SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

domingo, 14 de marzo de 2010

Lo siniestro es eso... ¡siniestro! con Scorsese

Es impresionante ver la manera cómo el gran realizador Martín Scorsese recrea los laberintos mentales dentro de los laberintos físicos de un hospital psiquiátrico, de manera imbricada, unos con otros, para dar lugar a una sólida narración en la película La isla siniestra (2010, Shutter Island). El tono policial se acentúa con su propio suspenso dentro de lo que se llama thriller psicológico, que también asume características cercanas a una espeleología mental, así de contundente es en su ánimo este filme, cuyo guion, de Laeta Kalogridis, se basa en la novela del escritor Dennis Lehane, autor de Río Místico, llevada al cine por Clint Eastwood. La paranoia sobre la cual se sustenta el argumento de esta película lo apaña a uno, lo agarra del cuello y eso sucede dentro de la más sólida corrección formal: siempre hay un pulido cuidado por el encuadre, por el plano y por el devenir de las secuencias. Debo mencionar como sorprendente y genial, el movimiento de los actores/personajes dentro del cuadro, de ellos dentro de la sobrecogedora composición de luz, color, ruidos, voces y silencios.
Recordemos que el cine es narración y representación. En La isla siniestra, los histriones llevan el relato por dentro, como la locura misma. Tal vez, hubiera sido mejor ver a Leonardo DiCaprio un poco más contenido en algunas secuencias. Lástima esa cara aniñada, de barba escasa, que carga como una maldición.
En ningún momento, ningún histrión se encuentra despegado ni desapegado del formidable planteamiento de situaciones que muestra este largometraje. Ben Kingsley y Max von Sydow logran darle sustancia de enigma a la trama. La atmósfera escénica es apabullante, con el aporte excitante de la música y de la fotografía. Scorsese hunde su mano en la llaga de la locura en una isla de canibalismo mental, siniestra.
william venegas

25 comentarios:

wílliam venegas dijo...

No exagero. Es película asombrosa por su alta calidad, tanta que no hubiera querido tanta, porque siempre sentí la mano de Scorsese como quien adrede hace una obra eximia, más que maestra, y me bastaba con que la hiciera excelente. Hay maestría excepcional en la puesta en imágenes, eso visual que es el arte de una película, sustrato narrativo de un filme.

Sergio Román dijo...

ATENCIÓN BLOGUEROS Y CINÉFILOS
www.sergioroman.com
Hoy estoy empezando una serie nueva, dentro de mis bitácoras, que llamaré: "Cartas a la Cinefilia" alrededor de la pregunta ¿Qué hace que una cinta sea "cine" y no teatro filmado o material de apoyo para disertaciones especializadas (por ejemplo, psicología en: Aristaraín, "Martín ", o, antropología en: Llosa, "La teta asustada")? s

wílliam venegas dijo...

Recomiendo efusivamente la página del Maestro Sergio Román. Siempre hay mucho que aprender de él: ¡qué lo diga yo!

Es
www.sergioroman.com

Escribo mi nombre con su link para que lleguen a su sitio con solo dar clic en mi nombre en azul.

ella también grita dijo...

http://ellatambiengrita.blogspot.com/
Voy a renovar mi blog , voy a haceme oir un poco más, voy a expresar mis sentimientos al mundo y no solamente al viento y no solamente a la soledad, por eso le invito a que visite mas seguido mi blog es http://ellatambiengrita.blogspot.com/

Soley Bernal (canal 13) dijo...

El maestro Martín Scorsese, nos regala un nuevo clásico del cine, con la espectacular cinta la Isla Siniestra, donde pone a prueba la mente del público con un guión perspicaz y con giros inesperados.
En el papel protagónico pone a su actor consentido Leonardo di Caprio que expone una vez más su madurez actoral, con un personaje exquisitamente interpretado, un agente federal atormentado por sus recuerdos, que trata de investigar la extraña fuga de una supuesta asesina; pero lo que encontrará en la isla, sorprenderá a todos, llevándolos a la delgada línea entre la locura y la sensatez.
Cinematografía muy recomendada, con excelentes actuaciones, dirección vibrante que se ve apoyada con éxito por la fotografía, el casting y la tenebrosa locación. No deje de ver la Isla Siniestra.

Calificación: 10

Lussy Poeta dijo...

"Me encantan las tramas con secuencias psicológicas y aciago, me mueves a verla!!! Tks"

Rónald Díaz V dijo...

Hola,
Es increíble que se promocione la cultura del desecho de esta manera.. Ante la irresponsabilidad de algunas empresas, los consumidores podemos y debemos convertirnos en agentes de cambio. Los invito a leer, comentar y compartir Únete a Pepsi ¡y contamina!
--
Ronald Díaz V.
www.laletramenuda.com

Azaria Abarca dijo...

Qué gusto, creo que usted no se acuerda de mí, pero yo solía bloggear también, y leer sus opiniones acerca del cine. Y usted solía visitarme y dejar algún comentario. (Azaruko)

(Carlos Boyero: Diario El País) dijo...

