profundo temor que algunos sectores de la sociedad tienen al encuentro con lo que diverge". (Leer texto completo en http://casandrahijadpriamo.blogspot.com/ )
¿Por qué no podemos los heterosexuales convivir en una sociedad justa con la minoría homosexual? ¿Por qué reeditar viejas cacerías?
Recomiendo leer Yo no soy gay, mi novia sí en el blog:
http://muchacharecostada.blogspot.com/

37 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

La democracia no solo se funda bajo el derecho de ir a votar, hoy en día se exige ir un poco más allá de eso.

El miedo es el motor de todos los conflictos y en este no es la excepción. Los que predican la palabra de Dios y condena las practicas lésbico/gays, no sé porque se preocupan tanto, no son ellos, los que se van a quemar en los infiernos, si es que Dios castiga eso.

La mayoría no debe nunca decidir por una minoría, eso sería terrible, ya que la dictadura de las mayorías, es algo muy perverso y aunque los votos “legitimen” lo que tanto desean hacer, es algo lógico que sea la minoría la que sale perdiendo.

Y es que es una cuestión de derechos humanos y los derechos humanos no deben llevarse a votación, creo que eso desnaturaliza a la democracia.

No fue Voltaire el que dijo que con lo único que debemos ser intolerantes, es con la intolerancia.

Creo que cada ser humano tiene derecho a su sexualidad y no debe ser castrado por la iglesia, por los que juzgan, por los extremistas, o por cualquier otro.

La calidad de vida se debe llevar a cabo en todos los ámbitos de nuestras vidas, y la sexualidad o su orientación sexual, debe ser disfrutada al máximo en cada ser humano.

Es un derecho soberano y de derechos humanos, y al final es un proyecto que no es llevar a un matrimonio, como lo han querido vender los que se oponen al derecho de unos y otros a llevar una vida bajo la tutela de derechos que protejan y satisfagan la vida cotidiana de todas y de todos.

Al final sí creo que este proyecto se lleve o no a cabo, no va a cambiar la discriminación de una sociedad mojigata y a veces algo perversa, que esconde debajo de las cobijas todo su escarnio, con virtudes públicas y grandes, pero grandes vicios privados.
Saludos

wílliam venegas dijo...

Mi buen amigo Roy, ha entrado usted a esta bitácora antes de que la terminara. Gracias por su visita.

Emilia González, elpaís.cr dijo...

Referéndum ¿otro memorando del miedo contaminando la elección de Alcaldes?
Emilia González
Fuente: elpais.cr | 09/06/2010
Muy mal hecho y peligroso el que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) amontone la convocatoria al referéndum sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo con las elecciones de Alcaldes y Concejos de Distrito.
So pretexto de ahorrar dinero o de ensayar el voto en el exterior, la propuesta es perversa por donde se la mire: confunde y hace uno las elecciones municipales, acto propio de las democracias representativas, con una consulta popular que podría terminar cercenando derechos reconocidos internacionalmente a las minorías, acto propio de los totalitarismos.

Gizela dijo...

Ya sólo por existir el referendum, será un domingo sin color.
Esperemos que de la palidez no pase al oscuro negro, de salir victoriosos los oscuros.
Roy tiene razón, es puro y duro miedo.
Y por su puesto, altas dosis de imbecilidad.
Parece mentira que hemos avanzado tanto, y todavía los oscurantimos y las represiones a las libertades sexuales, salgan a flote
Uffff son de las cosas que me superan!!!!!
Un besote mi queridísimo
Gizz

Casandra, hija de Príamo dijo...

Will
gracias por mencionarme (mi blog)
en esta pelea a perder
pero hay que darla y ya puse mi blog en eso
Sé que muchos blogs lo van a hacer
sé que vendrán muchos blogueros de todos lados a opinar
eso espero.

wílliam venegas segura dijo...

Estoy tan molesto. Me enoja este abuso de poder de las fuerzas mayoritarias. Me enoja que se acorrale a otros seres humanos. Estoy bravo, es el enojo que me da la impotencia de no poder cambiar lo que sucede.

Roncahuita dijo...

Los negros no podían pasar de Turrialba,las mujeres no podían votar, las mujeres no pueden ser sacerdotisas católicas, los sacerdotes no pueden casarse, los homosexuales no pueden unirse legalmente para formar una familia.

