SEGUIDORES: SE TRATA DE LA HUELLA DE CADA SEGUIDOR, ¡AL OJO! ¡DEJE AQUÍ SU HUELLA!

lunes, 23 de febrero de 2015

"En el bosque": sobre cuentos, filme que pierde cohesión

En el bosqueAmasijo de cuentos de los hermanos Grimm que no pasa de ser, en cine, algo así como un tamal mal amarrado. 

El realizador Rob Marshall explotó de manera exitosa en el 2002 con un musical aún muy mentado: Chicago, con dos mujeres en la cárcel, según el argumento. Ahora regresa con otro musical, especie de alocada mixtura de cuentos de los hermanos Grimm. Esta nueva película del señor Marshall (también coreógrafo y director de teatro) viene con el título de En el bosque (2014). Es la versión cinematográfica de un musical exitoso en Broadway, cuya música me parece del todo insípida. La acción se ubica en un bosque mágico. Aquí se trata de una bruja fiel a sus sortilegios: ella desea recuperar su belleza original, para lo cual necesita el rojo abrigo de Caperucita, el zapato dorado de la Cenicienta, un ramillete del cabello de Rapunzel y una vaca blanca como la leche. Para tener eso, la bruja obliga a un panadero y a su bella esposa para que los busquen. A cambio, podrán tener un hijo. Es cuando aparece Jack, quien hace loco con sus frijoles mágicos y con sus idas a lo alto del cielo, donde habitan gigantes. También aparece un par de príncipes vanidosos. El más joven desea liberar a Rapunzel, encerrada por la bruja. El otro quiere enamorar a Cenicienta; sin embargo, seduce a la esposa del panadero. Hay un lobo que canta muy feo y, aún así, se come a la abuela de Caperucita, mientras esta se come las rosquillas del panadero. En fin, de no acabar. La trama de la película se enreda de manera antojadiza, sin lógica alguna, ni con sus causas ni con sus efectos. Es fábula minusválida por su ausencia de moraleja... ¡puro cuento!
Esta crítica continúa en comentarios con otros detalles...

11 comentarios:

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

EN EL BOSQUE
Título original: Into the Woods
Estados Unidos, 2014
Género: Musical
Dirección: Rob Marshall
Elenco: Meryl Streep, Emily Blunt, James Corden, Johnny Depp
Duración: 125 minutos

Calificación: DOS ESTRELLAS ( * * ) de cinco posibles

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

¿Culpa de quién?
Si la obra en Broadway pretende ser una loca recreación de los cuentos supuestamente infantiles para, así, burlarse de ellos con puya o ironía, aquí, en cine, el asunto no pasa de ser una versión higienizada, lavada con agua bendita y echada a perder en un dos por tres.
¿Culpa de quién? Pues de los estudios Disney, responsables una y otra vez de andar poniendo azúcar donde hay sal y de convertir el humor negro en gozo edulcorado, o sea, empalagoso. Estoy a punto de aceptar que la congregación Disney, con las excepciones del caso, es nefasta para el desarrollo del cine actual.
De este filme podemos salvar la dirección artística, porque funciona bien el mundo visual (escénico). Dicha dirección de arte se apoya en buena fotografía y en buen trucaje.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...

EL POBRE LOBO
Es excelente la participación de Meryl Streep como la bruja y es gustosa la actuación de Emily Blunt, como la esposa del panadero. Johnny Depp hace el ridículo como el lobo. El resto es para echarlo en el saco de Uvieta.
Extraño: presentan la película como cine familiar, pero no es lógico que el filme esté doblado al castellano, ¡excepto en sus cantables! (estos aparecen con subtítulos). Lo digo en defensa del espectador infantil, sin edad escolar.

Wílliam Venegas Segura (DW) dijo...


No puedo recomendarles este filme acartonado. En el bosque es revoltijo de temas y sucesos (aventura sin Norte), donde no hay cohesión dramática al estructurar su mundo imaginario. Tiene partes aceptables, cierto, pero las partes no valen por el todo: es cine mediocre, ni para güilas ni para adultos.

Sergio dijo...

Yo SÍ puedo recomendar este filme.

De los musicales, lo más molesto es que de repente los personajes empiecen a cantar y estanquen la narrativa con canciones que uno no conoce o no tienen mucho que ver con la historia en general.

