SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

miércoles, 25 de febrero de 2015

"El francotirador": la humanidad en la mirilla del tirador

Una y otra vez hay que lamentarse de películas que se basan en hechos reales: son las menos convincentes. Sin embargo, cuando un director capaz es quien narra, la historia cambia

Eso último sucede con ese buen filme titulado El francotirador (2014), dirigido por Clint Eastwood, eslabón entre el cine clásico de gran peso narrativo a lo John Ford, Howard Hawks o Don Siegel y el megacine que abarrota pantallas en estos tiempos. Sí, cierto, los tiempos míticos del sétimo arte ya han pasado. Con su película, Clint Eastwood nunca defiende la invasión a Irak. La muestra con magníficas imágenes: la guerra es cruel y hace -de un soldado- un asesino, aunque este dude antes de jalar el gatillo. Con la figura de un francotirador, Clint Eastwood establece que la crueldad se anida no solo en un soldado, sino que este es la figura retórica de la barbarie. Cuando el francotirador regresa a su hogar es un tipo inestable, destruido o alienado por su inculcado patriotismo: ese hombre es producto de una sociedad patriarcal, armada y de superhéroes (modelo que el francotirador repite con su hijo: determinismo histórico propio de un país como Estados Unidos). Con la guerra, Eastwood nos deviene cómplices, porque somos más que mirones o fisgones al ver al francotirador acomodar la mirilla de su rifle: nosotros igual vemos desde ahí, apuntamos igual e igual disparamos. Es cuando se luce el actor Bradley Cooper, mientras la actriz Sienna Miller es la mujer que humaniza los acontecimientos. Con diferencia de tono, Clint Eastwood nos acerca a la tragedia griega. El francotirador es “una mirada al horror del hombre contra el hombre”. Esto narrado con arte visual.

28 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

EL FRANCOTIRADOR
Título original: American Sniper
Estados Unidos, 2014
Género: Bélico
Dirección: Clint Eastwood
Elenco: Bradley Cooper (Chris Kyle), Sienna Miller (Taya Kyle)
Duración: 134 minutos

Calificación: CINCO ESTRELLAS ( * * * * * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Quienes cuestionan esta película, tal vez pequen de no haberla entendido o de haberse dejado dominar por el prejuicio político. De mi parte: alta recomendación.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Los tiempos míticos del sétimo arte ya han pasado. Eastwood nos lo recuerda a cada momento con su manera excepcional de hacer cine, coincidamos o no con sus conceptos. No sé si llegará algún renacer fílmico en algún momento; si es así, no parece que sea en Hollywood.

Óscar Laguna dijo...

Muy de acuerdo, el punto de vista político hace que uno le de una mirada parcializada.

Dale Cooper - Fanatiticos del cine dijo...

Concuerdo en varias cosas, sin embargo creo que sus opositores tienen puntos válidos, el personaje de Chris Kyle más que una figura trágica se me transmitió como un héroe de acción, sufre y todo, pero jamás como muchos otros sufren en la guerra. Es interesante el aspecto psicológico que muestra la película sobre el personaje al regresar a casa, pero no me parece que lo profundizara mucho, en ese sentido se quedó algo superficial. Las secuencias de acción están magníficamente realizadas en muchos sentidos e insisto que es una lástima los que no vieron esta película en el cine. A nivel técnico y de dirección me parece uno de los trabajos más sobresalientes de Eastwood recientemente, más no una de sus películas más profundas. Si de criticar la guerra de trata, Letters from Iwo Jima es más acertada y hasta poética.

Óscar Laguna dijo...

DALE:
Dale, el desbalance psicológico de Kyle en la vida real fue mínimo, y eso muestra la película. Cuando el asiste a la evaluación con un terapeuta, es descartado rápidamente como paciente. Sin embargo él quizo ayudar a otros veteranos que tenían problemas serios problemas de re-ajuste a la sociedad y por ello se enrola en el programa que SPOILER ALERT al final le costará la vida. La película no quiere criticar la guerra per se. Si muestra que es dura pero no la critica ni tiene la intención de hacerlo. Tampoco Eastwood tuvo la intención de hacer una obra poética.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Óscar:
Cierto que el filme no tiene la tensión dramática del caso para mostrar lo que usted llama "desbalance psicológico"; pero Eastwood no elude el asunto.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Dale Cooper:
vi esta película dos veces: la primera en cine y la segunda en video: no hay punto de comparación. Hay que verla en cine, como hay que ver las películas de John Ford.

Óscar Laguna dijo...