Los derechos humanos no tienen por qué discutirse ni someterse a referendos, solo se aplican, se ejercen y ya.
Ese referendo, desde su invención nace nulo,por cuanto un país que ha refrendado cuanto convenio de derechos y declaraciones universales se han creado, no puede someter a decisión de una mayoría que ya se sabe está prejuiciada por cavernícolas dogmas religiosos,por la doble moral prevaleciente, un asunto que ni siquiera debería discutirse.
Los homosexuales tienen el derecho de fundar una familia y buscar como todos la felicidad y el de disfrutar de todas las prerrogativas y beneficios de que disfrutan las parejas heterosexuales.
Todo lo que vaya contra ésto es opresión, persecución, inquisición.

Ronald Díaz V. dijo...

Anoche veía en el Discovery un programa sobre las máquinas de torturas utilizadas durante la ¿Santa? Inquisición. El índice de maldad de los inquisidores, la perversidad de la que es capaz el ser humano para infligir dolor a otros no termina de sorprenderme. Esa maligna raíz sigue ahí. Persiste abonada por la intolerancia y el irrespeto hacia quienes viven y piensan distinto. Hoy se castiga con el dedo que señala, con la indiferencia, el desprecio y la negación de derechos. Y todo, como siempre, en el nombre de Dios.

Roncahuita dijo...

Hay en Cinearte un enlace a una película maravillosa sobre el tema, se trata de una comedia española titulada "Fuera de Carta". La recomiendo.

http://cinearte-roncahuita.blogspot.com/2009/12/fuera-de-carta.html

Pelele dijo...

Sabemos que los sectores conservadores y fundamentalistas del país tienen una gran influencia; por tanto su discurso ideológico deviene en hegemónico, y la Costa Rica que ellos es imaginan y proyectan es la que se estructura como "real".

Hay posiciones realmente obtusas a este respecto. La posición religiosa y la moral judeo cristiana, por un lado, que supone que su ética providencial debe ser pasada a tabla rasa, no deja de ser una posición subjetiva.

Otras posiciones están también pringadas del tono religioso, pero agregan ingredientes; yo las llamo "biológico-productivistas". Esto es las que entienden que lo "natural" y por tanto lo correcto, es la unión entre macho y hembra, porque sólo así se "producen" nuevas "crías" y se prolonga la especie. Demás está decir que esta es una forma limitadísima de entender al ser humano.

Así llegamos a la familia y la idea patriarcal que de esta se tiene. Este concepto de familia está en franca crisis por los menos desde los 70, pero el cambio y la respuesta institucional ha sido lento y conservador.

Ante un panorama que se diversifica y cambia, las instituciones se ven en la necesidad de ampliar su cobertura.
Ya se señala arriba el tema racial, el reconocimiento de la mujer como actor social. También están la niñez, los adultos mayores, etc.

Sin embargo la union entre homosexuales, a diferencia de lo anterior, da al traste con aquel "eslogan" de la familia es la base de la sociedad,. Pues bien este eslogan era bien que mal, respaldado por una realidad social, sin embargo, de unas décadas a esta parte, esta realidad se ha agotado, sin embargo el eslogan se mantiene.
La familia cada vez es menos lo que se entendía, papamamaychiquitos,ha ampliado se espectro, ha diversificado colores, ha sumado y restado miembros...

Bueno ya me fui por las ramas de la divagación apresurada, espero que algo en claro se saque del comentario.

En el fondo lo que se quiere decir, es que los derechos y responsabilidades a los que las personas, sin distingo de ningún tipo, están sujetas, no son dosificables, y la institucionalidad de cualquier país que se precie de jugar dentro de esas reglas, debe acuerpar en general a sus ciudadanos, sin que medien subjetividades de mayorías o minorías

NV BALLESTEROS dijo...

El respeto al derecho ajeno es la paz...Benito Juarez...Me lastima ver todas las etiquetas que nos colgamos.