"Scorsese narra con maestría. Crea un universo desasosegante. Sales de esta película con sensaciones muy raras. Me ha enganchado esta retorcida y enfermiza tela de araña."

(Lluís Bonet Mojica: Diario La Vanguardia) dijo...

"Fascinante. Una mórbida atmósfera que va apoderándose del espectador, pudiendo descolocar a quien espere las convenciones que manufactura el adolescente Hollywood."

(E. Rodríguez Marchante: ABC) dijo...

"Tiene uno de los guiones más sorprendentes que se recuerdan. Brillante, excesiva, tramposa. Magnífica interpretación de DiCaprio. La mezcla de terror gótico con lujosa serie B y con terrible drama semioculto es brutal"

(Luis Martínez: El Mundo) dijo...

"Scorsese imparte magisterio. Adrenalínica y voraz. No es una simple lección de cine, es el cine convertido en lección y misterio. Genial"

fran dijo...

Algunas películas no te dejan ir, este es el caso de La Isla Siniestra, te atrapa desde el inicio, con un ambiente clásico propio del cine de la época donde se desarrolla la historia, por otro lado Scorsese siempre está caminando la milla extra utilizando hasta el último recurso para embellecer la película dentro de una siniestra historia que es redonda y sin fisuras, a diferencia de Río Místico que para mi gusto tenía un par de torpes coincidencias que debilitaban la historia.

Lo mejor de Scorsese con Di Caprio, sin embargo sigue siento este último lo más débil, con su cara de niño que sirve bien para un adolescente enamorado y suicida como en Romeo y Julieta o en su secuela... Romeo y Julieta en Barco también conocida como Titanic.

ÓNIX dijo...

William, nuevamente de acuerdo con lo que comentas en tu post...

Scorsese es un artista en todo el sentido de la palabra, es un maestro del cine..

Demostrado en más de una oportunidad...

Además sin dejar a un lado esa idea brillante, esa pluma elemental de Dennis Lehane.

Siempre lo he digo, estas historias cuando son llevadas al cine, por más impresionantes que resulten, jamás serán mejor que el libro como tal.

Sin embargo hay que reconocer que el film es magnífico.. Salvo esa acotación: Di Caprio es buen actor, en esta película nos demostró que es más que un simple galán y que tiene mucho para dar, sin embargo su rostro de niño no lo ayuda en mucho por lo menos no en esta trama...

No tengo nada negativo que apuntar sobre tremenda pelicula..

Excelentes como siempre tus comentarios William, mis saludos...!!!

Yáñez-Figueroa dijo...

Como psicóloga, 'La isla siniestra' me permitió confirmar lo mal que anda la salud mental.
No por casualidad, Scorsesse escoge este tema. Es que es importante conscienciar cuán grave es la problemática. Según la OMS, la enfermedad mental en los próximos 20 añs ocupará el primer lugar en la jerarquía de padecimientos.
Creo que la película es un S.O.S. de Scorsese, para que reflexionemos sobre el asunto.
Solo en su mundo inmediato (el cinematográfico), la enfermedad mental campea: suicidios por depresión (Ledger y otros), drogas (el hijo de M. Douglas), violencia intrafamiliar (Charlie Sheen, el caso más reciente).
Glenn Close acaba de aceptar que sospecha de antecedentes de demencia en su parentela (le acaban de hacer la secuenciación de ADN). De Britney Spears declaró su padre que cree que padece el trastorno afectivo bipolar...etc.
En nuestro mismo país, los casos por padecimientos esquizofrénicos, bipolaridad, ciclotimias, etc., aumentan.
Estoy convencida de que las enfermedades tienen causas de origen biopsicosocial.
No en vano, en 'La isla siniestra', el personaje de "YO desintegrado" que interpreta Di Caprio, es un soldado de guerra que ha experimentado vivencias atroces.
Recordemos aquellos parlamentos en donde con tremenda angustia, se lamenta de haber asesinado a tanta gente. Quienes psicoterapiamos, sabemos cuanto mal causa la autoculpabilización, a la salud mental y emocional de las personas.
Y si las cifras de padecimientos mentales van en aumento, vean que esto va en proporción con el aumento de los contextos violentos en nuestro mundo.
Me doy por aludida al llamado de Scorsese porque emprendamos, con carácter de urgencia, la construcción de sociedades en donde las relaciones sean cada vez más amistosas y esto pasa por no descuidar las campañas antibélicas.
Sin duda, quienes hacen de la guerra su negocio (rentabilísimo)tienen la mayor cuota en la pérdida de salud mental.
Acordémonos de que los efectos son expansivos: no hay que estar en las guerras de Afganistán u otras, para que nos afecten. Las guerras conforman una atmósfera generalizada, cuyos blancos de impacto son absolutamente individuales.
Scorsese ha de estar harto, como persona, de tanta carnicería, en un mundo que tiene todos los recursos para vivir en paz.
Él ha echado mano de lo único que puede darnos: su maestría para mostrarnos la realidad mediante la pantalla grande.
Personalmente quisiera responderle conscienciando aún más la situación y opiniéndome a la demencia bélica por los medios que sean dables (éticos, por supuesto. No cayendo en la trampa de la Ley del Talión).

