SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

lunes, 27 de septiembre de 2010

Flame y Citrón: cuando los héroes dudan

FLAME Y CITRÓN
He aquí una película donde el tono épico del relato utiliza, como faja de correa, las contradicciones subjetivas de sus personajes. Hablo de la buena película danesa Flame y Citrón (2008), dirigida por Ole Christian Madsen, a partir de un guion que, por exhaustivo, más bien deja hilos sueltos. Se basa en hechos reales, acontecidos en Copenhague, en 1944, cuando la invasión de la Alemania nazi a Dinamarca. Es la historia de dos patriotas daneses: Bent Faurschou-Hviid, de 23 años y cuyo nombre de guerra es Flame (por su cabello rojo) y Jørgen Haagen Schmith, de 33 años y cuyo nombre de guerra es Citrón (porque había trabajado como mecánico en la Citroën). Con valentía y desprendimiento, ellos se suman a la resistencia clandestina en contra de los nazis. Desde nuestra butaca, somos testigos de los dilemas personales de los patriotas en el clandestinaje. Las aristas del relato no tendrían el impacto tenso si no fuera por la estupenda fotografía que se muestra, siempre con el oportuno apoyo de la música. Las actuaciones son otro plus de la película: aquí no hay actor malo, es portentosa esta escuela histriónica con actores de carácter (el filme apuesta más bien a la tensión interna de los personajes). Sea esta crítica un llamado para que la cinta no sea ignorada. (wílliam venegas)

15 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

Flame y Citrón
(Flammen & Citronen)

Dinamarca, 2008
Género: Drama
Dirección: Ole Christian Madsen
Elenco: Thure Lindhardt, Mads Mikkelsen
Duración: 130 minutos
Cines: Cinemark Multiplaza Escazú
Calificación: CUATRO estrellas de cinco posibles

PIE de FOTO dijo...

Flame y Citrón nos muestra la dureza del clandestinaje en las resistencias nacionales contra la invasión de la Alemania nazi, lo hace con riqueza estética y con fuerza en la narración. Cine danés.

Wílliam Venegas dijo...

Los métodos de lucha de Flame y Citrón se acercaron a los conceptos terroristas y se estacionan en la liquidación física de enemigos mediante el asesinato escogido (eliminar a gente importante del nazismo). Esto los diferenció de otro sector de la resistencia, encabezado por los comunistas, quienes pretendían enfrentar la invasión desde la organización patriótica que llevara a una insurrección popular. Esto sucedió así.

Wílliam Venegas dijo...

UN DATO PARA MÍ INTERESANTE EN ESTA Y OTRAS PELÍCULAS EUROPEAS SOBRE EL TEMA

Con claridad en uno de sus parlamentos, el filme toca el tema que más me impacta sobre el asunto judío: vemos cómo las distintas resistencias nacionales se encargaban de poner a salvo a los judíos, pero estos no se sumaban a pelear junto a dichas resistencias. Cada vez que puede, tal dato es referido en el cine europeo, en películas sobre la guerra antifascista.

Jordi Costa dijo...

"La riqueza de matices de la narración autoconsciente y una muy bien dosificada hondura introspectiva para redefinir las dos figuras históricas Flame y Citrón) como paradigma del héroe atormentado" (El País)

Grandine dijo...

En FLAME Y CITRÓN, la dirección de Madsen resulta compacta, y todos los pasajes están introducidos ante el prisma del espectador con cuidado, haciendo que la recreación pueda resultar verídica pero, en segundo término -y mucho mejor todavía-, que esos dos protagonistas jamás desentonen respecto al tono general de la propuesta.

THE END dijo...

Flame y Citron son buenos soldados. Como bien explica un personaje en la película; hay tres clases de soldados. Los que se meten a soldados por hacer una carrera. Son mal soldados, pues tienen miedo a morir y por tanto solo desean la paz. Los patriotas. Estos harán cualquier cosa, pero con el tiempo su ánimo decae y se replantean sus acciones. El tercer tipo de soldado, son los hombres a los que les impulsa el odio. Es el mejor soldado, estará dispuesto a todo y nunca se detendrá.
Flame y Citron eran dos héroes de la resistencia danesa. También eran unos buenos soldados.

Eduardo González dijo...