Besos con cariño

Amorexia. dijo...

seremos un país mediaval que apoyados en la religión estúpida casará brujas ese día, esta en los ciudadanos inteligentes y consientes no apoyar este atropello, a los ciegos tontos masa que hablan de democracia habrá que darles unas clasesitas de democracia representativa, que entiendan que no se trata de un partido de futbol donde gana el que mete más goles y los perdedores no ganan nada, no tienen nada! Recojamos firmas para enterrar la homofobia y los prejuicios, parece válido en un país donde se pueden derogar los derechos humanos de un grupo solo por que el papa manda y el pastor lo dice, y una señora vestida de rosa sin argumentos y prejuiciosa se siente ofendida por lo que otros hacen en la intimidad de sus camas y de sus almas.

Seremos ese 5 un país retrogrado donde unos se sentiran mejores ciudadanos que otros?

Alban@Abogados dijo...

Comentario IMPORTANTE
¡ATENCIÓN!

Desde luego que ese referendo es una aberración promovida por los sectores más reaccionarios de la Iglesia Católica.
Hay varias salidas:

1) Que los proponentes legislativos del proyecto lo retiren, en cuyo caso dejarían sin objeto el referendo, así no se podría realizar el referendo. Y luego presentan otro.
2) Que la Sala Cosntitucional declare que la materia de Derechos Humanos no es objeto de referendo.
3) Que el movimiento Diversidad tire una línea: por ejemplo: el abstencionismo, pues si no obtiene mayoría relativa el referendo se rechaza. O por el contrario asuma el reto de ganarlo, con lo cual lo legitimaria si lo pierde.

wílliam venegas dijo...

Emilia: qué bueno lo que escribes.
Gizela: cuesta avanzar, Gizela, cuesta.
Casandra: de usted tomé la idea.
Roncahuita: los comunistas morían torturados.
Rónald: no podía esperar otro texto de usted.
Pelele: lea bien lo que escribe aquí, más abajo, un abogado.
Nina: cuelgan etiquetas y matan.
Amorexia: creo que será terrible la andanada que saldrá de los obispos.
Abogados: buenísimo su aporte.

Gizela dijo...

¿Sabes?
A pesar de todo, no creo que cueste tanto avanzar.
Sí puntualmente comenzamos a deshojar evento por evento, en el mundo, nos sentimos agobiados.
Pero sí miramos hacia atrás con mirada más amplia, podemos percibir que hemos avanzado en la humanidad. No somos tannn desastrosos
Pero somos humanos, y victimas de la historia y sus miedos, de la historia y los fracasos, y caemos en errores continuamente.
Y te entiendo cuando te sientes tan bravo, me entiendo cuando me siento superada por ciertos acontecimientos, pero hemos de aprender a colocarnos en los zapatos de los demás, y entendiendo los absurdos orígenes, de ciertas actuaciones,no desfallecer, en siempre dar nuestro granito de arena, para que los cambios se aceleren.
Besos muchos y lindo fin de semana.

Pelele dijo...

Según entiendo, el proyecto que se llevaría a consulta popular no es el de "sociedades de convivencia", si no otro que contenía la palabra "matrimonio" en su redacción, lo cual le paró la peluca a más de un señor y una señora. Es decir, que el resultado del referendum sería definitorio solo para este proyecto, quedando aún "vivo" el de sociedades de convivencia, o sea no todo se gana o se pierde con esta abominación.

Sin embargo, lo que molesta y habla mal de esta sociedad y el giro que sus instituciones han tomado, es el solo hecho de tomar en consideración para un referendo algo que es materia de derechos humanos.

En mi opinión, la posición más coherente ante la particularidad de este referendo es la de promover que la gente no lo vote, esa es la línea que no solo el movimiento diversidad debe tirar, sino todos. Todos debemos hacer eco de esto.

Alicia Silvia Pifarré dijo...