Paya Siles dijo...

Hola, soy la novia de Oscar Mario.
Quiero decir que Di Caprio, con su bella mirada de niño, más bien le aporta dramatismo a la trama.
Posiciónense en aquella escena donde se ha de fusilar a un montón de soldados:
¿Qué se ve? Un Di Caprio (no recuerdo la escritura del nombre de su personaje) con la angustia del niño que ha sido mandado a guerrear a la fuerza (Servicio Militar Obligatorio).
Tembloroso el soldadito, presa del pánico, con el rifle temblando entre sus brazos (pecando a la fuerza), a punto de echarse a llorar. Genial escena!
Un niño inerme, que en donde debería de estar no es asesinando, sino en el cole, o en la U, escalando el Everest o jugando béisbol, en fin...
Acordémonos que la mayoría de soldados son gente muy joven, con su mente tierna. Todo eso lo expresa la divina mirada de Leonardo, lo que hace que se arrugue aún más el corazón en una cinta cuyo tema es patético.
Por algo Scorsese se siente tan seguro, trabajando con alguien como Leo.
Nota: Accesamos LA HUELLA DEL OJO debido a una amistad suya. Nos hemos dado el atrevimiento de hacer rodar el link. ¿Le importa?.
Está regio, gracias.

wílliam venegas dijo...

Paya Siles:
Gracias por convertirse generosamente en relacionista pública de mi blog. Ojalá todos hicieran lo mismo, no es fácil divulgar un blog. Y gracias por su comentario. Espero que usted y Óscar Mario no pierdan esta huella del ojo, que necesita de buenas miradas, como las de ustedes.

Óscar Mario Jiménez dijo...

Interesante perspectiva la de la psicóloga, hasta me apuré a ir a ver la cinta. Es interesante.
Opino que hay dos historias en una, pero me di cuenta de eso hasta que, cuando viniendo del faro, el marshall descubre el sitio donde Rachel se ha escondido.
Fue que me llamó la atención que saliera aquel raterío espeluzmante y el marshall somo si nada, caminando entre ellas y viceversa.
Hice el conecte con el comentario de la psicòloga y !claro! aquello ocurría en el delirio del personaje (alucina, oye voces,es fóbico, agorafóbico, por eso se enferma en el barco, etc).
Creo too que Scorsese se aprovecha de la historia, para de paso denunciar los procesos lobotómicos (lavado de cerebro) que too interesaron a Kubrick (Naranja Mecánica).
Concuerdo con la psicóloga que a los realizadores preocupados por las consecuencias fatales de la guerra, les interesa que tomemos conciencia sobre esto.
En la película hay una historia no contada: ¿por qué Dolores mató a sus bebés?. Mi novia y yo especulamos, a la salida del cine: Podría ser que ella también sufriera de alguna demencia, pero too podría ser que, el haberse unido a un paranocico de guerra la haya perjudicado, al punto tal que llegó.
Que un loco hace 100 dice el dicho.
No vayamos lejos con las consecuencias enfermizas de la guerra. Ahorita en nuestro país se está ventilando el caso de un médico llamado Harlen, cuyo vecino, un gringo paranoico, excombatiente de la Guerra del Golfo, le disparó con una arma de gran potencial y lo mató.
El gringo no fue sentenciado con càrcel, sino enviado al psiquiátrico pues parece que está loco. (¿cualquier parecido con el marshall, pura coicidencia?).
Este problema de las guerras como negocio y en donde están enfermando la mente de quienes combaten en ellas, debe pararse.
Hoy mismo leí un discurso del presidente Arias, donde denuncia lo que hay de fondo (muchos millones de dólares).
Dólares con los que la humanidad puede resolver todos los problemas basicos de supervivencia y hasta màs. Recomiendo la película, es fenomenal.

BELMAR dijo...






Gran película!


Kattia dijo...

Una película para volver a ver, definitivamente... Aunque, como dice Fran, la cara de niño de DiCaprio -a mi gusto- no me termina de convencer

xwoman dijo...

Esta película me gustó. Quedé fría. Pero aún no sé por qué yo hubiera querido que toda la locura fuera realidad!

wílliam venegas dijo...

Xwoman, ¡si toda esa locura era realidad! Al menos en la realidad intrínsica del relato. ¿O usted la quiere también fuera de la pantalla?

xwoman dijo...

jejejej, me refiero... me enemoré de la idea del gran detective que atrapará a los médicos perversos que hacen experimentos con los pobres dementes!
:D

Esperaba que no estuviera más loco que yo...
snif!

roncahuita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
IAZurdia dijo...

Hasta ahora vi "Shutter Island" (Isla Siniestra), y pensé que sería mucho mejor de lo que fue por todo lo que había leído y escuchado de ella. Lo cierto es que es predecible desde la 1era hora, con una producción que en aspectos técnicos pudo haber sido mucho mejor, sobre todo en el manejo de luces de la escena del Pabellón C (y máxime con la millonada que deben de haberse gastado), y además con una trama que no es nada novedosa. Otra película sobrevalorada. Es entre regular y buena, pero hasta ahí.

Saludos después de tanto tiempo don Wílliam.