La realización de FLAME Y CITRÓN es magnífica, con planos cuidadosamente gestados. Hay momentos para la acción, para la reflexión moral y para el amor, para el engaño y para el deber, y todo ello está en armonía, sin que ninguno de los temas se haga pesado.
Conclusión final: merece la pena darle una oportunidad al cine danés.

Amor Perro dijo...

El loco del pelo rojo

Aunque peque de convencional y mil veces vista, 'Flame y Citrón' es una película a la que hay que aplicar y agradecer ese calificativo tan a menudo desprestigiado de "cine bien hecho".
La historia de dos miembros de la resistencia danesa contra la ocupación nazi en Dinamarca es interesante y está contada con realismo y buen pulso, aunque también se le puede achacar una cierta frialdad que impide la total identificación y emoción del espectador con los tremendos hechos narrados.

Estrella Altair dijo...

William... bom dia..
Me haces reir con tus comentarios en mi blog..

Tomo nota de tus pelis como Cicerone que te tengo en este tema.

Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimado Willey:

Después de la sincera vapuleada que le propinaste a mi alma con mi último texto, lo menos que deseara ahora es ser el novio de Hanna Gabriel. Nada más te aclaro que no leíste, seguro, al final del texto el contexto:
"Náralit: Poemas y ANTIPOEMAS". Aún así "Impotencia" ya anuncia todo en el título: impotencia, en ese momento de hastío, hasta para escribir un poema, por eso pido me parta un rayo!

Abrazos,
Frank.

Heiner Castillo Ruiz dijo...

El 21 de septiembre de 2010 16:33, Heiner Castillo Ruiz escribió:

Hola, primeramente queria hecerle saber que soy un fiel seguidor de sus criticas cineastas,y mas aun de su forma de hacerlas. sus escritos me son de mucha importancia y agrado pues me parecen sencillamente acertados y con una chispa sinigual que me hacen siempre consultarle,antes de visitar una sala de cines. ademas de guiarnos a muchos ticos hacia el buen gusto cineasta y mostrarnos detalles que solo una persona con su perspectiva nos puede mostrar,mas de una vez me ha llevado a consultar el diccionario y asi ampliar mi vocabulario. Me gustaria saber su opinion sobre un par de peliculas si usted me lo permite. Muchas gracias.

Heiner Castillo Ruiz dijo...

El 21 de septiembre de 2010 16:33, Heiner Castillo Ruiz escribió:

Hola, primeramente queria hecerle saber que soy un fiel seguidor de sus criticas cineastas,y mas aun de su forma de hacerlas. sus escritos me son de mucha importancia y agrado pues me parecen sencillamente acertados y con una chispa sinigual que me hacen siempre consultarle,antes de visitar una sala de cines. ademas de guiarnos a muchos ticos hacia el buen gusto cineasta y mostrarnos detalles que solo una persona con su perspectiva nos puede mostrar,mas de una vez me ha llevado a consultar el diccionario y asi ampliar mi vocabulario. Me gustaria saber su opinion sobre un par de peliculas si usted me lo permite. Muchas gracias.

Dyrson Brown dijo...

Buenas tardes Don Wílliam, el motivo de mi email, primero es para mostrarle mis respeto y admiracion, segundo para darle a conocer mi proyecto "EMPÍRICO Historia de un Oscar" nombre del Guión de mi futura película,que se filmara en HD, siempre me mantenido un perfil bajo, soy publicista de profesión, pero la vida me llevo por el camino de la producción Audiovisual y hasta fecha, tengo 14 años de trabajar en el medio de manera independiente, mi productora se llama www.dyrsonfilms.com

Fran dijo...

Con los primeros cuadro supe que iba a ver una película con buena fotografía, la ambientación me pareció buenísima, los carros, los edificios, el vestuario.. sacaron buen provecho del presupuesto que tenían que según leí era como de 10 millones de dólares, la danesa más cara de todos los tiempos.

Al comienzo pensé que sería quien interpreta a Flame quien se robaría la película, pero creo que sacó mejor la tarea quien interpreta a Citrón, es que aunque Flame es un asesino a sangre fría debe de igual transmitir algo al espectador, para mi gusto le faltó un poco de eso.

Me gustó mucho una escena donde se muestra que inclusive sus enemigos les respetan como los héroes que son...