Convocar a un referéndum para decidir si se regulan o no Derechos Humanos YA reconocidos por Costa Rica y que según Convenciones y Pactos internacionales vigentes en nuestro país DEBEN regularse internamente es... un disparate. Esto va a llevar a un desgaste inútil que puede terminar con un juicio ante la Corte Interamericana.
La propuesta de discutir en un referéndum sobre Derechos Humanos es un socavón más a nuestra vapuleada Democracia y puede ocasionar un derrumbe irreparable porque alimentará una nueva polarización, con intervención de las autoridades gubernamentales y eclesiásticas, todo bendecido por el TSE, en la cual la razón y la solidaridad cederán el puesto a los prejuicios, la ignorancia, la intolerancia y el despotismo de las mayorías.
¿Hasta cuándo seguiremos aceptando con indiferencia o en forma pusilánime el sufrimiento causado a otros? ¿Hasta cuándo seguiremos, como diría Harold Laki, "acariciando las cadenas que nos sujetan"? Hace ya muchas décadas advertía el autor inglés que "el hábito adquirido de la aquiescencia no solo transforma al ciudadano en inerte receptáculo de órdenes a quien es difícil despertar de su letargo, sino que contribuye a que el gobierno se persuada de que bastará una buena dosis de descaro para que sus imposiciones, por raras que fuesen, sean aceptadas. Frente a actitudes como las aludidas, peligran las libertades ciudadanas, pues queda descuidada aquella eterna vigilancia que es su precio necesario."
En última instancia, más allá de todo argumento jurídico o político, nuestra convivencia social solo podrá mejorar cuando aceptemos un deber universal que no nos puede ser impuesto: el del amor al prójimo.

Cinearte dijo...

Una ojeada a un director francés poco conocido en costa Rica, Robert Bresson mirando su película "El dinero" http://cinearte-roncahuita.blogspot.com/2010/06/el-dinero.html

Blog: Cinearte
Entrada: El dinero
Enlace: http://cinearte-roncahuita.blogspot.com/2010/06/el-dinero.html

wílliam venegas dijo...

Cinearte
En realidad, Bresson es poco conocido por las nuevas generaciones, llenas de estulticia hollywoodense. Pero, de joven, ante las películas de Bresson, todos se quitaban el sombrero para entrar a la sala de cine. Le recomiendo "Un condenado a muerte se escapa" y "Diario de un cura de aldea".

Rosa Sánchez dijo...

"No, no hay cárcel para el hombre.
No podrán atarme, no.
Este mundo de cadenas
me es pequeño y exterior.
¿Quién encierra una sonrisa?
¿Quién amuralla una voz?
A lo lejos tú, más sola
que la muerte, la una y yo.
A lo lejos tú, sintiendo
en tus brazos mi prisión,
en tus brazos donde late
la libertad de los dos.
Libre soy. Siénteme libre.
Sólo por amor."

William, este es un fragmento de "ANTES DEL ODIO" de Miguel Hernández. He leído tu entrada y no le va nada mal, hay muchas personas que sufren discriminación. Vivimos en un mundo donde ni se vive ni se deja vivir. Siempre he pensado que cada ser humano debería vivir realizado en aquello que es y se siente.
¿Está la iglesia en condiciones de condenar el matrimonio gay?.. Quien esté libre de pecado, tire la primera piedra.
Y como dice Roy: no debería una mayoría elegir por una minoría. Hecha la ley, hecha la trampa.
Un placer pasar por aquí.
Un abrazo.

campoazul dijo...

Es increíble que a estas alturas de siglo, en que se le supone a las personas inteligencia y sensatez, se siga queriendo quemar en la hoguera a los homosexuales, lo que sucede es que decir hoguera ahora estaría muy mal visto y dicen referendo, da lo mismo de la forma que lo digan..., son unos hipócritas, porque además detrás de esa fachada de heterosexuales hay mucho gay escondido, que por cobardía no se atreve a dar la cara...
Indignación es lo que siento.

Saludos

Belkis dijo...

Me parece muy atinado lo expuesto por Roy en su comentario. No creo que la mayoría deba decidir por la minoría. Las tendencias sexuales de cada uno son asunto que compete única y exclusivamente a la vida privada de las personas, y no creo que los demás seamos quienes para juzgarlo.
La sexualidad es un conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y sicológico-afectivas que caracterizan cada sexo.
Es muy importante reconocer el derecho a la libertad, integridad, privacidad y equidad sexual. Entiendo esta libertad como parte de los derechos propios de la dignidad humana.
Ya lo dijo el Papa Pablo VI “La dignidad del hombre requiere que obre según su libre elección, sin ninguna coacción externa”.
Ojalá se puede llegar a un consenso en donde no haya coacción.
Un placer siempre pasar por tu espacio William.
Abrazos

Carla dijo...

Gracias por los aportes que nos das de otros blogs, son muy interesantes.
Esperemos que podamos vivir en una sociedad abierta.
Me encantó tu artículo William. Buen fin de semana amigo!

roncahuita dijo...