DW:
No lo elude, y por eso mismo el personaje incluso va al terapeuta en un momento dado. Pero el terapeuta descarta su caso rápidamente. Y eso Wílliam es también, a mi juicio, una crítica que hace Eastwood a la forma como se están trantado los problemas de los veteranos, ya que se sabe que por falta de presupuesto los dan de alta rápidamente o los dejan definitivamente sin tratamiento alguno.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

De acuerdo, Oscar Laguna.
Creo que lo más injusto con esta película es que haya críticos que la hayan acusado de fascista. Eso es tan falto de análisis como decir que Boyhood es buen cine (valga el punzonazo).

Will Stark Rojs / Fanatiticos del cine. dijo...

Aparte de lo político/social (que a mi me parece incorrecto eliminarlo completamente de la critica cinematográfica) esta película para mi tiene un serio problema de contenido después de la primera muy buena mitad. Eastwood no termina de desarrollar ni el concepto de la película (si este era el mostrar la humanidad de un soldado o su heroismo o su lo que sea) y por consiguiente,ni el personaje de Bradley. Eso reduce esta cinta a un espectáculo banal. Técnicamente (obviando lo del bebe falso) es impecable, y de Eastwood no se espera otra cosa, pero por lo demás es una película de guerra vacía. Esto no viene sin cuestionamiento, porque entonces el pueblo estadounidense lo que ve es el retrato de una guerra donde ellos eran los buenos y los otros los malos, despertando un patriotismo absurdo al punto de llamar esta cinta: Vida y Obra de un patriota. Como dice usted, no parece ser la intención que fuera así, pero exactamente es un problema que no tenga ninguna intención. A esta película definitivamente le falta alma. Es todo muy mecánico y frío. Para ver una fotografía periodística de la guerra y la sociedad estadounidense, mejor leo los periódicos y veo documentales. 7/10.

JULIO MONTOYA dijo...

De acuerdo con su crítica.

La mayor interrogante que despierta una película como AMERICAN SNIPER es, que tanto debe un filme ser objetivo, dar una visión amplia de un conflicto histórico, que incluya a todos los bandos protagonistas, y de paso contribuir a esclarecer los verdaderos motivos (o la falta de éstos) detrás de ese determinado conflicto.

Partiendo de lo más básico, que, aunque sería lo ideal, una película no es la fuente ideal para educar o informar a profundidad, siento que A.S. es lo suficiente fiel y objetiva con su fuente, ni más ni menos que la biografía de Chris Kyle, soldado con fanática e incuestionada devoción por su patria, con una visión obtusa de la guerra, en donde no hay zonas grises, y es una cuestión de nosotros contra "ellos" en una carrera de supervivencia.

Cierto, la película no cuestiona los motivos de la guerra, ni le da cara o humanidad al enemigo, compuesto por "salvajes" dispuestos a matar o morir en el intento. Bastante justo: esa era claramente la visión de Kyle, ese fué el mundo que vivió. Esos fueron los cuestionamientos que no se hizo, las caras que se negó ver. Estados Unidos y el mundo está lleno de Chris Kyles, y esos son los soldados ideales de guerras con motivo o sin motivo: maquinitas bélicas que cumplen su misión sin pausa para dudas o reflexiones, porque dudar o reflexionar es cuestionar su misión, y eso es antipatriótico. O anti-religioso, si eso es la motivación de por medio.

Al espectador es a quien le corresponde hacer el análisis de qué significa lo que está viendo en pantalla y sacar sus conclusiones. Los Kyles verán a un héroe admirable, digno de ser imitado. Los demás podemos seguir sintiendo indignación y vacío de que haya personas para quienes las palabras fanatismo y patriotismo no tienen ninguna diferencia, ciegos o tontos útiles con los que los estados tienen material inagotable para defender sus causas "justas". Esos existen a montones, no se pueden ocultar o negar. La película no los está inventando.

Mi cuestionamiento es que el mensaje no se siente muy original (son variaciones de temas que ya se han visto en filmes como FULL METAL JACKET -entrenamiento para hacer máquinas insensibles para matar- y hasta THE HURT LOCKER -la guerra es 'especial' para ciertos individuos cuya 'valentía' se basa en la obsesiva compenetración mental con el conflicto-) y que la película apenas insinúa el desenlace, no insiste sobre la gran ironía que el mismo representa.

Aunque tal vez es adecuado. La ironía es para que nosotros la veamos. Kyle no opina más.

Will Stark Rojs / Fanatiticos del cine. dijo...