Curiosamente, en esta peli, cada canción, con su respectiva letra, hace que la trama avance y le dé un giro interesante al popurrí de cuentos que tiene la historia. Si no es ese el caso, las canciones profundizan cada personaje: sea la Cenicienta que duda si quedarse con el príncipe o no, sea la bruja que se dió cuenta que ama a Rapunzel como hija pero no sabe cómo demostrarlo sin ser abusiva, o (incluso mejor) la mujer que se pregunta si el bosque la ha cambiado, porque tiene sentimientos hacia el príncipe y no su panadero.
Con una sátira genial, en medio del río, a los príncipes que sufren de desamor.

Estas canciones significan algo más en la historia disfrazada de cuento de hadas. Por suerte Stephen Sondheim tiene unas geniales letras que acompañan melodías sombrías, propias del bosque. Eso sí, se sostienen solas, porque la dirección de Rob Marshall es de irregular a mala. Por suerte, ¡por suerte! está Meryl Streep ahí que le sale natural (¡y puede cantar!) y Emily Blunt que brilla solita. Destacan también Anna Kendrick y Chris Pine.


Sí tiene sus fallas narrativas al final, salidas rápidas (Rapunzel), pero no le quita fuerza al final anti climático tan raro e inusial para una película de Disney.
Son fallas por copiar, casi por completo, a su obra teatral original de 1987; no tiene la oscuridad de esa, pero logra algo sombrío y distante dentro del bosque mismo.
¿Qué representa? Que la gente, con el tiempo o con los lugares, puede cambiar, puede verse afectada por los acontecimientos inesperados de la vida, por más aleatorios que sean.

Eso mientras se canta con rimas ingeniosas y bien llevadas sin exceso que canse al espectador.
Por eso, o porque a mí los musicales me encantan, yo SÍ puedo recomendar este filme, consciente de que este género no es el plato favorito de la mayoría del público.

Chasgracias.

Po dijo...

Qué bueno DW que el amigo Sergio está saliendo impetuoso y respondón con sus críticas...
Yo Sí escribe el amigo Sergio,
pues yo NO amigo Sergio.
Fui al cine con mis panditas una niña y un niño y bostezaban más de la cuenta porque ahí todo era sin magia para ellos y para mí. Imagínese que DW no dice que el cuento de Cenicienta cuentan tres veces lo mismo, el de Rapunzel también se repite y así por el estilo como las indecisiones de la familia panadera o los frijoles mágicos de Jack que se repiten esas habichuelas como decimos en mi país.
Yo No la recomiendo amigo Sergio y prefiero oír a Cricrí co mis panditas que la in-música de esta película.

Rendan Laveriz dijo...

Con todo el respeto hacia opiniones contrarias, no me gusto lo mas mínimo esta película, canciones que no llaman la atención, escenarios que se repiten hasta aburrir, argumento que mas bien brilla por su ausencia, pretendió ser algo que finalmente no fue. Un abrazo compañero.

Will Stark Rojs / Fanatiticos del cine. dijo...

Don William...
De verdad que es una película superficial y melcochosa. Johnnie Depp interpreta un episodio de lo que llamamos pena ajena (alguien debió decirle que canta espantoso). Como decía Bergman, hay actores y personalidades en Hollywood... Depp pertenece a la segunda clase.

Evelyn Ugalde Barrantes - Evey dijo...

¡Revoltijo! ¡esa es la palabra!

Michael Vargas dijo...

Bueno, igual no tenía intenciones de verla, DW.

Clara Calvo Fernández dijo...

la fui a ver con más ilusión de la que salí, pero tampoco me llegó a defraudar del todo. Las canciones eran mejorables, si, pero en general, me pareció un musical salvable, para entretener. Tengo que decir que la vi con 10 adolescentes gritonas y faltosas detrás y aún así la disfrute, aunque claro que si, es totalmente mejorable. Me gustaron mucho Meryl Streep y Anna Kendrick (esta chica tiene mucho potencial!)

Me duele leer por ahi esas acusaciones hacia Johnny Depp, pues aunque no haya sido su mejor papel, no se puede decir que es mal actor, creo que nos ha regalado actuaciones fantásticas a lo largo de su vida (y espero que lo siga haciendo)