Los promotores de ese referendo ni siquiera se han detenido a pensar un instante en el ridículo a que expondrán a este país ante las organizaciones y fuerzas humanistas y progresistas del mundo entero.

Aunque si lo pensamos bien no es extraño. De un país cuyo gobierno rinde honores a un actor de tercera como Seagal...¿Qué podemos esperar?

María dijo...

Debemos respetar la libertad sexual de cada uno, nadie somos quién para tener que imponer nada a los demás y mucho menos juzgarlos.

Un beso.

verdial dijo...

Me parecede una verdadera vergüenza y una acción tercermundista.
Aunque ya he leído en algunos comentarios que "está todo perdido", tengamos la esperanza de que de aquí a diciembre puedan cambiar las cosas.

En Eurora está reconocida la pensión de viudedad a las parejas de hecho homosexuales. No entiendo como no se tienen los mismos derechos en todos los lugares.

Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Buenisimo tu texto feliz de leerte y haberte conocido te dejo besos con flores

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado William:

A estas alturas de la humanidad es un poco primitivo no comprender a las minorías. He tenido amigos de distintas preferencias y creencias, y a mí, como heterosexual no me han disminuido ni un ápice (es más: nos faltamos más el respecto entre mujer y hombre), al contrario edifica tratar con todo mundo. Es enriquecedor.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Julia - Tu isla encantada dijo...

Es lo mismo de siempre... "A Dios rezando y con el mazo dando" Nunca entenderé por qué no podemos respetarnos todos y vivir en perfecta armonía unos con otros sean cuales sean nuestras inclinaciones sexuales. ¿A qué tienen miedo? porque creo que solo se rechaza de plano lo que realmente se teme.

Mil besitos desde mi isla,

Poetiza dijo...

William, pienso como Campoazul.Un gusto leerte amigo. Gracias por las sonrisas. Te dejo un beso, cuidate mucho.

wílliam venegas dijo...

Hay tanta coincidencia en los planteamientos que agradezco a todos sus visitas, en lugar de hacerlo uno por uno. Sigamos siendo blogueros amigos y defendamos lo que aquí sostenemos: la capacidad de opinar con responsabilidad y sin censuras previas.

Fran dijo...

A lo mejor el referéndum no debería ser la vía para que la sociedad apruebe, respalde, y vea con buenos ojos algo que es personal y solamente responde al gusto de cada persona... pero si por esta vía la sociedad costarricense demuestra su madurez y tolerancia, bienvenido el referéndum!, tengo la fe que así será!!

Laurencia Sáenz dijo...

Laurencia Sáenz
escribió un excelente artículo sobre este tema en La Nación del lunes 14 de junio, recomiendo su lectura:

http://www.nacion.com/2010-06-14/Opinion/PaginaQuince/Opinion2407113.aspx

(clic en su nombre en azul)

Al final dice:

"La sociedad costarricense sí debe ser protegida, pero no de las uniones civiles homosexuales.
Debe protegerse de la intolerancia de quienes buscan utilizar la democracia participativa para discriminar a las minorías.
Debe protegerse del oscurantismo, que nutre fantasías de destrucción irracionales y disparatadas.
Debe protegerse del integrismo, que instrumentaliza la fe religiosa para limitar derechos humanos.
Debe protegerse, en fin, de la complaciente indulgencia, merced a la cual la intolerancia, el oscurantismo y el integrismo pueden lograr su objetivo de minar avances en materia de libertades individuales y poner así en jaque la frágil convivencia democrática."

Ing. Jesús Torres dijo...