DW, yo sé que para usted el cine clásico Hollywoodense y la era de Eisenstein en la URSS fueron las cumbres de la cinematografía en sus tiempos. Pero déjeme decirle que el cine ha evolucionado más allá de eso y que ahora se puede contar una historia relevante sin la necesidad de seguir los cánones y formatos del cine del siglo pasado, si no que conocer sus técnicas y mejorarlos. Le recomiendo La Vie dAdele, Winter Sleep, The Tree of Life, Leviathan y Adiu au Langage para que sepa por donde se dirige el nuevo cine y sepa acoger y entender su valor.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Will Stark Rojs:
si hay un Renacimiento del cine, no será de Hollywood. La decadencia no es del cine, es de toda la cultura, es de la civilización misma, es de algo que se acerca a su final y que me hubiera gustado vivir con la pletórica actitud de Álex ("La naranja mecánica"): el final de esta mierda mal llamada humanidad. Saludos y gracias, entiendo su punto de vista, hasta su optimismo y esperanza, pero la realidad es más terca.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Julio:
Gracias por su comentario. Creo que, en análisis de textos, el cine como tal, no es debido comparar un texto con otros, menos en una sociedad tan intertextual como la presente. No está bien comparar una película con otras, a menos que se quiera ser un crítico académicamente petulante (que los hay). Podría ser comparar una película de un autor con otra de él mismo, pero no entre distintos realizadores. Cada película debe ser juzgada desde su propio universo (todo lo que esto significa) con un método de análisis en la mano (aquí es donde debe estar la riqueza académica). En general, los Fanatiticos pecan mucho de estas comparaciones, son válidas como juego amistoso de conocimiento, pero no si alguno desea ser en serio un crítico serio. Lo digo con mucha amistad y aprecio. [Se pueden mencionar influencias, escuelas, ismos, etc., pero no con categoría de juicio].

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Julio Montoya:
es cierto que existe la disciplina del arte comparado (recuerdo haber llevado cursos de Literatura Comparada), pero esto es otra historia en la investigación artística.

Winston Channer dijo...

Tuve la oportunidad de ver la película y te transporta a una realidad oculta al ojo humano, donde el hombre mata a su semejante con naturalidad, sin mediar los valores por la vida y sin tener respeto por el creador de la vida.

Mark de Zabaleta dijo...

Bien analizado...

Mónica Zúñiga Rivera dijo...

No es mala pero es mil veces mejor "The million dollar baby"...
aquí Eastwood me decepcionò un poco.

Fran dijo...

Comparto su opinión y su critica sobre la película William. No creo que Eastwood quiera justificar nada en absoluto, simplemente se limita a mostrarnos al personaje. Hace algún tiempo me sorprendió descubrir a este hombre, fue en una entrevista de la BBC presentando su libro, desde luego que su figura no deja indiferente. Por cierto, creo que es precisamente en los titulos de credito donde el director parece sugerirnos, juzguen ustedes mismos.
Un saludo.

Oscar Laguna dijo...

Algunas personas que critican la película dicen que esta es una mirada desde el punto de vista de los estadounidenses y no así de los iraquíes. Aquí mi pregunta es ¿En qué país fue hecha esta película? Este es un filme estadounidense hecho por un notable director estadounidense y obviamente nos da su propia perspectiva. Esperemos que en el futuro cineastas iraquíes o del Medio Oriente también nos presenten filmes desde sus propias perspectivas.

Milo Baggins / Fanatiticos del CINE dijo...

Fuera del asunto si es políticamente correcto o no, la palabra con la que describo este filme es mediocre. No puedo creer que resulte interesante una película bien planteada en su introducción, pero que se desinfla y se confunde conforme avanzan los minutos. Es reiterativa hasta el cansancio, y no hablo precisamente de las cuatro intervenciones de Kyle en Irak, si no que cada una vuelve al mismo discurso del soldado patriota y resta importancia a su dilema familiar y social. Se siente el manejo de temas pro guerra y anti bélico por todo lado y en ese punto no veo credibilidad en lo que quiere decir Eastwood, y en todo caso, si su intención era crear un biopic, le queda muy bajo el rendimiento. Presentar al protagonista asustandose por ruidos es de novatos. Por último, qué escenas en los créditos más baratas; con razón es casi la más taquillera de EEUU.

Po dijo...

DW, creo que le voy a hacer caso a Milo Baggins y no iré a ver la película,
espero que don Milo sea una persona responsable con lo que afirma.

Po dijo...

Bueno, con el permiso de don Milo, la veré cuando la alquile en vídeo. Gracias DW y ahí perdone.

Orlando Morales dijo...