Igualdad y Justicia

Recuerdo una Semana Santa, la primera vez que realmente puse atención a Jesús de Nazaret tenía alrededor de 7 años. Estaba con mi madre, cuando en el momento de la crucifixión me puse a llorar porque no entendía la razón por la cual habían maltratado y asesinado a este hombre que curaba a los enfermos, defendía mujeres apedreadas y predicada solo amor, que además resultaba ser el hijo de Dios.
Recuerdo la primera vez que en clases de ciencias en la escuela, cuando nos explicaban que el sol era el centro del Sistema Solar, y que por soportar esta teoría Copérnica, Galileo había sido condenado por la iglesia católica, sino lograba entender como algo que era un hecho para nosotros era razón para condenar a alguien, tampoco entendía por la iglesia católica estaba tan enojada.
Recuerdo cuando entendí lo que realmente eran las cruzadas, no aquella guerra santa por paz o libertad si no una campaña de odio entre religiones por un simple pedazo de tierra que por razones históricas es considerado un lugar sacro para varias culturas. Recuerdo cuando en el colegio entendí la verdadera dimensión humana de la Segunda Guerra Mundial, cómo un solo individuo originó toda una campaña personal de odio contra los Judíos por no cumplir sus propios estándares de perfección aria, como él lo denominaba, el lavado de cerebro que manufacturó para que todo un pueblo lo apoyara en el genocidio de una cultura completa la cual sobrevivió por poco.
Recuerdo muchísimas más injusticias de las que todos hemos sido testigos o escuchado, injusticias a judíos, cristianos, negros, musulmanes; podrían escribirse cientos de tesis sobre todas las injusticias que por odio e ignorancia han ocurrido a lo largo de la historia. Sin embargo, pensaba que estas injusticias ya era cosa del pasado, al menos en nuestro pequeño pedazo de tierra. Creía que Costa Rica, que se proclama país de paz, amigable, “pura vida”, uno de los países más felices del mundo, un país que creemos marcha a la vanguardia de Centroamérica en cuanto a Derechos Humanos, estas injusticias no pasaban, Yo pensaba que mi bella Costa Rica, de la cual siempre me había sentido orgulloso de pertenecer, estas injusticias no eran más que un mal recuerdo de siglos pasados.
En pleno siglo XXI me veo envuelto en una campaña de odio contra mi persona y mis compañeros de minoría, contra mi familia, contra mis amigos que se sienten orgulloso de mi tal y como soy, contra mi madre que me enseño a ser amoroso y tolerante. En pleno siglo XXI, un grupo de personas que solo se pueden comparar con Adolfo Hitler por su inteligencia para mover masas, están usando una herramienta de democracia como herramienta de odio para aislar de la sociedad una minoría. A nosotros, personas de bien, trabajadoras, que pagamos impuestos, seguro a la CCSS y que cumplimos punto por punto con todas las obligaciones que los heterosexuales, se nos niegan los mismos derechos solo por enamorarnos de una persona del mismo sexo, derechos tan simples como poder visitar a nuestra pareja al hospital o acceder a seguro médico. Nosotros no buscamos reconocimiento para usar la palabra matrimonio, nosotros buscamos derechos básicos, llámenlo como lo quiera llamar, sociedades de convivencias o uniones civiles.

filosofiapop dijo...

El problema, como siempre, es uno de educación. Será un domingo descolorido porque iremos a votar a lo loco, como siempre :/ Qué difícil es informarse en Costa Rica, qué pereza da. Una verdadera tristeza este referéndum.

Gustavo dijo...

Bueno en Argentina si bien la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo se aprobo en Diputados falta que pase por Senadores. Todavia no salio. Y en el Senado hay mucha gente consevadora de derecha. Porque aca tambien tenemos una Iglesia que parece que se quedo en la Inquisicion y algunos Gobernadores o Senadores provinciales que parecen Señores feudales de la Edad Media

Luisa del Carmen dijo...

Los derechos humanos no se someten a votación. ¿Por qué unas personas tienen que votar, para decidir si otras tienen o no derechos humanos? Hacer esto es un gran irrespeto.
No importa la gente, no se le dice la verdad, se manipula. El proyecto que se va a someter a votación no está en la corriente legislativa, existe otro que tampoco lo está. Entonces, se va a votar sobre un proyecto que no es vinculante. Lo que se quiere con el plebiscito es tener un respaldo téorico, elementos ideológicos, para seguir discriminando a los homosexuales.
Es increíble, el Estado Costarricense, se presta a través del Tribunal de Elecciones para evidenciar legalmente la homofobia que existe en este país, que es lo que realmente interesa.
Las iglesias cristianas y la católica, se unen a los propósitos del Estado, lo cual es tan decepcionante. ¿Porqué ponerse en contra de los derechos de estas personas, si existe una historia de homosexualidad en las iglesias, sobretodo en la católica? Bueno ... entre muchos otros hechos como el abuso a menores de edad. Es ... la doble moral de esta sociedad.