Don William, qué le hace pensar que si a alguien no le gustó la película es "porque no la entendió", y que le hace pensar que usted sí lo hizo? Así como con su comentario de que si alguien argumenta que Boyhood es buen cine es alguien "falto de análisis" (Me gustaría verlo debatir así con Bertold Salas u otros).

Ese tipo de comentarios no ayudan al análisis y nada más muestran la peor faceta de un crítico (una que usted mismo señaló): la de ser petulante. Usted no es el único que ha visto películas de Eastwood, o el único capaz de "entenderlas". El crítico tiene sus puntos de referencia siempre, como los de cualquier persona, y su capacidad de crítica viene en parte de su capacidad de expresar claramente sus opiniones y razones a otras personas, así como muchos más lo hacen.

De ahí que mucha de la crítica formal haya ido desplazándose al internet y otros medios: pues existen muchas más voces y mentes que las "oficiales" o los "criticos" serios que usted intenta defender. Lo digo porque no comparto su posición de cómo debe compararse una película o con cuáles, como si hubiera una regla universal de cómo debe hacerse una crítica.

Recuerdo que a Roger Ebert también lo despreciaban por no hacer sus críticas a la manera académica como otros hacían, y sin embargo yo lo considero uno de los mejores. Al final siempre estamos leyendo subjetividades, que muchas veces pecan al tratar de endilgarse el punto de vista más objetivo. Digo esto también con mucho aprecio, pues he disfrutado muchas de sus críticas, así como he odiado otras.

Con respecto a American Sniper, yo creo que ningún filme se desliga totalmente de su contexto, y el hecho de que Eastwood no haya querido enmarcarla en un contexto político no significa que el espectador tenga que aceptar esa premisa de entrada. Muchos sabemos el dolor que sufrió el pueblo iraquí y otros a causa de una guerra sin sentido, y no creemos en esa posición de "yo solo cuento mi lado de la historia". Chris Kyle representa el soldado ignorante, que no cuestiona, que es manipulado por la primera cadena televisiva que le diga que "su país está en peligro", que no duda en matar a otro ser humano si lo convencen de que "es por un bien mayor". Evidentemente es por el sistema de valores que Eastwood muestra, pero lo que obtenemos al final es una victimización de este soldado, su heroificación trágica y un "agradecimiento" a su labor de "defensor" del pueblo. El éxito que ha tenido en EEUU demuestra esto: es una película inspiradora para toda la derecha militarista y su mensaje "más crítico" pasa inadvertido por ser poco claro o pretender ser "neutral".

Tracy dijo...

Buenísima película, aunque es sumamente fuerte, pero DESGRACIADAMENTE REAL.

Luis FernandO G dijo...

Clint Eastwood es ante todo un contador de historias, descendiente de el clasicismo a lo John Ford. Su intención es siempre trasmitir un mensaje y que el espectador juzgue por su cuenta, no le interesa tomar partido ( a diferencia por ejemplo de un cineasta como Oliver Stone). Recuerdo que cuando estrenó Million Dollar Baby la más recalcitrante derecha cristiana atacó su filme. Hoy curiosamente es la izquierda antibelicista quienes acusan su película de fascista (raro no?)
Chris Kyle es ante todo un personaje contradictorio heróe para algunos y asesino para otros, pero es esta misma contradicción la que despierta el interes de Eastwood ( el tipo no es ni bueno ni malo ni feo: es todos a la vez). La descripción de Kyle y su psique se ajusta a la de cualquier soldado de cualquier país que es enviado a una guerra cuyas razones no están claras. La psicología detrás de cualquier enfrentamiento militar es convercer al soldado al que se entrena que a quienes enfrenta no son humanos de carne y hueso como ellos sino que son "salvajes" "terroristas" "infieles" o cualquier otro epiteto que sirva para deshumanizar al enemigo. Kyle es fiel reflejo de eso ni más ni menos. Es similar al William Munny de Sin Perdón; un tipo moldeado por la violencia extrema y que vive bajo los efectos que dicha violencia puede tener en un ser humano. Pero al igual que Munny para unos es una leyenda mientras que para otros es un asesino de mujeres y niños, todo en uno imposible de separar. No hay blancos y negros en nadie sino muchos matices de grises. La pelicula es un fiel reflejo de lo anterior lo cual a su vez es un tema que ha fascinado a Eastwood a lo largo de su filmografía. En términos generales la considero una muy buena y recomendable pelicula (aunque no se cuela entre las obras maestras del director). Sin embargo considero incautos a aquellos que pretenden que
Eastwood tome partido y dicte veredicto final sobre quien fue Chris Kyle

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

Luis Fernando:
Me gusta la comparación con el personaje de "Sin perdón" o "Los imperdonables"